Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

White Rose II

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

White Rose II

Mensaje por Invitado el Lun Mar 13, 2017 3:52 am

Recuerdo ese sentimiento que estaba en mi pecho cuando la conocí… Había tenido un día terrible, mis padres me habían castigado por andar de grosera como siempre. Me lastimaron sin piedad e hirieron de manera horrible. Me encontraba en un parque lejano de todo, con mi mirada agachada sentada en un columbio. Ese día fue tan especial… Tan dulce… La recuerdo de manera callada, tímida y sensible. Por alguna razón ese día no podía dejar de mirarla. Su manera tan tranquila, su sonrisa y su forma de ser tan pacifica me motivaron a levantarme y secar mis lagrimas. Desde ese día… Desde ese momento sentí que no quería alejarme nunca de ella. Quería estar siempre con ella y compartir todo. Charlar, bailar, cantar… Todo hacerlo juntas.

Aquel día, aquella tarde había pasado lo que menos me espere y había anhelado con tanta fuerza. Años atrás decidí dejar todo, abandonar esa horrenda vida y esa estúpida familia. Me había decidido a dejar todo eso atrás. No más presión, no más reglas ni maltratos. Finalmente era libre, era capaz de sentir el viento en mi rostro, esa sensación de libertad en mi pecho. Aunque en parte me sentía herida de haber dejado atrás. Ya no había ninguna opresión hacia mi, ni nada que me impidiera ser lo que soy y como soy. Al final el mar me brindaría esa libertad, esa vida que tanto anhele con brillo en mis ojos… Esa vida que tanto le platicaba a Jill que quería. Finalmente todas esas limitaciones se marcharían, me sentía tan emocionada de tenerla aquí conmigo. ¡Finalmente estábamos juntas de nuevo! Siento que hay tantas cosas que quiero contarle y decirle…

Luego de un rato de platicar y llegar a aquella cabaña que era una de mis muchas guaridas, simplemente aprovecharía el tiempo para descansar sobre mi cama. Era tan suave y cómoda… Podía sentir como mi tensión se marchaba con solo reposar mi cuerpo ahí. Le pedía a Jill que se sentara cerca de mi, y me cantara como lo hacía cuando éramos niñas. Recuerdo que cuando me sentía terrible, me solía cantar mientras peinaba mis cabellos con sus suaves manos. Asi lentamente me quedaba dormida, sintiendo sus manos deslizarse y enredarse entre mis cabellos. Lentamente cerraría los ojos hasta quedarme dormida… Elevaría mis brazos para estirarlos mientras me los dejaba asi de estirados, dejaría de sentir todo contacto físico debido a mi profundo sueño… En mi mente, me sentía tan bien y aliviada. Realmente la presencia de Jill siempre ha traído calma a mi vida, puedo sentir como finalmente la tranquilidad reina en mi cabeza con su presencia y sus caricias. Sentía que sus manos y suaves voz me sumergían en un mundo maravilloso y hermoso…
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Invitado el Mar Mar 14, 2017 1:34 am


Ruby había terminado dormida en la cama, se veía tan linda. No pude evitar el esbozar una sonrisa en mi rostro al verla dormir. Aquella chica que siempre se mostraba alegre y hiperactiva, ahora estaba en un profundo sueño gracias a mis caricias y melodía. A pesar de que estaba dormida, no dejé de acariciar su cabeza. En especial cerca de su oreja, pues ese punto la hacía dormir fácilmente.

