Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

¿Escapando de la vida? ¿O buscándola? [Andorra/Cain/Argo/November] (Pasado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Escapando de la vida? ¿O buscándola? [Andorra/Cain/Argo/November] (Pasado)

Mensaje por Invitado el Dom Ene 29, 2017 4:15 am

Música para el ambiente:

¿Escapando de la vida? ¿O buscándola?

“Buscamos en las infinitas olas una vida libre, pero somos prisioneros de nuestro propio destino”.

Muchos recuerdos le llegaban a su extraña mente cibernética, una similar a la de los humanos pero con la pequeña ventaja de recordarlo todo pues lo que observaba y escuchaba se almacenaba en su base de datos. Su “niñez” había sido en Gecko y ahora volvía no como un civil más de la olvidada isla, sino como un pirata. Se mantenía paciente sobre el piso principal del barco, pues a cada paso rechinaba con mayor potencia y eso le molestaba. Sus oídos se enfocaban en los marineros que trabajaban en el barco, una corbeta bastante antigua era su medio de transporte a cambio de bastante dinero, lo único que pudo pagar en el momento. El barco apodado “La Serpiente” por su gran capacidad de camuflaje y velocidad había servido a la armada naval hace veinte años realizando la labor de escolta para los buques mercantes, ahora no era más que una vieja porquería de madera que estaba siendo mantenida a base de descaro hacia sus pasajeros, pero su fama le precedía al ser de las más seguras en los viajes entre isla e isla evitando simples piratas y ladrones de poca monta que amenazaban cada cierto tiempo. November apreciaba en silencio como se acercaba a su viejo hogar, sin soltar una palabra; en cambio sus compañeros de viaje se emocionaban al saber que su viaje estaba a punto de concluir. Espero el atraque de La Serpiente.  

Camino entre toda la multitud, conocía el lugar, pero ellos no lo conocían a el puesto que se camuflaba entre las personas debido a su real identidad, aunque para ser un robot su parecido a un humano era sorprendente, a veces no podía evitar que sus engranajes y circuitos se estropeen y termine haciendo el ridículo frente a su hermana, o incluso los lugareños. Alzo su vista al cielo, un día despejado. El sol golpeaba leve pues estaba atardeciendo, como era primavera las flores comenzaban a esparcirse por todo Gecko que poseía la fama de ser un paraíso verde. Su primera parada iba a ser la cantina del “El cerdo Barry”, un anciano de cincuenta y tantos años que vivió de su establecimiento toda su vida. su padre falleció cuando era muy joven y se quedó solo con su madre, una bruja amigable que leía el futuro a los lugareños; no mal tenía entendido ella estaba muerta desde hace más de dos años. Ahora Barry se dedicaba a sus hijas que estaban saliendo de la adolescencia y como todos sabemos a esa edad la picazón en su parte noble es un problema, problema que le traía a Barry cuando las encontraba en el establo con chicos de otros puertos. El robot no pudo evitar sonreír como si sintiera que eso era gracioso, era obvio que no lo sentía, pero trataba de parecer lo más humano posible.

Alzo su mano para abrazar el picaporte, pero alguien se le adelanto desde dentro, un joven de cabello verde que no llegaba ni a los veinte años salió disparando hacia la calle, en su rostro se veía preocupación y se lo apreciaba sudado. Barry salió detrás de él, por un centímetro casi no lo raja a la mitad con su cuchillo de cocina. Como era predecible el muchacho escapaba a toda velocidad y Barry, oh Barry, estaba hecho un puerco asqueroso que no podría correr ni aunque su vida dependiese de ello. Apoyado sobre sus propias rodillas y respirando con dificultad, levanto sus ojos que pasaron a ser dos platos enormes, se enderezo al instante y su panza reboto unas cuantas veces tras ese movimiento. Ambos se piraron por unos segundos, Barry el chef más famoso del poblado con su vestimenta de color blanco tan sucia, llena de jugos y comida y November, un sujeto tan extraño como los misterios del mar. El rostro que habia sido de ira, secundado por el misterio y ahora la alegría, comenzó a reír como si fuera un cerdo. Si, de ahí su apodo. Un cerdo de barba canosa y amante de la comida y el alcohol.

¡Muchacho! ¡Hace años que no te veía! —Menciono atando su cuchillo a una cuerda de su cinturón.

