Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

[Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 29, 2016 10:11 pm

Loguetown
Madrugada

El cielo se encontraba ausente de diamantes, las princesas que usualmente brillaban durante las noches permanecieron apagadas a la espera, como majestuoso preludio para el evento que se desataría a la máxima posible brevedad. El viento apenas comenzaba a formarse en el horizonte, en una hora o tal vez dos, el primer viento soplaría con fuerza y empujaría las velas con tal impulso que atrapar al navío sería una verdadera hazaña, no imposible pero ciertamente mucho más complejo que obtener la recompensa previo a que estos zarparan. El sonido del silencio acompañado por el rítmico golpeteo de botas al unisono cuando la guardia encargada de proteger las mercancías realizaba sus rondas, un escuadrón de ocho patrullaba la zona, cuatro a cada extremo del puerto e intercambiando posiciones mediante un recorrido rotativo, por otro lado, seis individuos, muy posiblemente reclutas, se encargaban de elevar las cajas hasta ingresarlas en el buque que las cargaría hasta su destino final, esto implicaba una fuerza inicial de catorce soldados, a los cuales se les anexarían aquellos refuerzos que fuesen llamados desde la base para socorrer.

El mayor conflicto yacía precisamente en esa duplicidad de la situación, infiltrarse al puerto detrás de la base marine, lo suficientemente lejano como para poder moverse con cierta libertad antes de recibir refuerzos pero a la vez, lo suficientemente resguardado como para ser sumamente difícil para una sola alma conseguir el objetivo final. Un movimiento en falso podría desatar un caótico desenlace que eventualmente dificultaría aun más el robo, sin embargo, a la vez, un paso o mejor expresado, una serie de pasos correctos y adecuados podía generar una oportunidad de salir airoso a pesar de los obstáculos y contratiempos que podrían presentarse o que de paso ya existían. A todo esto, la razón por la cual el peliblanco se encontraba en la escena descrita con anterioridad era a raíz de un rumor que si bien podía ser descartado como solo eso, a la vez contaba con suficientes elementos probables como para ser verídico y por ende, considerando el botín que podía yacer frente a cualquiera que se atreviese a intentar tomarlo, no solo el espadachín sino probablemente muchos otros se presentarían allí para realizar un intento por el premio gordo.

La sola idea de que alguien más se encontrara vigilando a los marines en aquellos instantes le provoco una sonrisa a nuestro protagonista, no le importaba compartir tesoros banales, el premio que aspiraba conseguir sobre los demás era uno que posiblemente carecía de valor incluso para los mismos soldados de la naval, observando nuevamente el horizonte inverso al puerto y notando como el "día" sutilmente se vislumbraba debajo de la linea divisoria de la "tierra" opto por sentarse y observar por unos instantes más los movimientos de la marina, necesitaba conocer con exactitud el momento exacto para atacar, incluso aguardaría la "primera luz" para que esta fuese su señal de acción... Esto claro, si ningún otro evento o individuo interrumpía sus fríos planes.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 30, 2016 11:10 am

“Se cazan más moscas con Azúcar que con Vinagre”  

Loguetown/ Madrugada

Hoy era el maldito día, todo estaba en marcha, la información se me había dado hace semanas atrás, un barco con un botín más que interesante y repleto de tesoros seria movido desde esta Isla hacia un “Lugar seguro”, los detalles de lo que era capaz de portar el navío eran complicados y nadie, pese a “preguntar de buen modo” supo decirme, fuera como fuese me había hecho con la información y había movido baza, si, había sido atrapado en esa misma isla, ¿Cómo cojones un hombre de 4 metros y 200 Kg puede ser arrestado sin oponer resistencia?, fácil, si quería estar en ese barco necesitaba una especie de pasaje, un billete que me abriera las puertas del lugar, hacerlo no fue muy difícil, informándome sabía que para el siguiente porte de prisioneros quedaban algún tiempo y, debido a mis condiciones físicas debían moverme con cierta seguridad, por ello y pese a ciertas dudas por parte de los líderes del lugar decidieron transportarme en el mismo barco que viajaban los objetos de valor, queriendo así hacer ambos actos aprovechando la aglomeración de marines que estaría en el sitio.

