Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Segundas Oportunidades [Pasado|Eden O. Silverman]

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Segundas Oportunidades [Pasado|Eden O. Silverman]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 10, 2017 2:48 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Dos años atrás.

Después de realizar tus primeras fechorías como pirata, nunca venía bien tomar un pequeño descanso en el que asentarte como criminal y cambiar la mentalidad a una distinta que usarías mucho más a menudo a partir de ese punto. Al estar impreso en los periódicos un cartel con tu cara, nombre y recompensa, muchas cosas cambiaban. Y la isla Red era un muy buen lugar para sentarse, meditar, y llegar a una conclusión. El motivo de aquello era que, si no cometías un delito expresamente en esa isla, no se te tomaba por criminal. Así que a ciencia cierta, él seguía siendo un civil más. De todas maneras, su wanted tampoco era demasiado alto como para ser famoso, siquiera. Ocho millones era la primera cifra que habían puesto a su cabeza por sus acciones, nada malo teniendo en cuenta que había iniciado en el East Blue, el mar más débil de los cardinales, según se rumoreaba. Una cifra que lucía con cierto orgullo, la barbilla bien alta, y una gran sonrisa en sus labios. Otra cosa no, pero egocéntrico, el albino lo era un tanto. Y caminaba por la calle principal de la Ciudad Carmesí como si fuera la persona más inocente y buena del mundo.

Iba ataviado con unos ropajes atractivos a la vista. Una camiseta negra de seda, junto a unos pantalones negros y rojos de cuero. La gabardina roja que ocupaba su torso y gran parte de sus piernas también era de ese último material, combinada con unas botas militares, unos guantes y coderas negras, y un cinturón con una calavera de hebilla. Así como tres enganches por su pecho con broches de oro. Extravagante, llamando la atención. A su espalda, una espada de doble filo yacía enfundada en una vaina de tirantes de cuero, sujetándola bien para que no se cayera conforme se moviera. Su pelo, liso y bien peinado, era objeto de miradas de todo tipo. No era común ver a una persona con ese color de pelo, la mayoría no salían del moreno, castaño, rubio o incluso pelirrojo. A decir verdad, era ese tipo de personas que las veías y decías: “Ese tío tiene estilo, ojalá pudiera ser como él”. Pero para nada, él no se sentía así, como un pilar al que seguir o tomar en cuenta. Él vivía la vida al límite, día a día, buscando la adrenalina que tanto le hacía sentir vivo.

La calle por la que caminaba poseía en sendos lados de la calzada tiendas ambulantes de todo tipo de mercancías: accesorios estéticos, comida, decoración, etcétera. Obviamente, la que más llamó su atención fue la de bebida, donde servían unas jarras de cerveza totalmente frías y apetitosas. Se acercó hasta el mostrador para hablar con el dependiente. -Buen hombre, sírvame una jarra de su mejor cerveza. ¡Hoy tengo dinero para permitírmelo!- Su voz era viva, llena de matices llenos de voluntad y carácter. -Tener dinero siempre es bueno, muchacho. Sobre todo para mí, que vivo de las ventas, gahahaha- Rio el dependiente, para luego servirle la jarra y dársela en plena mano a cambio de unas cuantas monedas. -Ten un buen día amigo, hoy el Astro Rey nos sonreirá a todos- Dijo alzando la jarra, despidiéndose del hombre. -Por supuesto, chico, esa es la actitud- Y es que en el cielo, brillaba un gran sol acogedor. No hacía demasiado calor, la temperatura era perfecta. Así que para celebrarlo, alzó su jarra y gritó en plena calle. -¡Por la Ciudad Carmesí! ¡Donde los criminales tenemos nuestra segunda oportunidad!- Para qué ocultar intenciones. Se llevó la jarra a los labios y dio un largo trago. Riquísima esa cerveza, joder.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo


Re: Segundas Oportunidades [Pasado|Eden O. Silverman]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 16, 2017 9:06 am

El samurái había resultado ser una persona noble y dedicada al credo bajo el que había crecido y aprendido, una voluntad férrea de las que pocas quedaban ya en el mundo. Mientras que otras muchas personas elegían un camino más fácil y corrupto para el alma, aquel chico había sabido elegir una senda complicada pero que le resultaría en un gran aprendizaje de valores humanos. Ojalá él también hubiera podido tener años atrás una oportunidad como aquella, pero no todos tienen tanta suerte. Al menos, uno de los dos podía tener esa opción. El estrechamiento de manos se produjo sin problema alguno por ambas partes, siendo que las sonrisas fueron sinceras en aquel momento de despedida. Sus palabras le hicieron reír un poco, ante lo que le respondió totalmente convencido de ello. -Dudo mucho que el destino haya preparado ya tu tumba- La promesa de volver a encontrarse en el futuro estaba más que pactada.