Barry. Gusto en verte de nuevo, llevo algo de prisa.—Hizo una pausa al ver que Barry soltería una palabra, pero callo—. Me gustaría que me sirvieras algo para tomar, y una mesa libre por favor. Hoy deseo estar solo.

Claro, claro. Pero, oye… tienes pinta de venir del mar. ¿No buscas una chica? El cabaret se encuentra ahora anexado a mi cantina y compartimos el negocio.

November movió su rostro en horizontal una y otra vez rechazando la oferta.

Una mala decisión, mis chicas no paran de observar a los lugareños que entran y salen. Salieron un tanto… —Se sonrojo al admitirlo, pero quería sacarlo de dentro suyo de una vez por todas, esa molestia—. Regaladas… pero bueno, su madre es igual, una perra que nos abandonó. Espero que ellas no sigan su camino. Ven pasa, te daré lo que quieres.

Dentro lo primero que se podía ver era gente de todo tipo, bandoleros, mercenarios y civiles. Barry no tenía problema en albergar a todos mientras no rompan la regla número uno: “No jodas a Barry”, de lo contrario todo estaría bien. El lugar era casi de madera en su totalidad, salvo algunas paredes de piedra donde colgaban distintos cuadros y candelabros, al fondo en una esquina estaba la barra y tras esta la estantería llena de alcohol, incluso los barriles se podían ver desde la entrada. Tras la barra se encontraba una puerta que probablemente llevaba a la cocina, y en el otro extremo estaba la nueva puerta que conectaba el cabaret con la cantina. de allí entraban y salían hermosas mujeres a buscar hombres que se hallaban sentados en las mesas. La música daba un toque de alegría al ambiente, y animaba a tomar hasta el hartazgo. El robot se sentó en uno de los rincones, mesas especiales para viejos clientes. Las mesas eran redondas y estaban rodeadas por sillones circulares con un tapizado rojo que rodeaban dicha mesa de roble. No tardaron en traerle una jarra de cerveza que rebalsaba, esa había sido una de las hijas de Barry, Christina. Una muchacha que estaba desarrollándose muy bien sin duda alguna, una pelirroja. La otra hija, mayor a Christina era Pamela, y su cabello si no mal recordaba era de color castaño. No se encontraba en el lugar, no pudo evitar pensar que quizás estaba contentando a algún hombre en la zona de las habitaciones, de muy pequeña mostraba signos liberales. November arrimo la jarra hasta sus labios y bebió como cualquier humano, el líquido paso por su garganta y se almaceno en un pequeño estomago de metal que cumplía la función de convertir en energía los desechos ingresados. Se lamentaba por desconocer el aroma o sabor tenía la cerveza. Su mirada se posó en las chicas que estaban bailando en el escenario.



Las hijas de Barry 1313:

Christina:
Pamela:
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Escapando de la vida? ¿O buscándola? [Andorra/Cain/Argo/November] (Pasado)

Mensaje por Invitado el Miér Feb 01, 2017 11:01 am

¿Por qué syrup? Todos ya empezaban a escuchar los rumores sobre la gran bestia que amenazaba en tal isla, nadie sabía que era o como era siquiera. Y los mismos rumores que corrían las islas cercanas llegaron a oídos del pelinegro, mismo que se encontraba llegando duras penas al puerto en un barco maltrecho donde cuanto mucho cabía él solamente. Así atracar en aquel muelle fue tan sencillo, pues el mismo barco no ocupo mucho espacio y fue a parar justo en la orilla de la playa, sin importarme mucho por el estado del mismo simplemente baje de este tomando las pocas posesiones que cargaba conmigo, siendo una de estas mi katana que había adquirido no hace mucho. La primera isla que visitaba oficialmente fuera de aquella endemoniada donde crecí y me crie, donde aprendí que tan cruel es la vida y lo injusta que puede llegar a ser. Destacar entre los habitantes era sencillo, sobre todo por aquella armadura roja e incompleta de samurái que cargaba.