Estaba encadenado por los tobillos y las muñecas de mis gruesas extremidades, ni opuse resistencia, permanecía sentado al aire libre rodeado pro marines que me custodiaban, era gracioso ver sus miradas sobre mí, el temor a que algo pudiera descontrolarse o yo dejara de ser alguien pacifico para arrasar con todo lo que pudiera encontrar a mi paso, el semblante de la mayoría de ellos era tenso, miedoso como si algo estuviera a punto de pasar, vi el barco llegar para nuestra recogida mientras evaluaba a través de mis gafas oscuras todo lo que pasaba ante mis ojos, no decía absolutamente nada simplemente me centraba en observar y silbar pequeñas melodías, dejando entre silbido y silbido un lapsus de tiempo para esperar y descansar, estaba bien vestido como de costumbre, sin marcas ni suciedad en mi enorme ropa que tapaba mi cuerpo, Será mejor que dupliques las cadenas que llevas el Grandullón, luego transportarlo a las zona inferiores en el barco, en la última bodega, sentenció el que parecía el organizador de dicho trayecto, “Un viaje cuanto menos movido tendremos..”, pensé para mis adentros mientras que una mísera aunque pequeña sonrisa se reflejó en mi rostro, quizás nadie se había percatado del detalle de la sonrisa o quizás sí, ¿Qué podía pasar teniéndome bien atado..?, debían pensar aquellas personas conformándose con aquellas esperanzas banas y vacías, todo está listo, será mejor que metáis la carga como hemos acordado.., volvió a replicar el marine que estaba en el sitio, este parecía comandar a un grupo bastante amplio de los hombres que allí estaban, Es hora de partir engendro, grito un asustadizo marine que tiro de las cadenas de mis extremidades superiores para, colaborativo como casi siempre me coloque de pie, calmado viendo como mi propia sombra por la proyección de la luz tapaba por completo a un grupo de soldados allí puestos, caminando hacia el barco comencé a silbar una nueva melodía, “La sangre llegara al mar..”

Información\Musica para amenizar:
Hola buenas, quisiera dejar claro que mi modo de entrada es como supuesto "Prisionero", de modo que si la misión o encargo se lleva a cabo incluso no habiendo superviviente se pueda elegir culparme a mi (Obteniendo Wanted), como bien explico creo que es una opcion factible de acceder a la instalaciones y ser transportado como prisionero en los niveles mas inferiores del navío, espero que este bien y no me tengáis muy en cuenta lo de la canción que coloque, pues creo que pega con el tema de nuestra tarea, un saludo.

InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 30, 2016 3:22 pm

Los rumores circulan por todas partes. Si algo he aprendido en el transcurso de estos años como pirata es que nada se puede ocultar por mucho tiempo ¿Secretos? Esos no existen en este mundo donde las mareas traen todo a flote tarde o temprano, todo llega al lugar indicado, solo es necesario saber dónde buscar, donde preguntar, donde presionar.
Desde que fui mandada por mis padres a alistarme en la marina aprendí cosas básicas, entre ellas, que los marines no son discretos al hacer una misión siendo siempre tan obvios en sus acciones ¿Transportar mercancía importante en horas no tan concurridas en lugares sospechosamente tranquilos? ¡Por favor! ¿Acaso es un cliché más de ustedes Marines? Me causaba gracia ver que a veces podían ser tan predecibles, solo era cuestión de ver las pistas y ¡Bum! Ahí estaban todos reuniéndose como hormigas horas antes de que los primeros barcos pesqueros salgan a su jornada diaria. Realmente deben aprender que ver tanta gente reunida es sospechoso y no sé si sea la única aquí pero esto no lo puedo pasar por alto.

Donde hay Marines hay cosas interesantes y sabiendo que necesito recursos para empezar nuestro nuevo viaje, no puedo permitirme pasar la oportunidad. No estoy segura de que llevan, quizás me arriesgo mucho al intentarlo sola, pero si de algo estoy segura es que no hay tantos uniformados por nada en ese barco, algo importante a de haber y tenía que descubrirlo por simple curiosidad y bien propio.
Observo un poco más por la lejanía y entonces los veo escoltando a alguien de gran tamaño quien estaba sumiso atado de manos y pies. Y mientras más lo pienso todo se sigue viendo tan sospechoso que quiero reírme a carcajadas. Los trajes, el movimiento ¿Vamos? Podía disimular si no todos vinieran uniformados pero no, todos portaban sus trajes con el orgullo que les enseñan al alistarse en la marina. ― ¡Ja! Idiotas.―Me alegra el haber conservado mi traje de la marina cuando deserte, es en momentos así que el decir que soy parte de ellos me funciona a la perfección y eso que Liesel se quejaba de que aún lo llevaba conmigo, pero es resguardado para estos casos.