Así, el pirata desligó su mano de la del samurái, empezando a caminar con una sonrisa en los labios hasta darle la espalda a Eden y continuar hacia su bote. Por el camino, levantando la mano derecha y moviendo la mano a modo de despedida, le gritó para que tuviera buen recuerdo de él. -Saluda a esa tal Natsumi de mi parte. Si tiene entre 18 y 30 años, buen cuerpo y es guapa, háblale de mí- Como siempre, era un conquistador nato, un amante de las mujeres en sí. Tras su carta de despedida, bajó la mano y apretó un poco el paso, ya que su bote no quedaba muy lejos y tenía ganas de marcharse ya de la isla. Por suerte, parecía que los refuerzos que se habían solicitado por parte de los uniformados no se habían dado cuenta de cuál era el paradero de los albinos, lo que les permitiría escapar de buena manera.

Ya habiendo llegado al bote, deshizo el nudo que mantenía amarrado el navío a un gran tornillo del muelle. Subió hasta la cubierta por el madero de acceso, lo tiró al mar, y recogió el ancla. No tardó más de dos minutos en dejar listo el bote para empezar a navegar, así que cuando estuvo todo preparado, pasó a la pequeña cabina que fungía como “camarote del capitán”, donde estaba el timón, un sillón y algunos objetos de navegación necesarios. Desbloqueó el mando, y con la vela desplegada, el navío empezó la travesía hacia la siguiente isla. Poco a poco, el horizonte se iba abriendo más hasta que resultó ser puro mar abierto. A sus espaldas dejaba atrás una historia de compañerismo y aprendizaje, mentiría si dijera que no había aprendido nada de su encuentro con el samurái. Apreciar más el honor tal vez fuera una forma de crecer como persona, pero, ¿su vida pirata se lo permitiría? Tendría que ponerlo en práctica algún día… Para que cuando se volviera a encontrar con Eden, viera que hasta un pirata puede tener valores.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Segundas Oportunidades [Pasado|Eden O. Silverman]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 16, 2017 11:30 am

Observó partir al otro, necesitaría ahora encontrar un barco en el cual volver a la isla y pasar antes por supuesto a otra, quizás ir a Ohara era buena idea después de tantos años sin visitarla, quizás ahí algún catedrático podría apoyarle en su búsqueda, era una fortuna que en los mares cardinales todavía existiesen servicios de viaje, no eran ya tan usuales como antes debido a la influencia reciente de ese tal Capone, pero en toda crisis existían oportunidades y algunos cazadores la habían encontrado en fungir como transportistas seguros que exigían un buen pago a cambio, aunque vamos, pagar unas cuantas monedas de más era mejor que ser atacado por piratas y acabar siendo comida de rey marino, o al menos eso es lo que siempre decía Natsumi, el dinero no se debía apreciar por encima de la vida propia ni mucho menos la seguridad de la persona.

Justo cuando escuchó el comentario de la chica se puso rojo y eventualmente mostró una cara de descontento, no le agradaba que hablaran de ella, por muchas razones -¡Oye te voy a…!- estaba por lanzarse corriendo en dirección del otro cuando repentinamente se abrió una ventana de golpe asestando un buen impacto en su rostro, mismo que le hizo caer de espaldas en el tejado y quedarse así por unos segundos con cara de idiota, en la ventana un hombre viejo miró a todos lados, pero no logró divisar al chico ya que la misma era enteramente de madera, así que simplemente se encogió de hombros, tiró un poco de agua a la calle y la volvió a cerrar. Eden se puso en pie de nueva cuenta restregando un poco su rostro, le dolía especialmente la frente y ahora un pequeño dolor de cabeza le atosigaba, ¿habría sido intencional?, ya no existía manera de comprobarlo.

Decidió olvidarse de Sparda pues ya estaba extremadamente lejos -Bah, será en otra ocasión- y con ello bajó de los tejados para caer en una callejuela al lado de unos vagabundos, avanzó entre ellos dirigiéndose al puerto y algunos uniformados pasaron cerca suyo con cierta prisa, obviamente no le podían reconocer pues no era un criminal y su rostro no estaba impreso en ningún lado, atacar para defender la integridad de los civiles no era un crimen desde su punto de vista, así que no tenía nada que temer, incluso si todos esos hombres con fusiles se encontraban buscando a los culpables.

Arribó finalmente al puerto, una pequeña fila de hombres y mujeres esperaba frente a un barco pequeño, pudo reconocer que se trataba de uno de transporte y se formó detrás de un hombre de negocios que no paraba de leer un periódico, con un poco de curiosidad se asomó por sobre el hombro de aquel sujeto para leer unas cuantas noticias, nada interesante en realidad, salvo la sección “se busca”, ahí pudo reconocer nuevamente el rostro de Mat, todavía se negaba a creer que era un pirata, que todos esos años había estado vivo en lugar de volver por él a Spider Miles, pero, ¿si era cierto?, en ese caso no le quedaría más opción que detenerlo, era en parte su responsabilidad por ser familia, además, así al menos se aseguraría que no le iban a matar.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Segundas Oportunidades [Pasado|Eden O. Silverman]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.