Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

[Pasado] Héroe o Ladrón.

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Vie Ene 13, 2017 3:39 pm

Recuerdo del primer mensaje :

El astro dorado se hallaba en su cénit, coronado por el brillo implacable en el cual ponderado azotaba su furia en una isla corrompida por la escoria social. Piratas, criminales, asesinos, y otros tantos seudónimos acompañaban a la creciente capital en la que se regía bajo las leyes de Sodoma una vez en antaño, mucho antes que fuera castigada por su miseria. Entre relaciones morteras los conocidos celebraban un peculiar acontecimiento, era una fiesta en la que el trueque se ejercía intercambiando sus productos de menor calidad.

La cazadora se había establecido previamente, llevaba un mes contemplando desinteresada el movimiento de tal pandemónium. Pocas personas se arriesgaban a residir y vivir el resto de sus vidas en tal sitio debido a que eran explotados cual ganado. La fémina de cabellos cenizos tomaba lo que necesitaba. Un cartel le llamaba la atención, la noche de Ishtar en la que se regocijarían y agradecerían la abundancia conferida, dándole un mordisco a su incipiente manzana el sabor le desagrado de tal manera que la terminaría escupiendo. – Que asco. – No existía nada decente, y no podría costeárselo a menos que ofreciera alguna clase de servicio. En la esquina siguiente se hallaba un burdel, las mujeres revelaban sus cuerpos semi desnudos con la esperanza de sacar la cuota del día. La cazadora se mantuvo en pie, su intención de permanecer era secuestrar a alguien de interés y cobrar por su cabeza, más el trabajo había estado flojo en aquellos últimos días.

Una exuberante mujer de piel marmoleada y cabello oscuro cual caricia nocturna saludaba a la cazadora en la distancia, posiblemente no hacían diferencia entre géneros, lo que importaba era el dinero. Resoplando dio la vuelta ignorando la invitación, más ante la distracción chocaba contra un viejo ataviado en múltiples joyas y prendas extravagantes. Novacek no pidió disculpas, solo se limitó a evadirle para continuar con su andar en calma. – Una perra que no sabe modales debería pedir disculpas de rodillas por ensuciar mi preciado traje. – Si fuera otra la ocasión recibiría el golpe, más en una reacción instintiva sujetó su espada para cortar de un tajo la mano del sujeto sin consideración alguna. – Al menos estamos de acuerdo en algo, odio estar cerca de la basura. – La mano caía cercenada, un grito desgarrador recorría por las calles llamando la atención. El cerdo chillaba por su extremidad cogiéndola entre lágrimas pegándola al aire.

Lo agradable del lugar es que al menos dejaría claro que nadie debería meterse con ella, manchada de sangre conseguía el temor de algunos al igual que el desprecio de otros por el puro deseo de someterla. La mujer sujetó la capucha de su capa escondiendo su perfil entre los presentes, mientras tanto ladrones de cuarta se reunían cual hienas saqueando al sujeto que había sido castigado previamente por la cazadora. Semidesnudo solo le quedó abrazar su mano. – Ahora… hacia ellos. – Como última opción recorrería al hurto, además tomando lo que deseaba de un ladrón sería recuperar lo invertido, ¿cierto? Ya que no existía crimen que la ataviara para reconsiderar sus actos.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo


Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Mar Ene 24, 2017 12:34 pm

Sus dedos se enredarían en los mechones del contrario, notó de inmediato el rubor que encendía los pómulos del oficial, en otras circunstancias seguiría molestando al marine con demás gestos e insinuaciones, pero Justika se hallaba serena en la tarea de peinarle suavemente. Enarcando una ceja con escepticismo cabía la posibilidad que Simon aceptara parte de su presencia en el lugar justificando las acciones del gobierno al aceptar los servicios independientes de varios cazadores. Sonriéndose de medio labio dejaría caer delicadamente su mano. – ¿Apuntar mis armas hacia otros que hacen daño?, no creo que sea así… – Confesó sin remordimiento, ladeando su faz examinó con mirada voraz a su invitado. – Por el momento estamos en el mismo lado, pero si alguien del bando contrario me ofrece algo mejor. – Con su dedo índice realzó el mentón de su acompañante obligándole a que elevara su rostro, Novacek reducía la distancia a una muy comprometedora donde solo parejas se arriesgarían a realizar ese tipo de actos. – No dudes en que lo tomaría. – De un momento a otro le liberó para bajarse de la mesa estirando sus brazos en torno al cielo, no era de las personas que escondieran sus verdaderas intenciones, y que mejor que revelar eso antes de hacerse un juicio equivocado de ella.

El curso de la conversación cambiaría cuando ese sujeto expresaría su incomodidad ante los honoríficos y demás formalidades. Justika posó un dedo sobre la comisura de su labio pensando en lo raro que se comportaba, a la mayoría de marines que conoció siempre les agradaba que su autoridad se respetara, no importando el sitio o lugar en el que se hallaban. Soltando una risita abrazó por detrás al joven pegando su mejilla al costado izquierdo del rostro de Teppelin más divertida que nunca, dejando que sus manos descendieran hasta su torso en más caricias que insinuaban la total invasión de su espacio personal. – Lo recordaré de ahora en adelante Simón. – Murmuraría en un jugueteo al ronronear, aún sin zafarse el oficial sacaría nervioso su comunicador, Novacek acarició con el dedo índice la cabeza del caracol esperando la resolución de su aliado temporal.

Repentinamente Simón concentrado en la indignación que le provocaba la ciudad de Sandy, se levantaría golpeando la mesa. Novacek se colocaba detrás contemplando la espalda ancha del peliazul. Tomando la iniciativa el Teniente avanzaría hasta la entrada, alerta por sus instintos sujetaría la muñeca de su compañero para halarlo hacia atrás. – ¡A un lado! – Gracias a su oportuna reacción la mujer desenfundó su daga bloqueando el disparo, al desviarlo la bala impactaría en la pared produciendo un agujero. Sin dudarlo la cazadora salió de su refugio cazando al grupo que les rodeaba, para su mala fortuna eran en total cincuenta hombres, más al menos hubo evitado que hirieran al marine.

Las risas se suscitaron del grupo, sacaban cualquier tipo de armas: sables, escopetas, pistolas, otros preferían ocupar sus puños. De pie justo en el centro Justika contemplaba y contabilizaba, saldría herida si no tenía el menor cuidado. Simón se adelantaba colocándose a lado de la fémina que aguardaba silente. – No importa la decisión que tomes, yo te seguiré, pero mi precio será alto. – Advirtió al marine, su aura y su mirada paralizaron a los sujetos, un presentimiento asesino les rodeaba al haberse metido con alguien que en verdad tuvieron el error de subestimar. – Bien, díganme ustedes… ¿Quién los envía? – Apuntando con su espada exigía respuesta por parte de ellos, ahora era Justika quien no estaba jugando.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 25, 2017 1:14 am

Creo que necesito salir más seguido… Pues, aun no me adapto a este tipo de cercanías con otras personas, especialmente chicas. No digo que no me agrade lo  que hace la señorita Justika, pero… No se cómo explicarlo, pero siento un poco de incomodidad tras esas insinuaciones. Por otro lado, hay algo en ella que logra llamar mi atención, su manera cambiante y aleatoria de actuar, pero siento que ella oculta algo… Quizás algo muy terrible sucedió en su pasado, algo que la marcara de manera que la obligase a seguir un camino desviado al de la justicia verdadera. Yo no soy nadie para juzgar lo que es la justicia aun, pero sigo siendo un poco ingenuo a la hora de juzgar a las personas… En el fondo siento que todos tienen algo de bondad y que pueden cambiar, hacer lo mejor… Yo realmente quiero salvar y proteger a todos, sin importar quienes sean.

-Señorita…- Decía mientras la tenía tan cerca de mi que podía sentir nuevamente su respiración cerca de mi oído, y obviamente el calor de su cuerpo que se posaba en mi espalda. De todos modos mantenía la compostura, pero al final mi rostro el cual enrojecido como tomate, delataba mi verdadera reacción ante ello. Cuando pensaba decir algo  al respecto, ocurriría algo que haría que la fémina reaccionara con suma precisión y velocidad desviando una bala con una de sus armas blancas. Finalmente sin pensarlo, la misma saldría y yo por supuesto no me quedaría atrás, no podría dejarla sola. Al salir nos toparíamos con algo realmente grande o más bien numeroso…

-Seré directo. Solo queremos a la chica, y tu podrás largarte muchacho, no tenemos nada contra ti.- Decía el líder de este grupo de bandoleros armados con cualquier tipo de armas al alcance de personas como ellos, el mismo caminaba de un lado a otro, su aspecto no era nada tranquilizador. Todos estaban parados como si se enfrentaran a dos enemigos diminutos, engreídos y ebrios de poder por su número y capacidad en armamento, estos hombres reían e incluso no parecían estar muy preocupados, aunque aun asi la esencia maligna de la fémina, haría que algunos transpiraran y tragaran saliva. –Veras… Realmente yo no quiero tener problemas, pero amablemente me niego a su propuesta, señor.- Decía alejándome de la diestra de la fémina quien me advirtió anteriormente de que apoyaría considerando el precio. Parándome firme enfrente de ella a unos cuantos metros, cruzaría mis brazos mostrando un semblante decidido y serio.