Me acerco de entre las cajas de madera correspondientes a las otras embarcaciones. Hermosas decoraciones que tienen estos puertos. Y continuo mi paso lento para pasar frente la primera línea de Marines a quienes salude agachando levemente mi cabeza sin hacer ruido. Ellos correspondieron mi saludo sin preguntar tanto, son tantos marines que ni entre ellos mismos se conocen a menos de que realmente tengas importancia en rango.
Tengo una sonrisa interna pensando que esto estaba siendo muy fácil pero sabía que debía buscar otro plan si quería robarles.  Yo sola no iba a poder con todos ellos por lo cual necesitaba ayuda y entonces recordé al que escoltaban. Tenía una pequeña idea y cuando ellos pararon antes de acceder al barco decidí acercarme escondiéndome entre la escolta del grandulón.
“duplicadle las cadenas” Una idea vino a mi mente mientras me acercaba a uno de los marines para susurrar. ― Yo lo haré… ― Tomo las cadenas nuevas y las amarro  alrededor de sus manos para poner el candado al final pero sin cerrarlo. El chasqueo que ellos escucharon fue provocado por mi lengua imitando a la perfección ese peculiar sonido.

Levanto mi mirada para observar al prisionero y con esa sonrisa burlona le guiño un ojo dándole a entender que estoy de su lado. Espero se haya dado cuenta que el candado no está cerrado por completo, pues así será más fácil de que pueda liberarse de sus ataduras en el momento justo. ―Sigue avanzando grandulón. ― Mencionó en un tono lleno de hosquedad mientras los demás marines también hacen de escolta tras de mi para comenzar a abordar. Veamos qué hay de bueno aquí.  
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Vie Dic 30, 2016 11:46 pm

Al parecer como había previsto mentalmente y de manera previa, no se encontraba solo en aquella isla. El primer indicio de esta realidad se presento cuando un enorme individuo aparecía encadenado y siendo llevado como prisionero hacia el barco, no se necesitaba ser un genio para discernir que el mismo sería transportado hacia el mismo destino que las mercancías en miras a mantenerlo "más vigilado" quizás por su nivel de peligro o por algún otro motivo. El rostro del sujeto no le parecía conocido por lo que no reparo en prestarle demasiado caso, volvió su mirada hacia los marines y fue entonces cuando noto como una "agente naval" se infiltraba en el puerto de manera inmensamente sospechosa, aunque ciertamente nadie se percato de esto más que el peliblanco gracias al angulo en el cual se hallaba postrado, la sonrisa que cargaba en sus labios desde hacía unos minutos antes, se ensanchó y aun notando como el Rey astro faltaba por hacer aparición, decidió moverse y "apoyar" a los demás interesados en aprovechar la ocasión.

Tras levantarse y empezar a avanzar hacia el puerto, puedo visualizar el lugar donde se encontraba la "mesa de comunicaciones" un solo agente se encontraba allí, uno que no había podido ver antes debido a la posición que ocupaba, esto agrandaba el numero de adversarios a enfrentar más no podía retractarse ahora, sus pasos fueron rápidos y silentes, descendiendo por el lateral izquierdo y en forma diagonal, los treinta (30) metros que le separaban de la "Zona Marine" desaparecieron en cuestión de instantes, para entonces la mujer infiltrada interactuaba con el inmenso individuo, quizas generando un plan de acción o tal vez, simplemente manteniendo su papel, a estas alturas no le importaba demasiado al Samurai debido a que inmediatamente llego al punto destino, deslizo su espada por el cuello del distraído Marine y se poso junto a la mesa del Den Den Mushi, sin embargo, lo hizo en un área completamente visible, a modo de llamar a la atención de todos los marines presentes, su katana mostraba dos hilos de sangre y desde la punta, las gotas nutrían la madera sobre la cual se encontraban todos parados.

Cuando el primer soldado naval se percato de la presencia del Pirata, señalo a los demás y todo el grupo se volvió hacia este, la acción misma provocaría que todos los operativos presentes se centraran en el peliblanco, dejando el barco con pocos miembros o quizás incluso con ninguno, realizar un asalto en esa situación era de lo más sencillo, esta era claramente la más evidente de las reacciones por parte de los criminales, empero, existía la posibilidad de que aprovecharan la confusión y la atención de los "Azules" hacia el Espadachín de la entrada para ellos atacar por detrás y así acabar con todos desde dos frentes.

Ante la emoción mostrada por todos los enemigos, y frente a la innegable realidad de que no era capaz de enfrentarse a los 14 o quizás incluso más miembros de la Marina, un rápido movimiento por parte de su diestra separo el Den Den Mushi de la mesa, estos eran grandes y pesados, no pretendía ser experto en aquellas criaturas pero si sabía de la existencia de algunos incluso capaces de cargarse en las muñecas, por lo cual le sorprendía esta "inmensidad" más no escatimo esfuerzos en cargarlo consigo mientras se movilizaba hacia un lateral, más específicamente hacia el lateral derecho, uno que se encontraba más cercano de la base y que le permitía peinar el área visualmente para evitar que un polizón atravesara el "muro fantasma" que crearía para que nadie pudiese movilizarse a avisar al cuartel.

