Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Mensaje por Invitado el Dom Ene 01, 2017 11:25 am

Recuerdo del primer mensaje :

¿Qué mejor manera hay de empezar una mañana que tratar de escapar de unos caníbales hambrientos y hostiles? Pues sí, la respuesta es variable, cualquiera que no suponga peligro por ejemplo. Nos situamos en la isla Kumate, también conocida como “Garra de Oso”, una especie de selva aborigen gobernada por una tribu que no atiende a razones, que no conoce más que la palabra del hierro y la piedra (la cual no os recomiendo si queréis seguir vivos al final del día). Nuestro héroe de pelo blanco corría velozmente entre los árboles de la zona oeste, tratando de escapar de una decena de lugareños con malas pulgas. Estos iban vestidos de taparrabo, coronas de plumas, collares de hueso y todas esas cosas raras que les suelen gustar y con las que intentan deleitar a sus deidades. Mientras tanto, el pirata era el que tenía un físico más destacable. Medía como dos cabezas más que cualquiera de los aborígenes, portaba un traje completo rojo y negro con bastantes detalles, así como una gabardina que se ajustaba bastante a su atractivo cuerpo, igual que la funda de su espada a la espalda. -Maldito momento en que decidí venir a esta isla- Decía mientras corría, mirando de reojo hacia atrás para seguir siendo consciente de que continuaba teniendo la ventaja de la rapidez.

Para explicar cuál era el motivo que le había llevado a semejante situación, necesitamos remontarnos cerca de una hora atrás, cuando el albino llegó a la isla en su bote de baja calidad, el cual le servía vagamente para moverse en los Blues y nada más. Como en otras muchas ocasiones, el orgulloso pirata había desembarcado con la intención de dejar huella en aquel lugar, descubrir algún tesoro, o delinquir de manera que su recompensa aumentase. Últimamente su cifra había estado subiendo un poco, ya era alguien más o menos conocido en el mar del Este, pero todavía le quedaba mucho camino y muchas fechorías por delante. Se adentró en la selva profunda sin temor alguno, con una sonrisa en la cara y la ilusión más grande del mundo. En sí era un entusiasta, un soñador, aunque un poco orgulloso y descarado. Y por eso, en cuanto vio a un lugareño tratando de cazar un jabalí, lo primero que hizo fue caminar hasta saludarle con una palmada en la espalda. Obviamente, la respuesta del otro no fue muy agradable que digamos, apuntando con su lanza al chico nuevo de isla Kumate. Y quien dirige su arma contra Dante, por norma general pierde la vida.

Así fue como mató a la primera persona que vio en isla Kumate, sin ser consciente de que ello desencadenaría una serie de acontecimientos para nada deseables: el cadáver fue descubierto mientras lo cargaba con la intención de tirarlo en algún río y darle una sepultura limpia y “fresca”, los rastreadores pronto avisaron a sus compañeros e iniciaron una campaña de persecución a la que se sumaron un total de diez aborígenes en pos de cazarle cual presa. En sí, matar a uno solo no había sido mucho problema, el problema llegaba cuando intentabas hacer cara a muchos de ellos y tenías que encargarte de no ser ensartado por sus lanzas, o atravesado por sus flechas. Una mano extra no le vendría nada mal en aquel instante, para qué mentir. -¡Necesito una ayudita!- Gritó mientras una gota de sudor caía por su frente. Otra opción, en caso de que nadie respondiera a su llamado, sería empezar una guerra táctica contra los aborígenes. Pero estando en lo profundo de la selva, ellos eran los que tenían la ventaja. Y para qué mentir, un poco de running mañanero nunca venía mal para calentar el cuerpo.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo


Re: Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 05, 2017 2:24 am

Ay mamá, qué suerte tenían encima, parecía que los dos habían pisado una caca de perro. La sorpresa no fue que consiguieran llegar hasta una zona despejada, sino que en ella se encontrasen a unos cuántos individuos que cazaban y pescaban con lanzas y flechas. Bonitas flechas que tiraron a sus pies para avisarles de que habían entrado en un sitio peligroso, por no mencionar de que también habían sido disparadas con la intención de matarles y que habían fallado. Se podía dar la interpretación que uno más quisiera. -¿Y si te haces pasar por su Dios o algo? Seguro que alabarían a un pagano flacucho que les hablase raro- Él no servía para actuar de un Dios, era demasiado perfecto para el trabajo. Como fuera, parecía que esta vez sí que se obligaría a Azul a desenfundar su espada. Le comentó que la suya era especialmente sangrienta, y tras ver el filo, el albino reconoció que se trataba de un arma de calidad. -Esa… no es un arma corriente, ¿verdad?- Desde bien pequeño había tenido una especie de “intuición” para saber qué tipo de armas eran mejores que las demás, tan solo un conocimiento que pocas veces había puesto en práctica.

Y antes de que pudiera hacer cualquier otro comentario carente de lógica y tonto, su compañero corrió en dirección a los enemigos. -¿No vamos a escapar esta vez? ¡GE-NIAL!- Dio un par de aplausos por la motivación, llevó su mano derecha hacia su nuca y desenfundó su espada. Azul no iba a ser el único que probase la sangre indígena aquel día, aquella hora y en aquel momento. Así que con una extensa sonrisa en su rostro, el pirata empezó a correr detrás del otro, quien a pesar de que era más rápido, tenía que encargarse de cortar a sus agresores, por lo que no tardó mucho en darle alcance y rematar a algunos de los que dejaba con vida. Azul abría paso, Rojo los mandaba al cementerio a los que todavía solo tuvieran un pie dentro de él. De esta manera, pronto los arqueros estuvieron todos muertos, y a pesar de que sus intentos por hacerles daño eran notorios, parecía que Azul tenía una suerte increíble para no ser herido. Sus palabras eran extrañas, como las del típico monje loco que quiere hacer una masacre para ofrecer a su Dios algo con lo que contentarle. ¿Sería un devoto de una secta rara?

Pasaron los minutos y finalmente, el dúo llegó a la playa de la isla Kumate. El reguero de sangre que habían dejado tras de sí había sido gigantesco, pero por lo menos, ahora no quedaba ningún indígena que quisiera encargarse de ellos. Al menos, no uno que fuera inteligente y supiera lo que le esperaba en caso de que se decidiera a ello. Por tanto, cuando ya no hubo peligro por los alrededores, el albino cargó su espada en el hombro derecho, la mano izquierda se posó en su cadera, y caminó hasta quedar enfrente de Azul, señalando con la mirada un bote de vela que no quedaba muy lejos de su posición, el cual era de su pertenencia. -Así que eres un buen espadachín, ¿eh? Interesante. Y ahora, tienes unas preguntas que responderme, no te creas que me olvidé- Le perdonaba no haberlas resuelto durante los problemas, pero ahora con la tranquilidad no podía poner excusas. -Yo soy Dante y mi recompensa es de 20.000.000 de berries. Algún día seré el mejor espadachín-médico del mundo, ¡já!- Le comentó, esperanzado y determinado. -¿Tienes una forma de salir de la isla? ¿O vienes en mi barco?- Le preguntó, cortésmente. Qué menos que darle tal ofrecimiento, a él que le había ayudado a sobrevivir en esa isla.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 05, 2017 6:10 pm