-¿Es enserio? ¿Estas jugando conmigo de verdad? ¡¿De verdad hablas enserio?!- Decía aquel bandido con una sonrisa en sus semblante, mientras su numero grupo comenzaba a reírse de mi. Mientras eso, el ocaso reinaría en el clima, de manera que los animales se resguardarían en sus madrigueras, y además los ciudadanos que espectaban el momento comenzaban  a huir del lugar, temiendo que lo que explote no traería más que problemas. El hombre apuntaría con su espada a donde estaba yo. -¿Realmente planeas perder tu vida por eso? ¡Vamos! No intentes ser el héroe, los héroes no existen, en esta vida, si quieres algo lo tomas, si no tienes nada lo buscas de otro. Con un poco de poder y Ar.- Pronto el hombre seria interrumpido por mi voz elevada e iracunda. -¡Callate de una vez!- Cosa que lo dejo atónito tanto a el como al grupo, cuya sonrisas comenzaban  a borrárseles. –Que… ¿Qué acabas de hacer imbécil? Realmente parecías listo… Pero solo eres un maldito bastardo a quien le volare la cabeza.- El hombre levantaba su arma y todos apuntaban a mi, en ese instante solo di un giro con mi cabeza para mirar atrás, para mirarla a ella. –Todo estará bien.- Culmine con una sonrisa amable, algo típico ya en mi.

Sonriente, sin temor alguno. Comenzaba a retirarme mi chaqueta para aligerar mi carga, de esta manera, todo mi torso quedaría completamente desnudo, salvo el abdomen ya que ahí uso un corcel. Respiraría hondo  mientras cerraba mis parpados para luego al abrirlos desaparecer y aparecer cerca de aquel idiota que me había amenazad y dicho esas estúpidas palabras… Pronto le demostrare el poder de la determinación, pronto le demostrare el poder de la justicia. Mi movimiento fue tan veloz, que solo aquellos iguales o superiores a mi podrían visualizar… El arte de la guerra… El arte de la justicia… ¡Rokushilki!! Pronto les hare ver tu error y su error por seguirte…- En menos de un movimiento, daría un potente rodillaso en el abdomen del sujeto, de manera que saldría impulsado hacia el frente chocando ccon varios de sus compañeros. Todos quedarían atónitos de manera que la ira los dominaría y solo gritarían una cosa. -¡ATAQUEN!!!!-

Disparos… Cortes… Golpes y demás recaían alrededor de mi cuerpo. Mucho antes había activado mi haki, lo que ocasionaría que todos estos ataques simples rebotaran en mi cuerpo como si este fuera de metal solido. –Que demonios… ¡SIGAN ATACANDO!!- La batalla entre los numerosos bandidos y yo comenzaría finalmente. Usando la potencia de fuerza y resistencia de mi haki, me paseaba por el alrededor de estos golpeando, empujando y pateando. Acabando con uno por uno, mas aun asi quedaba varios. Pronto todos saltarían sobre mi en un intento desesperado de frenarme. –Geppou.- Diría de manera tan tranquila mientras saldría impulsado hacia  arriba de un potente salto, quitándome a todos de encima. En el cielo, saltaría nuevamente tomando mas altura para al final, inclinar mi cuerpo de manera que mi cabeza apuntara hacia abajo y pies hacia arriba. -¡TRAIGAN UNA MALDITA BOMBA O ALGO!!! ¡Debemos matar a ese bastardo!!- Gritaban desesperados, pero su momento había llegado. Al impulsarme con mi Geppu hacia abajo, caería con mas velocidad y potencia, de manera que concentrando todo el poder y energía de mi haki en mi diestra. -¡Justice Pouch!!!!!- Al colacionar con el suelo el estruendo seria tan potente, que el suelo se fracturaría un poco, una tela de humo se alzaría, y varios de ellos serian derribado por  el potente impacto

Aquel potente impacto acabaría con gran parte del grupo. Dado a la cortina de humo no se podía visualizar mucho… Pronto, lentamente una silueta se levantaría entre todo aquel desorden. Pronto… El polvo de marcharía dejando la imagen firme y decidida del teniente… Ósea yo… Mi cuerpo se veía un poco maltratado. Miraba con mucha seriedad a los pocos que aun quedaron de pie.  Todas esas habilidades que he usado me dejaron un poco agotado… Mi cuerpo comenzaría a transpirar dado al clima y a todo esos movimientos que he efectuado… Pero… Tengo mas, mucho mas, tengo suficiente para seguir peleando de esta manera y acabar con los pocos que quedan.

Los civiles, bandidos y cualquiera que estuviera presente de ese lugar, estaría totalmente sorprendido del sucedido. Pronto, con toda la energía de mi ser, y el aire que llenaban mis pulmones, expresaría mi pensamiento revocando la idea errónea del líder de esto. -¡Falso! ¡Todo lo que el dijo es falso! ¡Aun existe bondad y honor en este mundo! ¡Aun existe aquellos que desean luchar con todo el peso de su ser para ver un mañana estable! ¡Para traer paz y sonrisa a aquellos que la perdieron! ¡Mírenme! – Gritaba mientras apuntaba a mi pecho con mi dedo índice. -¡Mírenme! ¡Sigo levantado a pesar de todo lo sucedido! Yo…- Cerraría mis ojos mientras mostraba mis dientes del coraje que tenia, para abrirlos y golpear mi pecho con mi diestra, para dejar mi mano sobre este. - ¡Yo sigo aquí peleando! ¡Sigo aquí defendiendo lo que es correcto! ¡Los héroes existen! ¡Los derrotare, los salvare!! ¡La justicia jamás será destruida!!!- Pronto comenzaría a correr para ir a pelear con mis puños cerrados con tanta fuerza que mis manos temblarían un poco. El resoplido de mi respiración se hacia tan fuerte como los pasos que estaban acortando la distancia de mis enemigos… Algunos temerosos, otros decididos a soltar sus armas y por supuestos, algunos dispuestos a continuar esta absurda batalla de la cual no ganaran…

Resumen:
Espero que te guste... La verdad siento que pude haberlo hecho mejor. De todos modos todo lo que he hecho, sigue bajo las reglas. Con el haki mas mis habilidades, puedo aumentar mis stat de potencia a tal punto, que con 11 de potencia tienes la fuerza como para derribar una casa a golpes, segun la guia.  Y las tecnicas utilizada son SOru y geppoou y haki el cual protege de todo.

Quedan un total de 10 o 14 enemigos, puedes decidir cuantos quedan tambien, aunque cabe destacar que con lo que hizo Simón redujo bastante el numero. Saludos~
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Miér Ene 25, 2017 6:04 am

Quererme a mí. – Saboreó sus labios deslizando la punta de la lengua sobre estos humedeciéndolos, resultaba excitante que finalmente se percataran de su presencia, y que acontecimiento más halagador que desplegar medio centenar de peones para su simple captura. Los papeles se invertían en una manera irónica en el desempeño falso de su labor, sin embargo, la espadachina dispuesta a corresponder la inesperada invitación que incitaba a la pelea no tuvo la mínima oportunidad para responderles con propiedad. Teppelin irrumpía en un aire heroico, Novacek fruncía ambas cejas frustrada, jamás pidió que interviniera, mucho menos que intentara… ¿rescatarla?

El supuesto líder de la comitiva expresó claramente su enfado, al menos estaba de acuerdo con él, era demasiado tonto e insensato pelear por proteger a alguien que no conocía, muy a pesar que existiera una superflua alianza. – Tsk. – En verdad, era un hombre irritante y problemático. No obstante, Justika no sabía con certeza que le disgustaba más, si el Teniente o el sujeto que blandía ridículamente la espada al minimizarla, estaba confundida. Mordisqueando su labio inferior la cazadora se hallaba al borde del colapso, su boca parecía articular un tenue: ”Silencio.. Antes de que pudiera quebrantarse el peliazul elevaba su voz sacando del propio ensimismamiento a la rubia, perpleja contempló la sonrisa que confería una odiosa sensación de seguridad. Entonces lo comprobó.