La acción cometida por Henry no había sido en beneficio del dúo, sino en beneficio de toda la operación pero más que nada, en beneficio de sus propios fines, al separar al grupo del navío, aperturaba más posibilidades para este conseguir lo que buscaba. Retornando a su elección de aquella posición, la misma se debía a que se trataba de una especie de callejón, las cajas cubrían los laterales y solo el Mar o una pared de varios metros se encontraban a los extremos, y un sujeto al agua es mucho más lento y fácil de atacar que uno en tierra, por lo que aquellos que intentasen algo por el agua, fácilmente se verían asesinados antes de percatarse de lo acontecido. A todo esto, el peliblanco seguía sin las capacidades para enfrentarlos a todos, de modo que aspiraba a que los otros dos se dignaran en ayudarle, era esto o dejar a todos pasar y correr al barco para conseguir lo que pudiese antes de desatarse el caos en aquel lugar.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Sáb Dic 31, 2016 6:15 am

Espere paciente en el sitio, con suma calma me coloque de pie mientras colocaban mis cadenas nuevas en los brazos, mire a la persona que me las colocaba, parecía tener alguna idea o plan pues emulo el sonido de las cadenas al cerrarse, no completando dicha acción, me estaba ayudando, era alguien que venía a por lo mismo que yo estaba así, ni siquiera reaccione a su acto, fue un mero gesto de conformidad mientras me colocaba en pie y cumplía con las órdenes dadas, tape las cadenas con mis manos de modo que no fueran visibles que estaba relativamente sueltas. Camine hacia el barco siendo custodiado, sin problemas,paso firme y confiado en lo que podría pasar, pronto algo cambio, un giro inesperado pareció tornar la situación en peligrosa, era un joven algo más alejado de donde nos encontrábamos, estaba creando problemas, podía verlo con serias dificultades, solo desvié un poco más la atención hacia él para comprobar el tremendo barullo que estaba emergiendo en el sitio, “Perfecto..”, pensé para mis adentros ganándome un nuevo empujón por parte del custodio.

¡Moveos!, ¡moveos!, ¡Meted al prisionero en su celda e impedid que el joven suba al barco!, sentenció el que parecía el dirigente de los marines en aquel sitio, me movieron mucho más rápido pues los ánimos estaban caldeados, ¿sería el peor día para todos aquellos contratiempos? ¿casualidad o fatalidad?, eran mucha preguntas mientras que me trasladaban, bajemos las escaleras del enorme barco que nos iba a transportar, era colosal en respecto a tamaño se refería pero, mis simples pisadas hacían sonar la gruesa madera del sitio, una especie de amenaza del navío ante mi bestial tamaño, me costaba poco moverme por aquellos sitio, pues al parecer, se habían tomado la molestia de un usar un barco de tales dimensiones para poder mantener “seguro” y transportarme a alguna prisión de los Blues, inteligente por su parte pero ¿Sería realmente posible encerrarme en la prisión sin que yo opusiera la más mínima resistencia?, eso era una solemne locura y si los marines no eran capaces de ni siquiera deslumbrar que aquello podía ser una posible encerrona, entonces ya estaban muertos.

Encerradlo ahí, puntuó el hombre que caminaba delante de mí, era una celda enorme, bastante espaciosa que podría mantenerme a buen recaudo, puerta reforzada y techo lo suficientemente alto como para no tener que agacharme para pasar por él, mire la celda e hice caso, pasando a través de la puerta para resonar el cerrojo de la misma  tras de mí, busque a la chica que me había traído hasta allí, esperando saber si se encontraba ante los presentes, suspire y tome asiento en el mismo suelo de la jaula, mirando a los presentes, uno de los guardias se quedó de espaldas a la celda, ¿Qué podía pasar?, es decir supuestamente estaba bien atado y mis brazos con las cadenas no pasaban a través de los huecos de la celda, pero con las cadenas claro, sin ellas, bueno esto sería otra cosa. “5 Guardias”, era una cantidad media para estar en la tercera bodega de este barco, quizás en las plantas superiores hubiera más movimiento, o quizás por el mero altercado que había montado el desconocido chico, las fuerzas hubieran mermado y se habrían visto forzados a dividirlas, Sera mejor que nos pongamos en marcha, ya has escuchado la orden, aclaro uno de los hombres presentes, haciéndole un sutil gesto a un soldado raso para que ascendiera por los niveles del barco para anclar anclas y movernos de ese sitio, “Pronto..muy Pronto..”, necesitaba estar en alta mar y neutralizar toda posible amenaza antes de tomar posesión del barco y su botín, era un leve fastidio tener que dividir la carga entre dos tres personas, si es que el joven seguía vivo y podía subir al barco antes de que esto zarpara, pero sin ellos, salir de ahí de una pieza y con el tesoro, sería un trabajo muy más complicado.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 02, 2017 5:04 pm

