Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Nuevos peligros, nuevos horizontes [PRESENTE]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevos peligros, nuevos horizontes [PRESENTE]

Mensaje por Invitado el Dom Abr 09, 2017 9:10 pm

La gran luna, sobre el cielo estrellado, funcionaba como un foco lumínico para aquellos viajeros que se atrevían a navegar bajo su protección, invitando a todas las criaturas vivientes que caminaban bajo su manto a realizar una fiesta. Pero en esta ocasión no se escucharían pirotecnia, gente gritando de la emoción o riendo sin cesar sino, más bien un gran estruendo junto con un notable temblor harían acto de presencia arruinando toda la calma que persistía. Las copas de los árboles se mecieron provocando que algunos cuervos y buitres salieran espantados, buscando la protección en otro sitio. Más otras criaturas se acercarían con cautela hacia la costa, donde el sonido parecía tener su inicio, con el fin de saciar su curiosidad y saber que era aquello que provocaba tal espectáculo. Grata seria la sorpresa de aquellos seres, que debieron elevar un poco su cuello para observar con detalle la enorme embarcación que había encallado sobre la playa, hasta el punto de tener más de 3/4 cuarto de fisionomía fuera del agua siendo un gran rato para la tripulación de dicho transporte. Los animales continuarían su trayecto para olfatear y observar con más lujo de detalle dicho objeto pero otro ruido les alertaría que era hora de marcharse, pues parecía ser que una especie de manada se acercaba de prisa hacia el sitio.- ¡Ahí! ¡Es ahí! -Grito el primer humano en llegar a la meta. Luego de eso debió agachar su cabeza, ocultándola entre sus hombros a medida que daba enormes bocanadas de aire para llenar sus pulmones, cansado de la gran corrida que debió dar. ¿Pero para qué? Más y más gente se juntaba. De diferentes tamaños, sexos y edades con la finalidad de observar el barco logrando que sus ojos se iluminasen por completo.

Sin mediar palabra alguna ellos se abalanzaron sobre el transporte empezando a desarmarlo, como si de un desarmadero se tratase. Los enormes varones se encargaban de llevar las vigas y romper las duras maderas para que las féminas, niños y los hombres con una contextura más delgada se hicieran paso hacia el interior empezando a excavar, como si de termitas se tratasen. El grito de las personas por lograr un poco de ese insignificante objeto haría que el único viajero se asomara por la popa y notase un panorama que solo en animales salvajes se daba: los humanos se empujaban y caminaban sobre los otros, sin importarle que niños o ancianos yacían en el piso intentando levantarse y de no morir de aplastamientos. Madres que dejaban a un lado a sus bebes para sumergirse en la locura, peleando con su misma especie por un pedazo de metal que no servía de alimento para ninguno; las cuerdas utilizadas para amarrar las velas o el navío, se utilizaban como un medio de la Parca para acortar la vida de los desafortunados por asfixia.- ¿En dónde demonios estoy? -Mascullo sorprendido haciendo que todos sus sentidos se mantuvieran en alerta: moviendo constantemente sus dedos por si debía entrar en una pelea, como también sus orejas intentando captar un sonido sospechoso. Aunque solo llegaban gritos, desesperación, gruñidos, sollozos, llantos desconsolados. Prácticamente parecía ser un escenario sacado de un cuento de terror y él parecía ser uno de los protagonistas. No se entrometería en nada, haciéndose un lado para que los "salvajes" así como lo catalogaba, pudiesen obtener todo aquello que deseasen. Levanto su mirada hacia el cielo y noto como decenas de buitres ya volaban en círculos, esperando que la "fiesta" cesara para hacerse, seguramente, de alguna víctima de todo ese caos. Los cuervos tampoco se perderían este festín pero ellos eran más precavidos, esperando en las ramas de los árboles y guardando sus fuerzas para el momento. Todos llevaban algunos harapos sobre sus cuerpos carentes de pelos: las mujeres apenas un top que cubría sus zonas y una pollera improvisada que tapaba la parte inferior de su cuerpo. Los hombres tampoco escaparían a esto, siendo los más fuertes y morrudos que llevaban más cantidad de telas sobre su ser: consistiendo en una camisa abierta, musculosa, o un saco junto con calzados y un pantalón todo roto a las alturas de las rodillas. El resto parecía que se vestía con lo primero que encontraba en la calle, pudiendo notar en algunos niños o ancianos pequeños rastros de sangre vieja, creyendo que le robaban a los cadáveres para no tener que pasar frio.

Correría y saltaría por la parte de adelante hacia la arena, flexionando sus piernas amortiguando la caída aunque bajo sus pies un pequeño pozo se formó producto del impacto. Caminaría apenas unos pocos metros para poder visualizar con más detalle el "espectáculo" que le estaban dando aquellos autóctonos de esa misteriosa "isla muerta". Pues algunos huesos yacían no tan lejanos de su posición, la fauna tampoco parecía ser viva teniendo tonalidades oscuras y grises siendo pocos los árboles que poseían hojas creciendo en sus ramas.- A pesar de ser humanos actúan como animales salvajes. Vaya ironía. -Comento con un timbre normal, tratándose más que nada de un pensamiento dicho en voz alta. Llevaría consigo una pequeña mochila con alimento y agua que sería llevado en su diestra con un lazo para no perderlo.- Que será esta misteriosa isla. Parecía ser la puerta a aquello que llaman "Infierno". -Prosiguió con su análisis girando su cuello en distintas dirección teniendo un bosque a sus espaldas; mientras que al frente el mar, donde los muertos de hambres aun seguían luchando entre ellos. ¿Tanta miseria había allí? ¿Quién sería el responsable de eso? Muchas preguntas tenía el moreno para cualquiera que se atreviera a hablar con él aunque opto por el silencio y mantenerse al margen, por el momento-
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.