No digas tonterías, tu no... – Desconfiaba, no estaba acostumbrada a sentir el apoyo de alguien más a no ser que fuera esa persona en especial. Interrumpida el tiempo se volvía ausente ante el resto, excepto para la mujer que podía seguir la velocidad del contrario, paralizada con la mano en la empuñadura de su espada… – Es una broma. – Lejos de especular que fuera un sueño lo único a lo que podía concluir es que era muy superior, con ese nivel ¿cómo era posible que le temiera momentos atrás?, jamás lo comprendería. El asalto se llevaba a cabo por parte del marine, atacaba con destreza sin dar la oportunidad a siquiera reaccionar el bando enemigo. Admitía que sus movimientos erráticos tenían un toque de encanto exageradamente coordinado, y gracias a ello pudo aprender muchas cosas. Algo que le atrajo a primera vista fue verlo elevarse en el cielo, estaba escalando al aire, Justika solo aspiraba a dar enormes saltos que la propulsaban lo suficiente para ejercer un corte limpio, más lo que podía manipular su aliado sobrepasaba sus propias expectativas. En el punto más álgido la silueta de ese hombre justiciero descendía clamando un grito de guerra que acabaría con el resto de los demonios. La fémina interpuso su brazo derecho cubriendo su faz debido al viento que sacudía feroz al resto arrojando los cuerpos por el resto del campo, la espadachina previendo el no salir volando colocaba una rodilla en el suelo enterrando su espada en la superficie para anclarse.

Resistiendo apenas se levantaba estabilizándose, resultaba un poco aterrador y amargo admitir el despliegue de su poder. Cabizbaja sonreía a medias ensombrecida, sus orbes se ocultaban bajo el flequillo que le otorgaba una expresión incierta. Extendiendo su mano derecha se evaluaba a sí misma, la marina, el gobierno, el resto del mundo no se andaba con juegos, estaba muy lejana a las ligas mayores. Entonces, recordó su promesa. – ¿Cómo se supone que te proteja cuando actúas de esta manera?, idiota. – Lejos de admitir que sus palabras habían llegado a su corazón envidiaba la fortaleza de su espíritu, a pesar de que le mencionó que estaba en una misión de reconocimiento abandonaba sus órdenes revelando un etéreo ideal que se había marchitado con el paso del tiempo. Más la historia quedaba distante a terminar.

Debía reaccionar, suspirando pesadamente Simón todavía se mostraba impetuoso tratando de acabar con el resto, la joven mientras tanto caminaba en una sola dirección en parsimonia, su intención era alcanzarlo. Heridos, inconscientes… más ninguno hubo perdido la vida, aquello era un desperdicio según su veredicto. – De verdad le quitas lo divertido. – Durante todo ese tiempo había sido una espectadora, más no pretendía quedarse ahí para siempre, adelantando su paso veloz se interpuso entre la minoría y Simón, esta vez blandió su espada junto con la funda reteniendo el impacto que la arrastraba varios metros dejando un surco visible sobre el suelo. – ¡Ya es suficiente! – Los pocos que se salvaron del inclemente castigo agradecían la extraña intromisión de la mujer.

Ya… es suficiente, tú eres alguien bueno, personas como yo son las que se encargan del trabajo sucio, si quieres mantener ese ideal no permitas mancillar tu imagen a expensas de otros. – Forcejeando para detener el avance trastabilló unos pasos torpemente, su fuerza era monstruosa. Severa volteaba hacia uno de los subordinados del conocido “Maestro Subastador”. – Supongo que con esto han tenido suficiente, si de verdad quiere ocasionar un verdadero impacto dile a Ajax que se presente él mismo, esto es una lucha de territorios, ¿no?... – El golpeteo lento del choque de las palmas producía un insoportable aplauso, estos se suscitaban desganados. – Me impresionas hasta el final, siempre acompañada de personas tan peculiares, ¿acaso cambiaste de amante?, me agradaba más el chico de cabello oscuro. – Una gutural voz emergía en eco, Justika sabía de lo que ese hombre hablaba. Resoplando en un bufido elevaría la mirada al edificio opuesto, desde la azotea desgastada la galante figura ataviada en un exquisito traje negro parecía el rey absoluto al posicionarse en las alturas. – Años sin dar la cara Ajax, ¿te molesta que no te convirtiera en mi nuevo favorito? – La cazadora relajó su postura, desvió sus pasos y correteó al costado de Teppelin enganchándose de su brazo izquierdo acaramelada. – ¿Te gusta?, lo encontré esta mañana cuando ataqué adrede la base de tu querido proveedor de juguetes, a mí me parece lindo

El silencio se manifestó, el grupo que se había presentado imponente ahora se arrastraban cual gusanos buscando refugio. Pocos vitoreaban la presencia de su jefe, lo que ellos no entendían es que si él estaba en ese sitio era para no solo encargarse de la inusual pareja sino deshacerse de la basura que era incapaz de llevar a cabo una simple tarea. – Te diré lo mismo que la última vez, tienes pésimos gustos. – Haciendo los juegos a un lado Justika se erguía murmurando en voz baja. – Simón te daré la oportunidad de decidir, comprendería que te retiraras ahora mismo y no te culparía, pero este hombre es muy preciado por los Tenryuubitos, su habilidad por conseguir especies y razas fuera de lo común es reconocida en el bajo mundo, además… que su cabeza no tiene valor para el Gobierno debido a esa odiosa máscara, un atentado hacia su persona es una bofetada a los descendientes del cielo…

AJAX:
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Jue Ene 26, 2017 12:48 am

-¡Justika!- Grito sorprendido tras chocar mis puños con el arma enfundada de la rubia, de manera que incluso mi potente embestida termina haciéndola retroceder unos cuantos metros. Dado a su sorpresiva aparición me fue difícil contener parte de la potencia, pero al menos fui capaz de bajar parte de la carga y así, evitar lastimar a Justika. Antes de preguntar cualquier cosa para obtener información del por qué ha interrumpido mi ataque, simplemente decido ir a lo más simple. -¿Estás bien Justika? Eso estuvo cerca…- Al final, las respuestas se darían dado a los argumentos de la fémina, quien termino por dejarme totalmente sorprendido con esas palabras. Esto en vez de generar algún enojo o malestar, todo lo contrario. Una pequeña sonrisa se dibujaría en mi semblante tras oir las palaras de la chica. Podía sentir emanar determinación en ella. –Vale… Ya ha sido suficiente.- Sentencié con una sonrisa gentil para terminar tomando un poco la distancia y pararme a su lado. Observaba el terreno un tanto destruido y con cuerpos inconscientes acumulados. Realmente esta vez me excedí un poco … Supongo que aun sigo siendo joven e inmaduro. –Creo que necesito aprender un poco más… Aun me falta madurar más…-

Mi mirada se desviaría en menos de nada a un objetivo el cual ubicaba dado al sonido que este mismo producía con sus palmas. Realmente estaba en modo “On fire” así que soy extremadamente sensible en este estado, aumentando aun mas mis reflejos. No comprendía el por que los aplausos ni los comentarios sarcástico de este nuevo personaje. Mostrado en una posición un tanto alejada y elevada. Se mostraría una cara nueva, o mas o menos así. Un enmascarado que luego, sabría  era el hombre que Justika había mencionado anteriormente… Ajax, el traficante. Con que el es el líder..- Decia en un tono de voz muy bajo, mantenía una mirada fija y despectiva ante aquel sujeto quien me parece grotesco. Eso de… Traficar con personas y venderlas como si fueran ganado, es la peor de las peores escorias que puedes apreciar en este ancho mar. Aunque, notaria que había cierto pasado entre ellos, pues, ambos cruzaban palabras, y parecía que sus chistes bizarros terminarían involucrándome a mi. -¿Eh? ¿Cómo?- Diria totalmente confundido, especialmente teniendo a la chica abrigada en mi brazo y sus palabras nuevamente…. Pronto se desataría un momento bochornoso para mi, graciosos para otro en el que desviaría la mirada totalmente sonrojado. Debo  comportarme en estos momentos…

Todo esto era tan repentino… EL  robo del hombre, la escena de los bandidos mutilados… Un momento intimo  en el que presencie una faceta extraña de la fémina donde tuve que ver todos sus juegos e insinuaciones, luego ser emboscados por este grupo el cual fue derrotado y ahora esto. Miraría al cielo por unos segundos, tenia que tomar  una decisión muy difícil y delicada. Miraría con paciencia y serenidad el cielo el cual se encontraba manchado por ese color naranja  resultado del ocaso. El crepúsculo que dominaba la atmosfera, indicando que el final del dia llegaría y la noche dominaría los cielos. Que debo hacer….