Hay que ser pacientes para llevar un plan a la perfección aunque paciencia no es lo que a mí me defina. Suelo ser impulsiva y decido encarar las cosas como vienen sin hacer planes o buscar un camino adecuado pero estas veces, estos momentos debía cambiar mi forma de pensar y actuar intentando coordinarme con los otros dos.
Uno de ellos tenía vía libre para actuar por fuera siendo la distracción perfecta para reducir el número de marines a bordo. El otro podría liberarse con facilidad en el momento que lo creyera conveniente por lo cual podría encargarse de sus captores bajo la celda que está en la embarcación. Es como decido posicionarme en la borda no sin antes seguir la escolta hasta que esta entró al corredor para dejar a su cautivo; en ese instante comencé a perder posiciones hasta quedar al final de todos ellos esperando que el último entre para cerrar tras de sí la puerta que abre paso a las celdas y clavo una de mis espadas entre la manija para que al momento de jalar la puerta esta no se pueda abrir. Estoy segura que para todos los Marines se les dificultara de manera brutal, pero aquel chico de gran tamaño posiblemente de un golpe la haría venir abajo, solo esperaba que supiera captar el momento preciso para atacar.

Ahora faltaba tomar el timón del barco y entonces el alboroto de la gente que bajaba con velocidad para tomar  al alborotador me hizo reaccionar. La embarcación se estaba vaciando y así sería más fácil apropiarnos del barco por lo cual al escuchar pasos hacia la puerta que hace unos momentos había atrancado se puede oír claramente como el marine se queja gritando “Avisad al capitán, estamos bajo ataque” Rio para mí misma sabiendo que ese chico al regresar seguramente avisará que le han cerrado la puerta y que no ha podido dar aviso de emprender el viaje antes de que el alborotador suba. ―No preocupéis, yo aviso de ello al capitán. ―No se puede apartar de mi la sonrisa de mis labios, las cosas parecen salir bien y solo quedaba ayudar al otro polizón aunque no tenía ideas claras de cómo hacerlo salir del meollo para venirnos a ayudar.

― ¡Avance! ¡Estamos bajo ataque, debemos retirarnos antes de que suban a la embarcación! ― Tras haber llegado con el capitán comienzo a gritar dando haciendo que el tono alterado de voz le afectara de la misma forma a quien  era encargado de conducir tal navío. Se nota en su rostro que estaba preparado para este tipo de situaciones. No preguntó, ni esperó una confirmación. Con tanto barullo fuera ya sabía que tarde o temprano se daría la orden pero lo que no sabía era que la persona que ahora “cuidaría su espalda” no era ni si quiera parte de ellos. Cuando empieza la embarcación su avance acelerado aprovecho el momento para golpear con el codo en la nuca para desmayarlo tomando ahora el control del barco. No me molesto en mover al tipo solo busco el Den Den Mushi para mandar un mensaje de aviso esperando que aquel chico pueda escucharlo allá afuera  ― A todos los futuros tripulantes. La embarcación cambiara de rumbo radicalmente, por su comprensión gracias. ― El gracias lo tomo con ironía y sin esperar mucho cambio la dirección del barco provocando un movimiento brusco agitando toda la embarcación. Espero que los que estaban en las celdas se hayan sostenido con fuerza.

Intento acercarme lo más posible a los embarcaderos justamente a la dirección donde corrió el tercero en escena esperando que si el barco se acercaba lo suficiente el pudiera abordarlo ¿Cómo? En ese sentido él se las tendría que ingeniar. Ya hacía mucho arriesgando el navío al acercarlo de nuevo al embarcadero.
Spoiler:
Perdón por la demora, debido a las fiestas me fue imposible postear a tiempo ^^U Espero puedan comprender. Y feliz año a ambos
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 02, 2017 6:29 pm

La lógica detrás de los movimientos de la marina aún eludían al peli-blanco por lo cual notar como 17 soldados se abalanzaban contra el mientras que el resto de los miembros que salían del barco se encargaban de subir las cajas con mayor prisa le parecía innecesario e incluso hasta tonto a menos que pensaran poder detener al individuo en aquel lugar, cosa que posiblemente serían capaces de hacer considerando su falta de habilidad en la esgrima a pesar de todos sus conocimientos y su entrenamiento. El albino continuaba siendo un "pez de pecera" lanzado al inmenso mar de modo que no tenía oportunidad de combatir contra sus adversarios y salir airoso más eso tan solo implicaba dos cosas, necesitaba asegurarse que toda la mercancía se encontrara en el barco y luego dar aviso a los otros dos para zarpar.