Mientras me adentraba en aquel muelle puede ver algunos locales cercanos, pero ninguno que fuese de mi interés por ahora, pues tenía una inmensa sed y hambre que no podía aguantar ya. Revisando mis bolsillos tenía un poco de dinero para pasar aquel día sin problema y poder hospedarme siquiera en un hotel de poca monta, no porque fuese un criminal estaría haciendo estupideces a cada momento, pudiendo pasar inadvertido en cualquier momento me sería mejor. Después de la salida forzosa de la anterior isla, no me esperaría que ya existiese un cartel con mi nombre y rostro, en dado caso que no me serviría de ayuda para pasar la noche y buscar información respecto a esta criatura. Tan solo imaginar cuan fuerte y capaz ha de ser este monstruo realmente me emocionaba mucho.

Sacudí un poco mi cabeza y limpie mi rostro con la manga de mi camisa, sin duda necesitaba un buen baño para sacar la arena y sal de mi cuerpo. Pero antes lo vital, así que por eso me encontraba en aquel local, entrando sin llamar mucho la atención (cosa que no tuvo mucho efecto), pues el rechinar de la puerta hacia que muchos volteasen a ver si era algún marine. Esa deducción era muy sencilla, además del montón de gente que había muchos no tenían cara de ser buenas personas. Apenas llegando una chica se acercó con su cuerpo de porcelana y figura tentadora a buscar un poco de calor y dinero, cosa que rechace por el momento. Acercándome a una mesa y esperando que alguna camarera se llegase hasta ahí.

Viendo de extremo a extremo podía notar a gente de todo tipo, pero ninguna hasta ahora de mi interés, no hasta que realmente llego una camarera para ofrecer sus servicios, algo que no dude y pedí una buena cerveza de barril y algo de comer. Ahí me quede, sentado esperando por un momento, mientras depositaba la katana entre mis piernas, así solo bastaría de un acto para desenvainarla en caso hostil.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Escapando de la vida? ¿O buscándola? [Andorra/Cain/Argo/November] (Pasado)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 04, 2017 11:08 am

Las mañanas en el mar era lo mejor del mundo, pero aquel día se encontraba en un famoso como nuevo cabaret en aquella isla cual había llegado la noche anterior y por supuesto, algo mejor que el mar eran las mujeres y el vino, por lo que no duro realmente nada en quedarse en la cama toda la mañana con aquella muchacha encargada, hija del dueño según le contaba y que estaba ansiosa por escuchar cada una de las historias de Cain en su vida como Marine que en la actualidad era un pirata mas del montón, por lo menos por ahora

Se encontraba acostado en la cama con aquella mujer abrazándole y con la otra, aquella botella de vino - y dime ¿donde guardan sus mas preciados tesoros? - ante aquella pregunta, la mujer se coloco sobre su cuerpo y mirándole a los ojos respondió - esto no te lo puedo decir - necesitaba dinero para poder continuar su viaje, necesitaba sobrevivir y continuar con sus fiestas, pero por lo visto, no podría robar aquel carabet sin armar mucho escándalo y realmente no quería, aquella mujer se movía realmente muy bien para hacerle esa maldad - por lo menos, ayudarías a un pobre pirata a hacer de las suyas?

Su rato con aquella mujer, le había dejado entender los deseos que tenia de ser libre y conocer los riesgos de ello, sentir la aventura como la adrenalina por lo que dio justo en el blanco, convenciéndola a que le ayudara, aquella conversación duro un poco mas, antes de salir de aquella habitación, la muchacha al salir reconoció a November por lo que fue tras el en busca de que le ayudara a su nuevo amante de turno, no sin antes por supuesto avisarle a Cain

Por su parte, el pirata buscaría a otras personas para aquella causa, pero solo miraba a inútiles borrachos y mujeriego, bueno, uno de ellos no era así. Aquel hombre armado, por lo visto solo quería enfocarse en sus cosas por lo que una persona centrada era lo que necesitaba - ¿quieres ganar dinero? - no le gustaba estar con rodeos, después de matar aquellos marines y convertirse en un fugitivo, lo mejor era ser claro y preciso en lo que deseaba - te ofrezco robar el banco y nos repartiremos la recompensa por igual
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Escapando de la vida? ¿O buscándola? [Andorra/Cain/Argo/November] (Pasado)