Nunca olvidare aquella tarde de aquella primavera. Me encontraba de misión en Spider Miles, un lugar recóndito y olvidado por dios. Pronto, se sumarian unas siluetas mostrando a un joven peliazul acompañando a un grupo de jóvenes. –Recluta Teppelin, era mejor que este mas atento, esta zona es peligrosa, y no somos bienvenidos.-Decía de manera firme el capitán Jack, uno de mis muchos mentores de la marina. Para resumir todo, nos encontrábamos en una misión de búsqueda de un criminal muy solicitado por el gobierno. Queríamos dejárselo a los cazadores, pero el gobierno insistía que la victoria debería depender de la marina y no de justicieros clandestinos. En aquella época tenia una edad aproximada de 15 años. Cuando entre a la marian tenia menos, pero eso es otra historia… Al final de una búsqueda de días y noches, encontramos al culpable. ¿Cuál era su cargo? Insultar a un noble mundial. Cabe destacar que el pueblo de la ciudad de la chatarra, rechazaría la autoridad de la marina. Se acumulaban mas y mas los insultos y agresiones hacia nosotros por intentar llevarnos al fugitivo. A la larga, la gente quería intentar irse a los conflictos, pero teniendo en cuenta que un capitán nos acompañaba, se limitaban a tragarse su coraje y a insultarnos. Al final una señora se acercaría con lágrimas en sus ojos. Escupiría al suelo que estábamos a punto de pisar. El capitán dio la orden de detenerse, quería oir lo que esa mujer tenia que decir. -¡Bastardos! ¡¿Para eso habéis venido?! ¿Para ser los perros falderos? Y pensar… ¡Y pensar que vosotros sois los buenos!!- Tales palabras quedarían marcadas en mi mente, incluso, al llegar la noche me vi perturbado de manera que sin poder dormir, estaría pensativo sobre ese argumento.

Al día siguiente, en la nave. Transportando al prisionero, me acerque al capitán quien se encontraba leyendo sereno. Saludando de manera apropiada, el mismo me preguntaría que sucede, además de que si tenia que ver con que no pude dormir a noche. -¿Cómo lo sup…? Si… Tiene que ver con eso Capitán.- El hombre cerraría su libro y guardaría sus gafas para atender mejor mi caso. –Y dígame recluta. ¿Qué ocurre?- Preguntaría el hombre, para terminar respondiendo con algo simple. -¿Somos los buenos capitán?- Pregunta que haría que el hombre soltara un suspiro tras quedarse pensativo unos momentos. -¿Tu que crees? Di lo que sientes, nada saldrá de esta conversación- Diría el hombre de manera gentil, para que con mucha duda e incomodidad decidiese a hablar. –No entiendo el punto de esto… Se supone que salvamos y defendemos a los débiles. Se supone que evitarnos que el mal triunfe y asi, traer la paz y las sonrisas… Pero…- Agacharía mi cabeza mientras mordía mi labio. –Pero… ¿Por qué el mundo sigue tan mal? ¿Po que siento que esto esta mal? Estamos juzgando a un hombre por que insulto a un rico idiota… A veces no le encuentro sentido..-

La conversación o debate sobre lo que es correcto o no, continuaría. Al final, hare énfasis de las palabras del capitán Jack. –El mundo es un  lugar basto y muy amplio. Es imposible llegar a domarlo o comprenderlo, es por ello que suceden tantas cosas muchacho…- Luego el hombre se levantaría para ponerse a ver hacia al frente, dejando que mi mirada apreciara su espalda. –Y es por ello que estamos aquí muchacho. Estamos aquí para hacer la diferencia. Pudimos simplemente conformarnos con el mundo que se nos entrego… Pero decidimos levantarnos y trazar una línea que marcaria un punto y aparte. Un nuevo comienzo y una gran lucha por una nueva era. Nosotros, somos el símbolo de la justicia que nació en un momento en que la humanidad estaba al borde del colapso. Simon, nosotros no hacemos las reglas, las respetamos. Si nosotros actuamos por cuenta propia. ¿Qué nos diferenciaría de ellos? ¿De que serviría tanta lucha? Eres muy joven para entender tantas cosas. Pero si realmente tienes fe y crees en la justicia muchacho. –

EL hombre se acercaría agachándose y colocando sus manos sobre mis hombros mientras me miraba sonriente. –La justicia miasma iluminara tu camino cuando sientas que todo esta perdido y oscuro… Romperá lo irrompible. Quebrara lo inquebrantable… Y destruirá lo  indestructible. – EL hombre terminaría marchándose, mientas recitaba otras citas. –Recuerda muchacho. Nosotros no decidimos lo  que es correcto o no. Ya ese orden existe por naturaleza y sentido común… Ahora… Solo debes mirar al lugar correcto y guiarte de lo que es correcto y asi hacerlo cumplir… Como un guardián de la justicia… Puedes seguir lo que crees y hacerlo cumplir. Espero que te sea de ayuda.- Al final quedaría un tanto confundido, y no muy claro del todo… Pero… Al mirar su asiento, vería la llave de la celda del prisionero… “Nosotros debemos seguir el  orden, no crearlo…” Nosotros podemos decidir si seguir lo correcto… Y algo en mi corazón me dicta que esto es lo correcto… Ahora lo comprendo…

Justika, una chica complicada que seguro ha tenido que vivir la otra cara del  mundo que pocos conocen… Y aun así ella quiere hacer la diferencia… ¿Quién soy yo para juzgar o detener? Como acto, colocaría mi mano izquierda sobre el hombro derecho de la rubia. Mostrando una sonrisa gentil y cálida, finalmente sentenciaría mi decisión. –El gobierno y la marina no hacen las reglas… Solo deben asegurarse que estas se cumplan. Como guardianes que se levantaron contra todo pronóstico, y formaron estos símbolos de la paz y la justicia… Permitir que basuras y escorias como el caminen impune… No… No existe jurisdicción, orden o tratado que me evite patearle el trasero a ese idiota…- Pronto vería como los rayos naranjas del ocaso reflejarían el rostro de la cazadora, de manera que mostraban una faceta y toma perfecta de su belleza. –Al final no estás tan rota como decías… Al final, guardas un poco de belleza en tu interior, solo que no te has dado la tarea de notarlo.- Expresaría un poco sonrojado, para luego girar mi mirada al enmascarado. Comenzaría  a tronar mis puños dejando salir una sonrisa y mirada  seria. Estaba preparado para la batalla, y haríamos historia con esta justicia… Aunque nada de esto saldrá en algún periódico o noticia. Lo que ocurra aquí vivirá en la mente de los civiles, bandidos y por supuesto. La nuestra. -¡La voluntad inquebrantable de la justicia es capaz de derribar cualquier barrera en este mundo! ¡Capaz de destruir lo indestructible! Ajax. Tus días como traficante de almas terminaron.- Cruzaría mis rasos parándome firme, mostrando mi entusiasmo y  devoción ante el momento.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Jue Ene 26, 2017 11:38 pm

Hace tiempo podría decirse que la tempestiva figura era dominada por alguien en específico, ejecutar y aniquilar, eso era lo que debía priorizar. Su relación con el conocido Maestro de las Subastas se remontaba hasta su pasado, antes de ser una cazadora. Todo comenzó desde que su padre solía trabajar para esa misteriosa figura, lo que antes se hubo conformado como una sociedad poco a poco la traición por el poder condenó a su progenitor a embarcarse en deudas que ya no podía manejar, no era de extrañar que para librarse del problema fuera dada como liquidación si se le perdonaba la falta de no pagar el resto de sus cuentas, antes de consumirse en la clásica obsesión por enriquecerse, apostarlo y después perderlo. Justika en aquel entonces no poseía voz, ni voto. Su primera interacción con el mundo exterior fue a través de Ajax, él la acogió, la adoptó como parte de ella, le enseñó a hablar, leer, prácticamente le brindó una educación, algo de lo que siempre fue privada la fémina al ser tratada cual bestia, un objeto, un arma más.

No obstante, a pesar de serle otorgado ciertos derechos como parte de su humanidad el rencor creció dentro su corazón, nuevas emociones emergieron voraces buscando venganza, Ajax al percatarse aprovecharía la oportunidad del resentimiento de la mujer para consolidarse como lo que es ahora. Sin embargo, ella solía ser astuta, aprendió del mejor estafador manipulando los resultados a su favor, pronto Justika ganaría fama en el bajo mundo debido a sus habilidades. –  Durante estos años te he visto crecer, al verte siento que me lleno de nostalgia. – De pie cerca del muro no mencionaba nada, su naturaleza se mantenía retraída, le debía demasiado, pero jamás depositó su confianza a pesar de que la sacó de su propia oscuridad. – Supongo sabes a que te he llamado. – La silla de piel detrás del escritorio se balanceaba de un lado a otro, escudriñando entre sus cajones sacaba un cofre de plata extrayendo de su interior puros de tabaco, paseándolo por enfrente de la máscara a la altura de su nariz aspiraba profundo reteniendo el aroma en lo posible dentro de sus fosas nasales. – Ha llegado el momento, cuando lo hagas sabré que probaras tu lealtad hacia a mí. – Una sonrisa torcida y demencial abandonaba la habitación en un parpadeo, la encubierta era arrastrar a su padre, vendería su muerte por la sociedad que tanto amó en antaño.

Culpable de ese pecado su camino se bifurcaría tras haberle entregado la cabeza cercenada de su padre, para después rechazar la oferta de seguir siendo custodiada por Ajax. Le dejó en libertad, más jamás sería libre y era algo que le seguiría inquietando si no hacía algo pronto.