Finalmente se habían librado de los nativos, el resto de la civilización se sumió en lo profundo de sus aldeas, villas o cualquier estructura que tuviesen, en cuanto al dúo de piratas, una vez alcanzaron la costa el de pelo blanco y chaqueta roja parecía celebrar su victoria, ademas de recodar al "Azul" que las preguntas continuaban sin respuesta, seguido y sin dar tiempo a reacción, confeso su nombre, su recompensa y su sueño, tras lo cual inquirió si el oji-azul poseía transporte propio o si compartirían la travesía. La sangrienta espada de Sinclair parecía haberse silenciado, el silbido que producida, uno que quizás solo podía ser escuchado por quien la sostuviese no estaba más, podía decir sin temor a equivocarse que la había saciado, al menos por el momento. -El nombre es Henry Sinclair, 35 millones, solo de paso- Eso respondía posiblemente algunas de las interrogantes, luego estaban las demás por lo que inició en un orden aleatorio. -Mi bote esta a unos metros, debajo de las raíces de aquel árbol- Reveló mientras señalaba con su pulgar una zona aledaña, no muy distante. El viento parecía estar a favor de ellos pues la brisa se sentía fresca pero suave, como si pudiesen relajarse por un minuto o dos.

-Sobre tus demás interrogantes, no te conozco, nunca te he visto, nunca he sabido de ti y ciertamente no se porque somos tan parecidos- la realidad continuaba siendo la misma, era algo extraño verse entre si, pues eran bastante parecidos sin embargo, sus personalidades parecían estar mundos aparte, una ventaja quizás o tal vez solo una señal de que realmente no estaban relacionados y que quizás no debían de relacionarse. Por su lado, el "Azul" decidió sentarse sobre una roca que daba hacia el "Risco" el cual a su vez daba hacia el mar, su espada fue posada sobre sus piernas para que descansara luego de su arduo trabajo, cuando llegara a su bote la limpiaría adecuadamente por el momento la dejaría empaparse y reposar. -Por cierto, ¿Por que esta isla?- Era una pregunta valida, pues tanto el "Rojo" como el "Azul" eran navegantes por su propio merito y cuenta, necesitaban de considerar donde atracar el barco para hacer el mejor uso de sus viajes, de modo que voluntariamente visitar tal lugar parecía fuera de serie, en el caso de nuestro protagonista, había sido por error tras dormirse, de modo que no tuvo otra elección, en el caso del otro aun faltaba por descubrirse.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 05, 2017 6:59 pm

Después de haber masacrado a prácticamente la mayor parte del pueblo indígena, ya que seguro quedarían los últimos escondidos en sus chozas, lejos de aquellos dos individuos, Azul se mostró mucho más tranquilo y pacífico. Las apariencias engañan, ¿no? Se reveló con un nombre que nunca había escuchado, una recompensa acorde a sus habilidades como espadachín, y que el motivo de estar en aquel lugar era llanamente de paso. -Ajá, ya veo- Y por lo visto, también tenía su propio transporte. Siguió con su mirada la dirección en que el pulgar de Henry señalaba, aunque por la distancia no era capaz de distinguir ningún bote o barco. Lo habría encallado más allá de donde la vista le permitía ver, o eso suponía. En cualquier caso, muchas de las preguntas que anidaban en la cabeza del albino estaban empezando a ser respondidas, lo cual era tanto bueno como apasionante, sobre todo para una persona que se consideraba propensa a escuchar cotilleos, rumores y demás. Y no hubo ninguna respuesta acerca de su gran parecido físico. Por sus apellidos, no parecían ser familia, ni siquiera lejana. No recordaba tener en su árbol genealógico ningún Sinclair, es más, no recordaba siquiera más allá de sus abuelos.

-Entonces debo suponer que el destino ha sido caprichoso por cruzar nuestros caminos. Dicen que en otro rincón del mundo hay un doble de cada persona, tal vez tú seas esa persona- Se fue acercando poco a poco hasta él, levantando un poco la mirada. -Solo que eres más alto, cabrón- No era un insulto despectivo, pues por su tono de voz se podía notar perfectamente que lo decía en tono amistoso. Aparte de la diferencia de altura, también se diferenciaban bastante en la psicología. Uno era más tranquilo y callado (propio al color azul), y el otro, alocado y lleno de “vida” (propenso al color rojo). Como el ying y el yang. Tras ello, fue Azul quien propuso una nueva pregunta, a la cual él respondió sin problema. -Soy un explorador nato y un descubridor en potencia. También quería ganar algo de fama, pero me parece que nada de lo que ocurra aquí dentro llamará la atención de las autoridades. Los “kumates”…- Refiriéndose a la tribu autóctona. -… no necesitan de nadie para cuidarse- Reconoció, caminando para quedar cerca de Azul cuando este se sentó en la roca. -Supongo que esto es un adiós, aunque diré que espero cruzarme en tu camino a futuro- Extendió su sonrisa.