Este plan interno no sucedió como le había hilvanado el oji-azul, al parecer dentro de la embarcación otra batalla se estaba librando y el control del navío pasaba a los criminales que la habían abordado antes, las cajas continuaban siendo elevadas y colocadas sobre la cubierta, luego tendrían tiempo de llevarlas al almacenamiento, por el momento simplemente necesitaban tener todo y salir disparados de allí, tras lo cual el barco podría pedir asistencia y la base apresaría al espadachín por sus intentos. El Den Den Mushi que cargaba continuaba en silencio y aunque no había confirmado tal cosa, esperaba que se encontrara en la frecuencia general para así conocer cualquier situación que se presentara en la nave, tal "caracol" era inmenso y pesado, lo suficiente como para hacer a nuestro protagonista más lento, lo suficiente como para recibir varios impactos de proyectil y golpes de mazos, ¿acaso esos dos pretendían dejarle todo el trabajo? No tenía verdadera importancia responder a esa interrogante, pues el barco soltó las velas y comenzó a recoger viento a punto de zarpar, el amarre del puerto empezaba a ser desatado por uno de los soltados mientras los demás completaban el ultimo lote del cargamento, quizás cinco o seis cajas faltaban, más era evidente que era el dúo quien comandaba ahora la embarcación de modo que necesitaba verse agresivo para que apresuraran el paso, recogiendo toda su fuerza en sus piernas, corrió hacia la posición donde la mercancía se encontraba, mostraba un aire de desesperación como si anhelara poder alcanzar siquiera una.

Tal acción le consiguió un par de cortes y nuevas heridas de proyectil, el mas serio en su hombro izquierdo donde una bala se alojaba tras haberlo alcanzado a corto rango, más en referencia a los que cargaban las cajas, esto creo una presión tal que lanzaron las ultimas cajas sin consideración mientras gritaban "El tesoro debe estar en el barco" pensaban que quizás podrían recoger las cosas luego y volverlas a empaquetar, el suceso se presento a la vez que la llamada por Den Den Mushi, el aviso de que el Barco tornaría por una ruta inesperada, ciertamente la señal de abordar, un salto aprovechando el exceso de energía que había empleado le permitió llegar sin problemas a la cubierta, sin embargo, allí se encontraban al menos 6 Marines preparados para enfrentarlo, su brazo izquierdo le molestaba ligeramente por la herida mientras que los cortes empezaban a tornarse incómodos por el roce con la ropa, el semblante serio del Albino mientras sopesaba la situación y el hecho de haber sido completa y totalmente descubierto sin oportunidad de ocultar su identidad ademas de las consecuencias que traería, sorprendió incluso a los soldados navales frente a su persona, una segunda batalla daría inicio en instantes...
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 02, 2017 7:03 pm

Estaba en la celda, supuestamente atrapado e indefenso, el barco ya había comenzado a moverse levantando el ancla para partir del sitio, yo mismo observe una vez más el panorama para suspirar con cierta desconformidad, “Es el momento..”, pensé viendo como un segundo hombre se colocaba a la izquierda de la puerta de la celda, de espaldas a mi mirando hacia el frente, allí había tres hombres más, marines vigilándome y otro más colocado al lado derecho de la puerta de mi confinamiento, espere y me coloque despacio enfrente de la puerta mis cadenas cedieron cayendo al suelo y una tremenda patada doblo la puerta de la jaula, el barco se tambaleo por la fuerte patada amenazando quizás con hundirse o caer de lado contra el agua por mi brusco movimiento, los soldados se miraron entre ellos y sorprendido el que parecía tener más agallas se acercó a la puerta a gritarme, ¿¡P-pero que cojones haces animal!?, grito hasta que una segunda  patada llego a la puerta, sin mediar palabra la puerta literalmente voló en línea recta, pudo escucharse perfectamente como la puerta había partido al hombre por la mitad usando el mismo filo de la puerta como cuchilla, siendo de metal y debido a la brusca patada que el semi-gigante había lanzado, no quedo ahí pues una esquirla de las bisagras de la puerta se fragmento matando en el acto al otro marine que quedaba en frente atravesando su cuerpo, el  otro yacía en el suelo, con la cabeza boca abajo e intentando respirar si éxito, la puerta se había movido rápido contra la pared del barco seccionando parte del cuello del tercer hombre, cayendo la sangre en el suelo con una expresión atroz del más puro dolor, agonizando como cuando a un pez lo sacas del agua y no puede respirar, los otros hombres a los lados de mi celda quedaron mudos, aterrados y consternados dudando ambos si aquello se trataba de una pesadilla que no tenía fin.