Sacándola de su ensimismamiento el firme toque más a la vez un tanto sutil de una mano ajena sostenía el hombro de la cazadora, la sensación cálida se disipaba, estaba preparada para una circunstancia donde disuadiría al marine que retomara su posición de encubrimiento, ya estaba preparada para abrirle una salida. No obstante, su respuesta dejó absorta a la espadachina, el hombre que se identificaba como Simón apoyaría en lo que hiciera falta a la mujer para derrotar a la misteriosa silueta que observaba con superioridad a la pareja. Indispuesta a empezar una discusión frente a su contrincante, para mala fortuna de ella era demasiado expresiva. Temblando su mano se cerró en torno a la empuñadura de su arma, y el primero en notarlo sería Ajax.

Guardaría el veneno de sus palabras para reprenderlo después, solo se concentraría en lo que se avecinaba y eso era derribar uno de los obstáculos que interferían con su verdadera promesa.

La inoportuna detonación se dirigiría hacia el dúo, un disparo de un potente cañón de doble carga impactaría frente a ellos, la espadachina en una reacción instintiva abrazó a Simón protegiéndole con su cuerpo. – ¡CUIDADO! – Siendo lanzados lejos, el humo se concentraba en ellos hasta que recuperando la consciencia llena de heridas, la sangre brotaba desde su cabeza a un lado de su sien del lado derecho. En una media sonrisa acarició la mejilla de ese oficial. – Menos mal estas a salvo. – Fueron sus últimas palabras antes de desfallecer.

No es lo que solía ser, antes era tan hermosa que deslumbraba, debiste de haberla conocido en su mejor momento. – La grave voz interrumpía en una irónica tristeza, cargaba de nuevo su fusible decidido a enviar otra carga en dirección. – Y para ti desafortunadamente, este es el adiós. – Era una bala que viajó amenazante, apuntando directamente a la cabeza del peliazul.
IMPORTANTE:
Te pido que no liquides al NPC que improvisamos en este turno. De ahí haz lo que más te parezca.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Vie Ene 27, 2017 4:04 am

-Justika…. No….- Decía el joven teniente mientras sentía la suave mano deslizarse sobre su mejilla. Mano la cual sujeto con delicadeza para bajarla con cuidado. Observando la deplorable condición del cuerpo de la cazadora, el marine soltaría unas cuantas lagrimas al  ver a la muchacha totalmente herida, y especialmente cuando esta dejo de moverse…. –No… Justika… Háblame… ¿Estas conmigo? ¿Eh? Justika… ¡¡¡JUSTIKA!!!-  El marine movería  el cuerpo inerte de la cazadora, con intención de que esta abriera sus ojos, cosa que evidentemente era inútil… Abrazaba con bastante cariño a la rubia, de manera que unas cuantas lágrimas caerían “¿Qué sucedió? ¿Cómo puede estar pasando esto? Realmente… Realmente no fui capaz de protegerla… No fui capaz de detener ni de darme cuenta de nada… Ella… Ella se lanzo sobre mi para salvarme… ¿Por qué Justika? ¿Por qué lo has hecho? Yo debería ser quien este en tu posición…” Hirientes pensamientos que recorrían en la  mente del peli azul, quien sostenía entre sus brazos a la cazadora. Aun se mantenía, no había caído  en un mar de yanto total, pero era inevitable controlar las pocas lagrimas que se le escapaban. –Jutika…- Esto era tan repentino y reciente… Unos momentos atrás estaban juntos, listos para pelear y ahora, de un momento repentino ella salto sobre el evitando así, que Simón fuera herido por ese proyectil-¡Maldito! ¡Maldito imbécil…. Yo… ¡Yo acabare contigo!! ¡Cómo has podio hacerle esto!!- Simon, con lagrimas en sus ojos continuaría peinando los cabellos dorados de la  mujer, aunque sus problemas no acabarían ahí.

El despiadado Ajax, insensible, sin escrúpulos y alma, cargaría su arma nuevamente sin importar lo horrible y doloroso que fuera el momento que el marine vivía. El muchacho miraría al pirata con una furia tan grande, una que podía revelar cuanto odiaba, cuanto detestaba y cuantas ganas tenia de destruir a ese bastardo. El muchacho en un rápido movimiento tomaría a la fémina entre sus brazos para terminar huyendo. Aunque le principal deseo de Simón, era destrozar la maldita cabeza del pirata con sus propias manos, este resguardaría el cuerpo de su compañera como objetivo primordial que no debe hacerse esperar. Dada a su técnica de velocidad, este se alejaría un buen tajo de distancia, antes de limitarse a correr. Volteando a ver al pirata, quien mandaba a sus hombres a perseguir al Teniente, este, comenzaría a saltar en el aire para disparar hojas de aire comprimido con sus patadas que frenarían los intentos de manera temporal de perseguirle.

Finalmente, luego de un largo recorrido, este, entraría a una propiedad abriendo la puerta de una patada. Los residentes de dicha vivienda, saldrían alarmados a defenderse del intruso, aunque estos frenarían sus deseos al ver el horrido y enojado rostro dominado por la cólera del muchacho, además del cuerpo lastimado de la chica que se posaba sobre sus brazos. -¡Quítense! ¡Largo fuera!!- Gritaría de manera potente y de un instante todo abandonarían el lugar. Simón buscaría el sitio mas seguro y con mucho cuidado pondría  a Justika sobre una mesa. Este, parado al lado del cuerpo de la cazadora, en silencio, rodeado del sentimiento de impotencia de no haber podido protegerla. –Justika… Yo… Yo.. Realmente lo siento… Yo debí ser mas fuerte, mas rápido… Yo debi protegerte… Lo siento…- Contenía sus ganas de llorar a la mayor medida, pues, recordabba esas enseñanzas de su capitan, de que los oficiales no lloran y amas debben  mostrar sus sentimiento o emociones... Es un simbolo un guerrero .. Aunque era inevitable que ciertas lagrimas escaparan de sus ojos...Observaría el rostro de la mujer, recordando la sonrisa y las palabras que expreso en esos momentos. Acariciando con delicada su mejilla, limpiando un poco la sangre de su rostro, acomodando los mechones de su delicada frente…

Pronto, la tranquilidad seria interrumpida por los hombres de Ajaxx quienes merodeaban en los alrededores de la vivienda buscando a la  pareja. De esta manera, aun no se habían percatado de la localización actual de ambos, pero Simons sabía que pronto darían con ellos. –No tenías que hacerlo… Yo debería estar sobre la mesa y no tu… Yo debería estar ahí y no tu.. Pero..- Decía mientras acariciaba el cabello de la chica, para luego el odio se apoderada de su mirada y de su mento… -Prometo que vengare tu deseo de acabar con esa escoria insignificante… Prometo que el no volverá a lastimar nunca  a nadie mas…. Justika… Lo prometo…- Sugetaria la mano derecha de la mujer, mientras la observaba. El joven marine cerraría sus ojos y daría un fuerte respire para calmarse un poco y prepararse para lo que venia…

El joven marine siempre ha sido tan emotivo y sensible, realmente suele encariñarse de las personas, además que aquella mujer por alguna razón, comenzaba volverse especial, despertando  el  sentimiento de querer protegerla y cuidarla. Aunque en realidad seria al revez, siendo Simon protegido por aquella mujer. Tal vez no la conocía mucho, pero Simon sabe cuando un corazón oculta tristeza… Simon siente que esa mujer seguro ha tenido que lidiar con cierta carga toda su vida. Carga, que la ha cambiado, y la ha obligado a tener que hacer cosas que quizás ella podría detestar. Esto se habia vuelto tan personal, entre Ajax y el. Pronto el marine abandonaría el sitio por la puerta de atrás, para terminar sorprendiendo a los hombres de Ajax por otra calle, y asi, estos centraran su atención en el marine. Cegado por la ira y el odio, correría contra los hombres de Ajaxx quienes atacaban sin piedad y misericordia al cuerpo del marine, aunque dado a sus habilidades esto no haría mas que daños menores.

No se rendía, era una intensa batalle en la que peleando sin parar, recibiendo ataques, heridas, cortes, disparos… Era una maquina de odio que no pararía hasta lograr su cometido. -¡AJAAAAAAAAX!! ¡!¿DONDE DEMONIOS ESTAS!? ¡SAL Y DA LA CARA COBARDE!- Gritaría el muchacho para terminar de con el ultimo de los miembros de la pandilla del pirata. El teniente se veía ya ahogado, exhalando con fuerza  el aire, intentando llenar sus pulmones. Había pasado ya bastante rato utilizando su haki y técnicas de velocidad que consumen muchísima energía, mas aun asi, el marine no se detendría. Pelearía  hasta el ultimo segundo, hasta que ya no quede ni una pisca de energía en su cuerpo, no descansara hasta acabar con Ajax y todos y cada uno de sus seguidores. La muria se encarnaba completamente en las pupilas del peli azul, iracundo y ebrio de venganza. Pero aun asi, en el fondo, en lo mas profundo de si, permanecía la imagen en el que la chica le sonreía, y diría esas últimas palabras…. Y luego esta desfallecería en sus brazos… Escena que se repetía mil veces en su mente, escena que alimentaba mas y mas su odio.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Lun Ene 30, 2017 4:36 pm

Arrojándose a sí misma contra el proyectil, una sonrisa que frágil se perturbaba en negarse a desvanecerse. En un impulso se abalanzó para proteger a un completo extraño, ¿por qué?, esa era una buena pregunta, ni ella conocía la respuesta… era complicado.