Mientras veía a Ruby dormir, mi mirada se desvió a sus labios. Siempre había querido probar esos labios, y ahora que estaba dormida es como si pidieran a gritos el ser besados. Mi rostro se ruborizaba con tan sólo pensar en esa idea. Además, ¿Qué tal si le robaba un beso y esta me descubría? No quería que pensara que fuera una pervertida que traicionaba su confianza. Sin embargo, mi corazón me pedía a gritos que la besara en ese mismo instante. Pues, ¿Realmente volvería a tener una oportunidad como esta? Puede que Ruby no me vea como algo más que una amiga así que debía aprovechar estos pequeños placeres a menos que quisiera caer en la desesperación de no poder ser amada por Ruby

Enseguida, pegué mis labios con los suyos lentamente. Mi corazón latía a una increíble velocidad por el puro roce de nuestros labios. Me separé enseguida, con el rostro completamente rojo. Sin embargo, Ruby se mantenía dormida. Mi respiración se agitó, pues la había besado por un sólo segundo. Al ver que seguía dormida, decidí intentarlo una vez más así que acerqué lentamente mi rostro al suyo mientras posaba mi diestra en su mejilla con mis ojos cerrados. Una vez que mis labios hicieron contacto con los suyos, no me detuve.

Debido a que Ruby tenía la boca ligeramente abierta ya que estaba dormida, utilicé mi lengua para explorar su boca. Sin embargo, los nervios me entraron rápidamente y me separé un poco de ella, dejando un leve hilo de saliva entre su boca y la mía. ¿Qué rayos estaba haciendo? Esto no estaba bien, abusaba de la confianza de Ruby para aprovecharme de ella. ¿Pero que más podía hacer? Desde hace años que quería probar aquellos dulces labios y finalmente lo había hecho. Pero aún así, me sentía con un pequeño vacío pues me hubiera gustado que mis sentimientos fueran realmente correspondidos.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Invitado el Mar Mar 14, 2017 4:33 am

Que puedo decir… Solo podía rendirme ante la suavidad de sus manos y su voz. Realmente había caído completamente presa ante sus encantos, realmente en mi mundo era tan feliz por ello… Ese dia, era uno de mis mejores días. Saber que tengo nuevamente a Jill de mi lado me llena de tanta seguridad… Hace que mis penas se marchen. Al lado de Jill,  siento que puedo ser yo misma, siento que puedo estar segura… Desde que la conocí, siempre he sentido que la vida jamás sería lo mismo sin ella, que nuestro destino es estar juntas para siempre. Sus ojos, su pelo, sus labios… Realmente me encanta todo de ella, pero siempre he vivido bajo un temor de no arruinarlo todo… Desde pequeña, he encontrado sentimientos  especiales a ella, creí que solo era algo normal que se me pasaría, creí que solo era la felicidad de conocer a alguien que te comprenda… Pero luego descubrí que no era nada de eso, que era algo más...

Siento que ella es la única persona en mi vida con la que realmente comparto algo único y especial, que no habrá nadie como ella, nadie que me haga sentir lo que ella  ha logrado hacerme sentir… Todos estos sentimientos cruzaban por mi cabeza mientras dormía profundamente  en la tranquilidad con su presencia. Pero algo increíble pasaría… Algo que haría que me despertara y mi corazón empezara a latir con muchísima fuerza. Sera… ¿Sera esto un sueño? ¿De verdad ella me beso? No lo se, fue muy rápido, no pude notarlo… ¿Estaré dormida? Con mucho cuidado, movería mi pierna sin que ella se diera cuenta, si se tratase de un sueño o no, no estaba segura así que no quería que ella se asustara….

No sabía que hacer la verdad… Realmente no quería espantarla, no quería que se detuviera… Solo se que mi mente se llenaba de placer al sentir nuevamente sus labios, al sentir su mano acariciar mi mejilla. Sentía como mi corazón se aceleraba a cada segundo, sentía como  mi cuerpo se bañaba en una increíble sensación… Trataba de controlar mi respiración e impulso, realmente quería hacer tantas cosas en ese momento… Hacerme la dormida era mi único plan en este momento, realmente no sabía que mas hacer… Solo  se que dentro de mi  sentía una gran alegría… ¡Es real, todo es real! Puede sentir finalmente sus labios… Sus suaves labios, pude probar sus lenguas… No aguantaría más,  así que lentamente abriría mis  ojos y vería a Jill sobre mi. Realmente se veía tan linda sonrojada y preocupada por su pequeño acto… -Jill.. Tu… Me besaste…- Diría con un tono mu suave mientras mi  mirada apuntaba a sus ojos, lentamente pasaría mi dedo  entre mis labios para limpiar parte de la saliva…