Metí las manos por dentro de los huecos y agarre sus cuerpos, seguramente sus cuerpos no cupieran por este sitio pero a mí me daba igual, con un fuerte movimiento hacia atrás y agarrando por la espalda a ambos sujetos supervivientes tire de ellos con fuerza, haciendo que sus huesos y piel cedieran para intentar pasar ante el pequeño cuadriculo que formaban las aristas gruesas de la prisión, pasado por los barrotes y reventándose en el proceso, de estos solo quedaron un amasijo de carne huesos y masa comprimida, ni tuvieron tiempo de reaccionar pues la cabeza o parte superior de ellos fue lo primero que intente meter dentro de la celda por aquellos huecos, pase despacio esbozando una colosal sonrisa, la sangre vísceras y tripas estaban por todas partes, Es una obra maravillosa, pensé observándolo el tipo del suelo, el único superviviente agonizaba un poco más, casi podía verse la poca luz de vida que le quedaba apagarse poco a poco, volando de su cuerpo hasta el más haya, estaba intentado pedir ayuda por el comunicador, sin voz y casi sin poder moverse casi parecía pedir ayuda con la mirada, muy tarde, estaba sellado tu destino, con cuidado me acerque a él dejándole el pie caer sobre el cráneo, haciendo que sus sesos se esparcieran por la madera de la sucia bodega, aclare mi voz y cogí el comunicador, había estado una semana con aquellos hombres y conocía las rutinas, además había visto usar estos aparatos mil y una vez, no era muy difícil quedarse con la jerga que usaban para transmitir un mensaje, Aquí bodega, el Monstruo se ha movido,descansa tumbado en su celda, parece cansado, todo está perfectamente, Sentencie para no levantar sospechas, dando pistas falsas y evitando llamar la atención por ahora,lo referente al movimiento del gigante era una treta buscando que sirviera esto como escusa tras el golpe en la puerta y el vaiven del barco por dicho acto, teniendo una buena "escusa", el siguiente paso debía ser medido o podría llevar a error, ahora debía tomarme quizás una especie de tiempo, tiempo que aproveche para quitar los cadáveres más cercanos a la escalera de descenso, de modo que desde arriba los cuerpos no fueran vistos por los marines que pudieran bajar.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Mar Ene 03, 2017 4:46 pm

El barco se movió bruscamente, más de lo que había pensado por aquel giro inesperado ― ¿Qué demonios pasó allá abajo? ― Menciono intentando estabilizar el navío usando de todas mis fuerzas para seguir la nueva ruta.

Entonces escucho el alboroto fuera, pasos gritos, parece que al final nuestro compañero y tercero en el juego había abordado lo que me hace establecer la nueva dirección a seguir abandonando el timón una vez ya segura de que el barco está estable. Miro a la persona que hace un momento había noqueado y sé que no puedo dejarla tirada ahí, en cualquier momento podía despertar y sería un problema si retoma el rumbo, pero por si acaso necesitamos rehenes sería bueno mantenerlo con vida, hasta que me cansara de él y lo terminara arrojando por la borda. Tomo su espada y rasgando la tela de su uniforme hago pedazos de tela que uso para amarrar brazos y piernas además de amordazarlo para que este no pudiera gritar. ― Gracias por la espada, la mía la perdí hace un momento.―Sonreí para mirar hacia donde se generaba el tumulto. No sé en qué momento pueda aparecer el grandulón pero si queremos conseguir el tesoro debemos ayudarnos entre los tres. Si el chico que acaba de abordar lo había conseguido justo era ayudarlo.

Ese fuerte sentimiento de lealtad era algo que no tan fácil se desvanecía de mi gracias a la educación de la marina, fácil hubiera sido esperar a que acabaran con él y quedarme yo con los que sobrevivían pero si desde un inicio decidí involucrarme aun sabiendo que había más personas interesadas, no veo el motivo de volverme ahora individualista.

Sin pensar mucho soy yo quien comienza el ataque mientras ellos están entretenidos con el nuevo polizón. Mi espada atraviesa sin duda alguna la espalda del marine que estaba más cerca de mí, no tardó mucho en quitarla de ahí para ver como este se desploma al suelo mientras enarco una ceja para mirar al nuevo chico quien venía herido. ― Arararara, has logrado subir. ― Sonrío para notar como uno de ellos se lanza en mi contra con la espada; en ese momento bloqueo su ataque para hacerme a un lado dejando que con la fuerza que me había envestido sea la causante de su caída. Este se sostiene en la barandilla del barco creyendo que se había salvado de una caída al agua pero no contó con que fuera yo quien le diera una patada para que este sin poder detenerse fuera directo al agua sin pase de regreso al barco. ― Al agua patos. .―Parezco divertirme en ese momento pero se me olvida que estoy en medio de una batalla y es el sonido de un tronido el que me hace despertar sintiendo un agudo dolor cerca de mi mejilla la cual comienza a sangrar. Una bala había rosado dejando un hilo de sangre a su paso lo que me hizo enojar. Era momento de ponerse serios para ir a atacar aquel que había osado levantar su arma en contra mía; levanto mi espada para atacar mientras intento acortar distancia pero otra persona se interpone en mi camino escuchándose el claro sonido del metal chocar. Iba a impedir que yo siguiera mi caminar pero ya estaba dicho que tarde o temprano llegaría a él quien cobardemente tenía una pistola para terminar con sus enemigos de forma cobarde sin hacer encaramiento. Eso es lo que más podía odiar y no tan fácil lo iba a permitir.