En una visión borrosa contemplaba en destellos la preocupación del contrario, deseaba sonreírle con sarcasmo, burlarse por lo sensible y débil que actuaba, para ellos no se les estaba permitido llorar, aunque una parte en el fondo le conmovía que ese hombre, aún desconocido, se compadeciera por un demonio, no podía tomar ese privilegio, no tenía el derecho a ello. Saliendo de la escena el oficial tuvo el extremo cuidado de llevarla en brazos, su primordial prioridad era hallar un refugio para resguardar la figura maltrecha de la cazadora. Durante el trayecto, antes de irse pudo contemplar los orbes inquisitivos de Ajax reluciendo por debajo de la máscara, verdes esmeraldas, un verde que podía hipnotizar lo que sea y a quien fuera. Suspirando un presentimiento de que estaría atada a su dominio le subyugaba, este tiempo no fue el de la revancha por la que tanto apostaba, sino que jugando con cualquier pronóstico en su contra existía la posibilidad que él era esa sensación de sentirle como parte de ella, de su verdadero hogar.

Mientras tanto, de vez en vez perdía la consciencia, sus manos se tornaban frías parcialmente, volviendo a recuperar la razón todavía se mantenía el guerrero de cabellos aguamarina a su lado replicando lo injusto de la situación. Le daba la impresión de que era un niño pequeño desamparado. Con un enorme esfuerzo elevó la diestra acariciando los mechones desordenados de tal cabellera. – Es más suave de lo que esperaba. – En un tono prácticamente inaudible hallaba una forma de reconfortarlo. Lo peor es que ella no podía escucharle, pero si podía leer sus labios descifrando solo lo más importante. – Simón, no.. n-no nece-sitas llorar, yo no… no m-me arrepiento, ¿s-sabes?, quizá si tu-viera que tomar la decisión… de n-nuevo… lo haría… sin dudarlo. – El comienzo de ambos fue perturbador, a pesar de cometer varios pecados que atentaron y mancillaron el regalo de una vida, sin importar si su color era claro o turbio, que llorase por ella, que se lamentara, jamás lo aceptaría. Hace tanto tiempo cometió horribles hazañas, no se engañaba con mentiras ilusas de que era bajo condiciones profesionales, simplemente lo disfrutaba. Jamás comprendería la calma con la que actuó el contrario al estar rodeada de cadáveres y cuerpos cercenados, todavía mantenía su primera impresión de horror. La diestra de la espadachina se deslizó pesada sobre la mejilla opuesta retirando algunas lágrimas en el camino. – No las m-merezco, cada una… de ellas. – Al contenerlas en la punta de sus dedos, desprendían un calor singular.

Necesitaba tiempo, le faltaba decirle muchas cosas, la promesa de una venganza le debería serenar, pero era lo opuesto a sentirse satisfecha. Tiempo, solo un poco más… lo quería a cualquier costo antes de desvanecerse, muchas veces creyó no temerle a la muerte y así era, solo temía hallarse sola, al final.

Ahora llegaba el turno de Ajax, sin embargo, otro grupo se desplegaba rodeando la choza, ni siquiera el autor y antagonista principal se había tomado la molestia de perseguirles ya que no lo creía una buena inversión de su tiempo.

Criminales, corruptos a la moral y ética, sin respeto alguno de lo que se podría considerar es correcto, ese tipo de personas merodeaban por la isla gobernados por su ambición, una incontenible avaricia que consumía el raciocinio de los que caían atraídos por el poder. El camino siempre les fue sencillo, tomar lo que pudieran porque se sentían con el dominio absoluto para hacerlo, lo que ignoraban es que sus acciones a pesar de que se calificaran como libres siempre dependía de una cadena más alta sobre su cabeza limitando dichas opciones de baja frenesí. La nueva campaña comitiva revelaba a su líder, el mismo enmascarado que salía a la luz de la luna sin ninguna preocupación.

Me tienes aquí, y ¿qué?, pretendes convertirte en el furtivo vengador de lo que alguna vez fue mi más bello tesoro, si quisieras hacer lo correcto deberías fijar tu odio no solo en mí sino en todos y cada uno de los que residen en esta isla, eres aún joven para conocer tu lugar, pero te ayudaré un poco… este no es el tuyo. – Sacaba la nueva carga de su pistola, retiraba el seguro tras un clic, apuntó el cañón frente al rostro del marine más se abstuvo a disparar. – Apártate, mis asuntos son con ella, no contigo.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Lun Ene 30, 2017 9:08 pm

“Aquel día, la furia rebosaba despampanante como fuego ardiente en mi pecho. Sentía que quería maldecir mil veces, que quería descargar mi odio en cada palabra, en cada golpe… Sentía que cada vez que mis nudillos golpeasen su asqueroso rostro encontraría alivio… Por otra parte, aquella chica, la cazadora… Seguía siendo dura consigo misma. Puede que sea ingenuo  lo se. Pero si de verdad ella fuera como ella cree ser, si de verdad fuera la verdad lo que todos afirman que es, yo no estuviera aquí contando esta historia posiblemente. Estaría tirado en el suelo mientras ella huiría por su propio bienestar… Eso es lo que haría una persona de oscura voluntad.”

-Te equivocas… Te equivocas mucho.- Decía mientras sostenía su débil y delicada mano la cual acariciaba su rostro. El joven teniente se negaba rotundamente a las palabras tan duras y crueles dicha por la fémina hacia si misma… -Todos indiferentemente quienes sean… Tienen derecho a ser protegidos, a ser defendidos… Todos tienen derecho a ser felices… A sonreír libremente. Mi deber es proteger y defender ese derecho…- Luego los sonidos de los enemigos  avisarían al joven teniente de lo que sucedería, terminaría colocando con cuidado  la mano de la cazadora sobre su abdomen. Para luego darse la espalda, pero antes de marcharse sin antes decir unas cuantas palabras más. –Incluso tu tienes derecho a ser feliz, Justika.- Marcharía de manera tan firme, seguro de si mismo y de sus pensamientos. No existe arma, o acción que pudiera detener aquel espíritu justiciero… Incluso si su  cuerpo pereciera en la lucha por el poder, el simple hecho de saber, que sus ideales no morirán, y que aquellas personas tendrán una vida plena y feliz, llenaría de alivio y razones para sacar una sonrisa hasta el último instante.

Luego pasaríamos al momento en el que teniente enfrentaría con furia a todos aquellos que se atrevían a levantarse contra su juicio. Aquellas almas impuras que fueron doblegadas por la oscura voluntad de aquel villano de negro corazón. No le agradaba la idea de tener que resolver las cosas de esta manera, pero la ira ayudaba a callar ese pensamiento sobreprotector. Golpeó, pateó, rugió, arrastro y arrasó con cada individuo que intentaba acercarse a aquel lugar. Como una maquina imparable no se detendrá por nada del mundo… Por alguna razón, el teniente Teppelin sentía que debería salvara a aquella chica… ¿Qué clase de lección de justicia daría si no? De no hacerlo sus palabras serian tan vacías e  inexistente como los corazones de sus contrincantes. Aún así, había otro sentimiento que el mismo no podía describir ni comprender por la complejidad de las cosas… Apretaría sus puños, levantaría los brazos con tal firmeza… Mostrando los dientes, encorvando su postura, listo para batallar, listo para luchar hasta final… -No Podrán detenerme… Necesitaran un ejército entero para ello…-

Al final, había acabado con todos… Su respiración se notaba acelerada… Su pecho vibrante, pidiendo y gritando por mas aire… Se encontraba el teniente un poco tambaleante después de tan violento combate, quedando finalmente victorioso. -¡AJAAAAAAX! ¡¿DONDE DEMONIOS ESTAS?! ¡SAL  Y DA LA CARA COBARDE!- Gritaría al final con toda la potencia y energía que yacían en sus pulmones… Su mirada denotaba tanta furia, la llama de la pasión de un guerrero dispuesto a dar hasta el último aliento. Aun con el dolor en algunas partes de su cuerpo, los  cortes, los golpes, las contuciones y quemaduras… La idea del dolor solo le llenaba de fuerza y coraje para seguir avanzando… Como una bala… Como un taladro humano, se levantaba y motivado a perforar cualquier muralla de la opresión y de la maldad… En e fondo de sus nublados pensamientos, merodearía la imagen sonriente de aquella chica, seguido de un sentimiento ajenjo de tristeza por ella… Realmente.. Le gustaría cambiar su destino, arreglar las cosas que la contraria opina que ya no tienen arreglo… “Estoy Rota” Las palabras que resonaban en sus pensamiento como eco negativo en un intento de derribar su optimismo por salvarla…