Mensaje por Invitado el Sáb Feb 04, 2017 11:47 pm

Noche Anterior

Syrup ¿Qué carajos era eso? Una maldita aldea ubicada en la isla Gecko ¿Qué mierdas hacia en ese lugar? No podía responder a esa pregunta en un estado de ebriedad como el que tenía en aquella noche, aunque estuviera sobrio aun no sabría responder a aquella pregunta, se rumoreaba que una bestia había aparecido en aquella isla y que mataba a los ciudadanos y comía el ganado de los campesinos ¿Quién podía creerse eso? Te daré un respuesta, los aldeanos que han estado escapando de la isla por miedo a perder la vida, se rumoreaba también que los marines estaban en aquel sitio para detener a la bestia y cosas como aquellas ¿Yo creía en eso? Los marines no tenían los pantalones bien ajustados para enfrentar a la bestia, seguramente rondarían mil veces los sitios seguros y sacarían algún decreto donde ordenara a los civiles abandonar la isla por motivos de seguridad o quizás no, solo los locos vendrían a esta isla ahora… ¿Y qué hacía yo ahí? Yo no estaba ahí por ninguna bestia o algo parecido, estaba por el alcohol, si, no solo se rumoreaba que había una bestia asesina en el pueblo, también se rumoreaba que ahí se servía uno de los mejores rones del mundo, y como todo buen bebedor debía probar aquel elixir que los dioses nos habían dado. Llegue a un bar que parecia de buena monta, en realidad parecía una pequeña taberna, cosa que me venia como anillo al dedo debido a que podía quedarme la noche en ese momento. Y ahí fue que la fiesta comenzó, trago tras trago y el conocimiento con la consciencia cedieron dejándome en un mundo oscuro y borroso.
Mañcja Siguiente

Un gran dolor de cabeza al momento que un rayo de sol tocara mi rostro me despertó, refregué mis ojos con los dedos sintiendo como todo daba un poco de vueltas, abrí los ojos mirando el techo por unos segundos tratando de disminuir el dolor de cabeza que tenía en ese momento, di un ligero bostezo sentándome en la cama para darme cuenta que no estaba solo en ella, una mujer de pelo corto junto a mi sin nada encima, solo las sabanas que la protegían del frio ¿Quién demonios era? Me importaba completamente nada, estire mi mano para empujar a la chica y hacer que se callera de la cama para despertarla, me levante de la cama buscando mis prendas para comenzar a ponérmelas, la mujer se levanto con rapidez –Hola señor Argo- dijo, no le respondí nada, mis sentidos estaban aun en el limbo, la resaca aun era fuerte, uno de mis ojos cerrado con fuerza mientras el otro entrecerrado para no quedarme sin visión, observe como la mujer comenzaba a vestirse de igual manera -¿Cuánto por la recamara?- pregunte refiriéndome el precio cuando alquile la habitación, la mujer negó con la cabeza –Va por la casa- al menos me había ganado aquello.

Salimos de la habitación con la intención de pedir otra jarra de alcohol para comenzar la mañana, combatir la resaca con mas alcohol, era lógica de todo bucanero, no obstante note la mirada asesina de un viejo sobre mí, no tanto asesina, una combinación de lo antes mencionado, decepción y a la vez preocupación. El hombre se acerco a mí como si fuera un pitbull a punto de atacar, -Esa mujer es mi hija- trastabille un poco, aun el efecto del alcohol era intenso en mi, eleve el pulgar –Pues folla bien- sin dejarme terminar lo otro que le iba a decir me toma del cuello de la camisa y me lanzo contra una mesa donde estaba un tipo bebiendo (November, ponte avatar cabron) caí sobre el, mi mente ida aun no procesaba lo que estaba pasando me arrodille en el piso sacudiendo mi cabeza un momento notando como el tipo que me había lanzado hacia la mesa me tomaba nuevamente de la camisa y me miraba con odio -¿Qué tienes para…- antes de que terminase de hablar una de las dagas retractiles que escondía en mi brazo derecho se había incrustado en su estomago, el hombre me soltó y yo saque la cuchilla de su vientre, los pocos presentes quedaron callados observando la escena -¿Alguien mas…- antes de terminar la pregunta deje expulsar todo lo que tenía en mi estomago sobre el tipo que estaba en el piso desangrándose, mi orientación empeoro un poco durante unos momentos aun asi con los segundos volvió a estar normal.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Escapando de la vida? ¿O buscándola? [Andorra/Cain/Argo/November] (Pasado)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.