Entonces, el albino giró su rostro hacia el bote en el que había llegado, bien amarrado a la orilla para no perderse mar adentro. -Saldré de aquí antes de que aparezcan más indígenas locos, ya he tenido suficiente por hoy- Chasqueando la lengua, el pirata volvió a mirar a Azul y extendió su mano derecha hacia él, en pos de estrechar la contraria. -Es un placer conocer espadachines competentes, Henry-san. Aunque puede que algún día trate de ganar tu espada en un duelo, parece de mejor calidad que la mía. ¿Tiene nombre?- Cerró los ojos, amistoso, y soltó una larga carcajada durante un par de segundos. En el fondo, aquel tipo le había caído bien. Muy mal tenías que comportarte para caerle mal al pirata.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 07, 2017 1:48 pm

Ambos sujetos parecían empezar a llevarse bien, no solo eran parecidos entre ellos de forma física sino que dentro de sus personalidades, algo había hecho click por lo que existía la posibilidad de que en caso de encontrarse nuevamente no sacaran sus espadas para asesinarse entre si, aun si se encontraban en bandos opuestos, podrían simplemente generar una rivalidad entre si más por como la situación se desarrollaba el albino no dudaba estar forjando una especie de amistad con el "Rojo". En el presente, el susodicho hablaba sobre lo que pensaba acerca de su parecido, bromeaba un poco sobre la diferencia de altura y explicaba como y porque había llegado a aquella isla, ciertamente una narración pintoresca, antes de despedirse afirmo querer repetir el encuentro, lo que en un modo confirmaba las sospechas del oji-azul, fuesen aliados o rivales, una relación nacía de aquella interacción tan peculiar en la isla de aborígenes.

Avanzando en dirección a su barco, el "rojo" se detuvo, chasqueo su lengua y se volvió hacia el "Azul" con la intención de estrechar su mano, reconocer su habilidad en la esgrima y confesarle su deseo por obtener aquel metal filoso que usaba como arma dada su calidad y versatilidad, nuestro protagonista sonrió de forma genuina, nadie le había "amenazado" de ese modo, curiosamente nadie había querido nada con su persona o con su espada tras ver lo sangrienta que podía ser, más este sujeto no solo se había interesado en ambos, sino que en cierto grado anhelaba obtenerla para si mismo. Entre sus palabras, Dante inquirió el nombre del sable, el peli-blanco lo conocía más nunca había reparado en pronunciarlo a pesar de los constantes susurros del "alma" de aquella posesión, sus labios se curvaron listos para liberar las palabras más se silenciaron nuevamente y un momento de claridad inundo las cavilaciones del muchacho. -Te lo confesare la próxima vez que nos veamos, si fuese a pronunciarlo aquí y ahora, la despertaría y finalmente se ha ido a dormir- Sinclair tendría que navegar por su cuenta por un tiempo, y teniendo esa voz en su cabeza por días no era sano ni recomendable, quizás en medio de una civilización o en una isla enemiga sería más prudente llamar por su nombre al ser que habitaba en aquel filo. Tomando el ejemplo de su par, Henry hizo una pequeña reverencia ante su interlocutor dirigida evidentemente al mismo y luego se marcho sin aguardar respuesta, aunque en su mente, el "rojo" haría lo mismo. Eventualmente se verían de nuevo, pues el mar era inmenso y las posibilidades infinitas.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Albinos y Aborígenes [Pasado|Ghost]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.