Finalmente, lo que el anhelaba y estaba esperando. –Ajax…- De una manera tan seca mencionaría el  peli azul al ver a la figura del enmascarado finalmente hacer acto de presencia, acompañado de mas hombres. Este parecía decidido a seguir su tarea en contra de la cazadora… Mencionando  comentarios sobre ellas que lejos de hacer de cambiar de parecer al teniente, solo alimentaban mas y mas su odio hacia el villano. Parándose firme, cerrando sus ojos, extendería su brazo y su puño en dirección de aquel enmascarado. Preparándose para las amenazas del enemigo, quien ya tenia su arma apuntando a este, con una leve muestra de “brindarle” una oportunidad de quitarse de su camino. Pero eventualmente el teniente se negaría a tal ideal. –La manera en la que ella se describe… En la que habla… Es tan triste… Pero a lo largo de esta pequeña batalla, he podido entender que todo es gracias a ti… Las personas como tu me enferman… Personas que toman a hombres y mujeres honestos, los cambian destruyendo toda su humanidad… Para al final desecharlos como simples juguetes…- Abriría sus ojos dejando ver aquella furia bestial  que haría retroceder a algunos de los acompañantes de Ajax.-Lo peor es que eso no es suficiente para ti… ¿No? Tienes que matarla, desecharla, como una herramienta rota o inservible… Como un trapo blanco luego de limpiar tus sucias manos… No les interesa cuan infeliz sean las personas por dentro, solo les importa alimentar su maldita codicia para intentar darle sentido a su existencia.- Las palabras solo harían que algunos de los que rodeaban a Ajax soltaran carcajadas, al teniente no le importaba.. Solo estaba ahí por el enmascarado. Bajaría su brazo para intentar calmarse y  respirar profundo. “No se si realmente pueda mantener  una batalla con el… Lejos de su arma, no ha mostrado otra habilidad… Quizás sea superior o no. Aun así, ya no hay marcha atrás y… No me arrepiento de nada… Estoy tan feliz de hacer esto… De defender y decir lo que creo que es correcto….” Pensaría mientras una sonrisa radiante se dibujaba en su semblante y comenzaba  a ponerse en posición defensiva elevando sus brazos, mirando  fijamente a su oponente. Tal acto, haría que algunos de los residentes, en inclusive algunos de  sus oponentes reconocieran su valor. Ver al muchacho parado a algunos le causaba desagrado, como un reflejo lejano de lo que jamás pudieron llegar a ser… Y otros.. Como un pensamiento de lo que en el fondo quisieron ser, pero terminaron desviando su camino. Las palabras y gestos resonarían en sus mentes, provocando emociones confusas… -Cuando quieras. Ajax- Sentenciaria desafiante al enmascarado, atento y preparado para todo
OFF:
Bueno, Simón posee la H.E "Promesa del futuro" la cual le permite tener ese aire especial ante sus enemigos aliados o quien sea, de manera que estos podrian verle como alguien como una amenaza, o con mucho potencial. Total, la idea se basa en generar esa sensación de que el chico tiene algo que lo hace diferente a otros, sea bueno o malo dependiendo del criterio y la perspectiva.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Vie Feb 03, 2017 5:34 am

Había aprendido una cosa, la ausencia del tiempo competía atroz. No importaba lo mucho que interactuara con el presente, al final solo sus acciones se resguardarían lejanas en una vivencia meramente vacía. Inconstante, frágiles, débiles, el ser humano se flanquearía impreciso, no obstante, la mujer que se hallaba en soledad mantenía una distorsionada sonrisa. – Personas como tú, terminan siendo… fácilmente devoradas.

Seguía recostada, su consciencia ambivalente no la dejaba separarse totalmente de la realidad de los acontecimientos. Parecía extraño, su encuentro sin ser predestinado se había trazado inesperado tras el hallazgo de aquel hombre con ideales intrínsecos. Tras un turbio comienzo jamás olvidaría esos orbes llenos de temor, contemplándola cual monstruo, le agradaba esa mirada… aunque ahora la que le fue dedicada estaba cargada de una inexplicable determinación de empatía, solidaridad.

Ajax en una postura extrañamente altiva se sonreía forzado debajo de la máscara, aún si Simón no era capaz de apreciar los gestos de tal influyente personaje, el aura que desprendía podía rivalizar con la fuerte voluntad del marine, claramente eso se interpretaba como una obvia declaración de guerra. El subastador mantuvo silencio por mucho tiempo, su arma no estaba cargada por lo que el siguiente disparo no se efectuaría, había realizado una apuesta muy arriesgada ya que, si mostraba dicha debilidad ante un luchador con semejantes capacidades, los segundos eran más valiosos para un tirador experimentado como él. – ¿Mi culpa?... ¿Destruir su hum.. – No, se interrumpiría a sí mismo antes de continuar. El enmascarado resoplaría largando su profundo aire ya oxidado, pues un leve rugido escaparía feroz que resonaría en un eco gracias a la careta metalizada. – Yo no fui quien acabó con esa mujer, ella ya estaba fracturada desde mucho antes… tu juicio es nublado por la lástima que sientes por Justika ciertamente, no creí llegar a ver el día en que estaría satisfecha con este resultado, no para alguien que ostenta una irrazonable soberbia… ‘supongo viene de familia’. – Emitió arrastrando desganado con la punta de la lengua a través de los dientes viperina las últimas palabras tras accionar el gatillo, pero no parecía querer intimidarse el guerrero que declaró previamente estar del lado de la cazadora.

Centrado en su objetivo las risas de sus subordinados irrumpían desagradables la conversación con la intención de minimizar el inspirador discurso del oficial, Ajax en reacción adquiriría una postura más rígida, imponente que inquietaría a la audiencia en ese lugar. – Aquel que vuelva a reír como una hiena desagradecida lo lanzaré como aperitivo a las bestias del Nuevo Mundo… matarlos solo sería un triste desperdicio. – Eso no era una advertencia, su voz lo afirmaba con tal seguridad que no le importaría diezmar sus fuerzas mientras su jerarquía se viera inquebrantable entre los suyos, existían normas, reglas que no se infringían en su retorcida sociedad. Era por ello que su lugar jamás había sido usurpado, cualquier indicio de sublevación se cortaba de raíz mucho antes que pudiera originarse, frío y calculador así se caracterizaba Ajax. Sin embargo, el tiempo apremiaba que la inusitada reunión no debía prolongarse y solo para estar tranquilo en un viejo hábito consultaría al revisar su reloj de bolsillo. – Lamentable. – Repetiría deprimido, quizá la simpatía que observaba del marine lo hechizó sin percatarse.

Ninguno de los dos tenía la culpa, aparentemente nadie la tendría. Novacek no recuperaría su libertad si dejaba que otros intervinieran en esa enmarañada treta. Por ello la cazadora continuaba sin aparecer, su vida probablemente correría peligro, y en cambio Ajax solamente había correspondido a los insolentes actos de la fémina por querer irrumpir el sistema que hubo perfeccionado durante años con tanto esmero por desear apoderarse de un rol diferente al que le asignaron.

— DEAD END —

Teñido de un azul profundo el cielo se cernía particularmente sobre dos personajes. El reloj de bolsillo era devuelto al lugar que le correspondía, por lo que Ajax correspondería la mirada depredadora hacia su contendiente no sin antes registrar el área que se delimitaba entre ambos.

Trataré de no decepcionarlo Teniente Teppelin. – Un dispositivo rodó en medio del campo despidiendo una pantalla de humo densa, oscura, nublando así la visión del intruso por lo que la figura enmascarada se atrevería a caminar por la zona en un suave andar que pasaría desapercibido hasta para el oído más fino. Como si con ello no le tomase en serio recargaba su arma con tres municiones, el revólver parecía limitado por una mínima cantidad de detonaciones, aunque no debía de ser motivo de subestimaciones. Afinando la frágil rúbrica de su pistola ejecutaría el primer disparo de suerte… ahora Simón era quien debería moverse.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Invitado el Vie Feb 10, 2017 11:10 am

[Aquel hombre se mantenía de pie con aquella sonrisa que era visible desde cualquier punto. Con una firmeza, seguridad de si mismo. El se mantenía simplemente sonriente como si nada malo estuviera ocurriendo. Aun contra todo pronóstico, el teniente se mantendría firme hasta el final. Una de las más grandes virtudes y también lamentables, pues, en este mundo las cosas se manejan de diferentes formas, y aquellos que van contrario a la corriente, tienen destinos y finales injustos… “No me importa” Pensaba el peli azul… Aquel pensamiento titilaba como una luz en un mar de oscuridad, en un mar de negatividad que intentaba dominar su mente. El miedo, el terror a lo desconocido no sería capaz de enfrentar, de encarar el deseo de luchar de aquel hombre. El marchara, el seguirá, el  no parara y lograra lo que se propone hasta el final.