Mi semblante se encontraba sonrojado como el  de ella, aunque de manera cruel fingía un poco de confusión ante tal acto. Actuaria como  si estuviera un tanto sorprendida y confundida ante el acto de Jill… Pero la realidad es que en el fondo solo siento una gran emoción, un gran alivio y tranquilidad de que ocurriera todo esto… Finalmente… Finalmente conozco los verdaderos sentimientos de Jill. Finalmente ha llegado el momento con el que he soñado y tenido fantasías durante tanto tiempo. Con mucho cuidado  levantaría mi  torso,  mientras mantenía mis dedos sobre mis labios… Se me veía  aun pensativa… Quizás a sus ojos estaré confundida por lo que que hizo,, pero realmente no se que decir o hacer en este momento… -No lo puedo creer…-Fue lo único que dije mientras miraría  fijamente sus ojos… Aun no estaba segura si esto  era  real, quería que ella, me lo  explicara con palabras que salieran de sus dulces labios.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Invitado el Mar Mar 14, 2017 9:28 am

¡Me quería morir! Ruby se había despertado en el momento más importuno. Enseguida me separé de ella y me di media vuelta para no verla a los ojos. Estaba demasiado avergonzada, me sentía como una tonta. ¡Una idiota! ¿Qué iba a pensar de mi? Le comencé a dar la espalda a la muchacha sin levantarme. Sólo estaba sentada, tratando de no hacer alguna otra tontería. Tenía que pensar en una excusa, no podía dejar que Ruby se quedará con el pensamiento de que la estaba besando.

Volví a mirar a Ruby, esta se limpiaba la saliva y decía que la besaba. Enseguida, me sonrojé y negaba con un torpe ademán con las manos. -N-no, no, es que... tenías un...¿Insecto?.- Ni siquiera yo me lo creía. ¿Un insecto, en serio? Porque claro, besar a una chica es la mejor forma de quitarle un insecto de encima.

Ruby había levantado la parte superior de su cuerpo, cosa que hizo que nuestros rostros estuvieran demasiado cerca. Estaba igual de ruborizada que yo, cosa que me ponía aún más confundida. Era obvio que estaba confundida, no lo comprendía. ¡Ni siquiera yo lo hacía! Simplemente así es como me sentía, sentimientos que he tenido guardados por años y finalmente había logrado quitarme ese peso de encima. Pero todo en este mundo tiene una consecuencia, y probablemente en este caso podría perder la amistad o la confianza de mi única amiga en este mundo.

Entonces, Ruby decía que no podía creer lo que acababa de pasar. ¡Ni siquiera yo podía! Por un simple contacto de labios, mi vida había cambiado por siempre. No sabía muy bien que decir, así que decidí ser lo mas sincera posible. -Ruby...- Tragué saliva, estaba muy nerviosa. Mis piernas temblaban, mi estómago se revolvía, mi corazón quería salir de mi pecho, sentía un calor por toda mi piel. -M-e...- Volvía a tragar saliva, mis manos se encontraban agarrando con fuerza mi ropa. -¡Me gustas!- Exclamé, casi gritando. Tenía mis ojos cerrados, como si estuviera esperando alguna especie de bofetada. -Desde... desde hace tiempo, sé que es difícil de creer ya que la mayoría del tiempo te estoy regañando o incluso te ignoro pero... siempre ha sido así.- No sabía la razón muy bien pero en ese mismo instante quería llorar, gritar, salir corriendo. Palabras que había guardado desde hace tiempo finalmente habían salido y no sabía cómo sentirme al respecto. Quería darle la espalda a Ruby, se veía tan linda y mis impulsos por besarla incrementaron desde aquella distancia a la que estábamos así que simplemente me di la media vuelta para no verla a los ojos. Posé mi diestra en mi pecho, como si estuviera esperando que mi corazón fuera a romperse. Pues, no sabía que iba a pasar ahora.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Invitado el Mar Mar 14, 2017 4:17 pm