La fuerza de ambos hace que demos un paso atrás para intentar un nuevo ataque pero en lugar de ello y seguir con los golpes evito su nuevo ataque dejando que sea él quien corte una de las cuerdas que sostiene el soporte de una de las velas. Lo acompaño rompiendo otro par más hasta que la vela es soltada sobre ellos mientras intento quitarme del paso. El peso de la vela iba a detenerlos lo que nos daría el tiempo suficiente para poder atacarlos ya que estando en desventaja de numero necesitábamos todas las artimañas posibles para poder ganarles o tomar tiempo para crear un contraataque aunque ahora que lo pienso ¿Dónde estaba el grandulón? Ya era momento de que saliera de aquella celda y yo no veía pistas de él.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Invitado el Jue Ene 05, 2017 1:13 am

Al parecer haber subido al barco había sido la decisión correcta pues a pesar de verse frente a un grupo de marines que pretendían atacarle, la fémina de antes había salido a brindarle asistencia enfrentándose rápidamente a una parte de los agentes navales lo cual liberaba cierto peso de la espalda del albino teniendo solo que centrarse en el resto de los soldados. Antes de poder enfocarse enteramente en ellos, los mismos se veían distraídos por todos los movimientos de la morena, así como de su acción para soltar uno de los soportes para las velas acabando con un par de ellos, el oji-azul de manera lenta y cambiando su semblante introdujo su espada en la guarda y llamo a la atención de los representantes de la ley con sus palabras. -Es evidente que se encuentran en desventaja, si saltan del barco ahora mismo no le haremos daño- Sus palabras podrían tomarse a broma pero estaba siendo completamente serio dado que si no aceptaban su sugerencia, tendría que atacarles de forma real y eso concluiría en la muerte de muchos de ellos.

Tal cual era de esperarse, la respuesta que le brindaron fueron sonoras carcajadas de modo que el chico poso su mirada sobre la joven que le había asistido en los últimos minutos y le dedico una sonrisa antes de hablarle directamente a la misma. -Trata de no dañar más el barco, lo necesitamos- comentó antes de lanzarse sobre los dos sujetos más cercanos a su persona y cortar la yugular del primero mientras arremetía una patada contra el segundo, que si bien no tuvo gran efecto, le sirvió para que perdiese el balance y posteriormente sintiera el acero atravesar su pecho en la zona cercana al corazón, aun si este órgano no estuviese allí, el metal dejaría un agujero en el cuerpo de la victima. Sin reposo alguno y aprovechando el impulso que había obtenido inicialmente junto con la incertidumbre escogió sus siguientes blancos, aquellos que se encontraban en los lados flanqueando al dúo de cubierta, los únicos restantes con rifles, el resto poseía espadas o mazos. Este par de pistoleros no supuso un problema para el samurai en especial gracias al arma de calidad que cargaba consigo, inicialmente solo destruyo las armas y pretendía dejarlo hasta allí más la mirada desafiante de uno de los Marines le hizo terminar el trabajo cercenando la mandíbula del insolente y atravesando la cabeza del otro desde uno de los ojos y seguido "sacando" la espada a modo de corte, dejando un agujero en esa área.

De entre los sobrantes que miraban como el par de espadachines se encargaban de todos, empezaron a mostrar miedo más se encontraban allí en el barco, sobre el agua, encerrados con sus captores, esos criminales viles, ciertamente habían subestimado el poder de todos los involucrados, lo que nos llevaba a la pregunta de donde se encontraría el inmenso caballero que voluntariamente se ofreció a ser detenido. No era como si hubiera tiempo para detenerse a pensar en eso o para buscarle, simplemente su ausencia llamaba ligeramente a la atención del peli-blanco al tiempo que aguardaba por la reacción de la chica o del resto de los soldados, empezaba a aburrirse y la espada continuaba sedienta, por eso detestaba sacarla de allí.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: [Zona del Puerto] Nada Devuelvas - [Jindows Kuma - Keegan C. Kidelan]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.