Los seres humanos se definen como criaturas extrañas… Curiosas, peculiares y bellas. A pesar de que pueden hacer cosas grotescas, también pueden hacer creaciones bellas, majestuosas. El espíritu, la voluntad humana es una de ella. Capas de moldear cualquier cosa a su antojo, generando una clima diferente a otros. Desde la lejanía mientras algunos reían de su presencia,  otros miraban con otro pensar… Un hombre que se ha levantado ante otro de igual poder. Un hombre que enfrenta un destino ajeno sin importar las consecuencias. Esta es la historia de un héroe, un héroe que luchara codo a codo, con el sudor de su frente, contra todo pronóstico… Hasta exhalar la última gota de aliento de su ser, el no detendrá su marcha en este tormentoso camino….

Este mundo se ha corrompido cada vez mas. Actualmente, los hombres y mujeres ya no creen en la esperanza, en la justicia y en el honor… Esas cosas se han dado por perdidas. Pero el hecho de no creer, no significa que no lo deseen. Todos en el fondo tienen ese sentimiento humano, el bueno. Aquel lado que han ignorado por años, que han abandonado por el temor y el  miedo de ser diferentes y perecer en un viaje confuso. Como una luz solitaria que emanaba un pobre destello… Como una voz fina y suave en un cuarto de gritos.
 
Finalmente el momento de la batalla final llegaría para el joven teniente. Tragando saliva, concentrando la respiración en sus pulmones. Cerraría sus puños, prepararía sus piernas, su  mirada puesta en aquel enmascarado. Aquello lanzado por el pirata, que se deslizaba por el suelo acercándose al teniente, cuyo objetivo era el de cegar al mismo, para así dar ventaja al pirata. Parece que tiene su manera sucia y estrategia de jugar… Mas, aun así eso  no intimo al joven marine. Este se encontraba alerta, sabía que lo que venía no sería fácil. Ajax parecía un hombre razonable y calmo, a diferencia del los hombres a los que comandaba. ¿Qué pasa cuando una fuerza imparable impacta contra un objeto inamovible?

Invisible, oculto en aquella densa cortina de humo. Se movía como una sombra, el teniente solo se limitaba a permanecer en un solo sitio atento, con su guardia tan alta como sus expectativas. –Es una lastima. Esto, realmente solo eres un niño.- Sonido que venia de la parte trasera del peli azul, rápidamente este voltearía lanzando un ataque para solo terminar golpeando la nada. Parece que el plan de Ajax era causar desesperación en aquel muchacho. Simón, por sobretodos las cosas, evitaba caer en sus provocaciones. –¡Donde estas! ¡Da la cara maldito!- Gritaría el teniente enfurecido ante tales jueguitos de mal gusto. Pronto, el sonido de pasos alertaría al joven teniente, quien era muy diestro en al arte del combate cuerpo a cuerpo. Deteniendo una patada dirigida a su cara con su brazo, el cual estaba recubierto por un guantetele de Kairo No tratado, suficiente para detener dicho ataque. Nuevamente ajax se perdería entre aquel humo. Continuamente, aparecería de la nada dando ataques sorpresas, algunos eran bloqueados, otros daban en el blanco. Su meta era jugar con el muchacho mientras de divertía.

Otro sonido delataría la posición de Ajax, dándole ventaja al peli azul de protegerse de otro de sus ataques. El muchacho quien mordía sus dientes del coraje, intentaría atacar al pirata sin éxito. Sin parar, ataque tras ataque eran esquivados como si nada por aquel hombre, parece que lentamente estaba cayendo en su juego.  –Realmente crees que la conoces… No tienes idea de nada, eres joven e  impulsivo. Té has dejado dominar por tus emociones, ellas, te han nublado y no te das cuenta.- Decía el pirata mientras se alejaba para cargar su arma y soltar un proyectil. -¡Rayos!- Grito el marine para intentar protegerse, y salir volando por tal impacto. Por suerte su haki era suficiente para dejarle vivir, pero no tanto como para evitar recibir daños considerables. Como un susurro… Aquel hombre enmascarado se movía como una sombra casi imposible de detectar y predecir… -Tu terquedad te ha llevado a un presipicio, uno de donde no  sobrevivirás.- Decía para cargar otro disparo y darle directamente al  muchacho quien salía volando cayendo en seco.

El joven teniente, se encontraba en un mal estado. Más aun asi no era suficiente para quedar totalmente fuera de combate. Intentaba levantarse con mucha dificultad. Mostrando sus dientes, apretando la arena con sus dedos cual se formaba puño en su mano. La ira, la impotencia, todo se concentraba en su ser –Eres tan predecible la verdad. Dominado por tus emociones, no has sido capas de ver la realidad. ¿Qué te hace querer seguir? ¿Ella? De verdad no tienes idea. O sea que… ¿Hay algo especial encerrado aquí? Como sea, todo eso acabara pronto.- Decía aquel enmascarado, en sus intentos de sumir en la desesperación al marine . Pero el no se  rendiría, jamás… Jamás pararía, jamás se detendría de creer en lo que piensa y ve. Y el ve un mundo maravilloso, donde todos pueden ser felices, donde todos pueden ser salvados…  
Sus ganas superaban las de su cuerpo. Lamentablemente no era capas de levantarse.Maldita sea….- Expresaba lleno de coraje, mientras los pasos de aquel sujeto se acercaban directamente al joven teniente. Mostrándose finalmente, frente a frente. Prepotente, engreído. El hombre apuntaría al muchacho con lo que sería el tiro final. –Realmente no olvidare tu rostro, Teppelin. Pero este es el final del viaje. Se acabo, no queda más nada, esta es la triste realidad. Al final el hombre con el arma, el hombre con las herramientas necesarias saldrá victorioso. Que te quede como lección para tu otra vida. Es lamentable, eras tan joven  y especial. Tu único error fue conocerla.- Cargaba el arma retirando el seguro de la misma. Despídete.- 
Aquel marine levantaría su cabeza ante aquel hombre. Pese a las heridas, quemaduras y cortes, aun se encontraba sonriente. Con esa cálida sonrisa rebosante de devoción. Aprovechando el momento de distracción que había causado a su oponente. El muchacho en un movimiento veloz se levantaría, para luego alejase se aquel lugar con su habilidad de alta velocidad. –Tu te equivocas Ajax.- Decía el muchacho haciendo lo mismo que el pirata hizo rato atrás. Apareciendo en distintos puntos, rodeando al subastador, intimidándole. El había caído en su trama realmente. Finalmente el joven marine tenia una posición certera de donde estaba. Deslizándose rápidamente, rodeándolo, haciendo que el contrario volteara  todas partes por la preocupación. –Tu eres quien está en el borde del precipicio. – Golpearía para desaparecer. –Tu eres quien no se ha dado cuenta de la realidad.- Volvería a golpear al pirata, para perderse de nuevo en  las sombras. –Tu eres quien no entiende lo que pasa, tu eres el que es predecible… Tu… Tu no tienes nada. No eres nadie. Solo eres herramienta de tu propia desesperación. Tu miedo, tu odio, tu codicia te ha hundido  lentamente y no te has dado cuenta. – Continuaría golpeando al pirata, quien se veía imposibilitado a defenderse. Sea todo para darle una gran lección antes de acabar. –Puedo ver algo especial en ella. Más aun asi no es la única razón por la que he venido a detenerte. Tu eres un criminal y yo soy un justiciero. Has estado jugando con las vidas ajenas durante tanto tiempo… Nadie se ha levantado contra ti, nadie te ha dado tu merecido pero eso  se acabo hoy.- El teniente cargaría su puño para asestar el golpe final. Así hasta aparecerse ante el pirata, y darle un puñetazo en el estomago  que lo mandria a volar unos cuantos metros, mas no seria suficiente para matarlo o derrotarlo completamente. –Yo, Simón D. Teppelin. Jure pelear y proteger a todo aquello que venga a mi en busca de ayuda. Y es por ello que yo proteger a Justika, y a todos los residentes de este lugar. ¡¿Quien demonios crees que soy yo?¡ Luego de decir esas palabras con todo el optimismo de su ser. Este caeria pegando una rodilla al suelo, y flexionando la pierna opuesta. Con su puño, intentaria equilibrar tambien su cuerpo. Parece que se ha exxedido mucho en este palea. "Rayos... He usado demasiado el Rokushiki y el haki... Mi cuerpo no soportara mucho... Vamos, no me abandones... Solo un poco mas..."
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Pasado] Héroe o Ladrón.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.