Mi mente no paraba de pensar y sentir tantas sensaciones. Mi corazón no paraba de latir en mi pecho, mi garganta parecía secarse y mi cuerpo entumecerse en un una explosión de sensaciones. Simplemente me quedaría con mi mirada en sus lindos ojos, realmente se ve tan hermosa cuando esta tan asustada y nerviosa… Siento que se ve tan bella que me provoca abrazarla, acariciar sus cabellos, su mejilla y por supuesto… Besarla. Durante tantos años he admirado su forma de ser tan sensible. Es del tipo de chica preparada, decidida y organizada, aunque todo eso ocultando un lado muy lindo y tierno, lado que solo ha dejado ver conmigo. Siempre que me contaba sus historias, sus pensamientos y sentimientos  me daban ganas de poner mis manos en su rostro y besarla profundamente… Pero solo me limitaba a abrazarla y acariciarla, era lo máximo que podía hacer sin abusar de su confianza.

-¿Un insecto?- Me quedaba pensativa un rato mientras un poco de desilusión nacía en mi… Yo creí que…. ¡Oye! No soy tan tonta, eso no fue un insecto… Eso fue real, ella me beso… -¿Intentas engañarme con eso Jill?- Diría enarcando una ceja mientras intentaba aguantar las ganas de reírme ante tal excusa. No solo su excusa, sino también la manera tan tímida en que actuaba. Aww era tan adorable enserio, realmente es una chica maravillosa y yo… Yo estoy tan feliz de haberla conocido, de tenerla conmigo y de saber que ambas sentimos lo mismo por la otra… ¿Debería dejar de torturarla? ¡NO! ¡Quiero oir lo que me tiene que decir! Quiero… Quiero que sus labios lo digan, que digan las palabras que durante tantos años he querido saber.

Jill se encontraba un poco alejada de mi además de estar tan roja como un tomate. Jujuju se ve tan linda… Pero estaba armándose de fuerzas para decirlo, decir la verdad de una vez. Dimelo Jill, no tengas miedo, es mejor que seas sincera conmigo.- Diría mientras lentamente me acercaba ansiosa por oírlo, por suerte ella mantenía sus ojos cerrado dándome la ventaja de acercarme sin que esto interfiriera con sus palabras. Con cada segundo mi corazón latía con fuerza, cada momento, cada gesto… No lo soporto… ¡Solo dilo! Yo… Yo no lo puedo creer. No puedo creer que esto esté ocurriendo, que finalmente este día sea real… Era tan mágico lo que sentía dentro de mí, quería correr y gritar, quería patear cosas, romper cosas… ¡Podía saltar desde lo más alto y morir con total felicidad!... Ella… Está asustada, nerviosa y podría hasta llorar, debo parar este juego cruel y demostrarle que está segura, que sus sentimientos y su corazón estarán a salvo  conmigo.


Sentía que me faltaba el aliento, mi pecho explotaría por culpa de mi corazón, estaba cerca de ella y ella no lo sabía… Quería… Quería… -¿E-Enserio te gusto Jill?- Diría acariciando su cabello con mis manos, de manera que mis dedos se enredarían con su pelo. Peinaba con suavidad su cabello mientras con mucho cuidado tomaba su cabeza y la abrazaba con delicadeza sobre mi pecho. Acariciaba lentamente su mejilla, su cabello, quería que se calmara, quería que sintiera mi corazón, mis sentimientos. .. Quería que supiera que no estaba sola en este mundo, que no era la única que pensaba eso… -¿Lo sientes Jill?- Diría con tono dulce y suave mientras seguía peinando su cabello con mis manos. –Mi corazón late aceleradamente por este momento, y así lo ha hecho durante tantos años.- Lentamente comenzaba a elevar su cabeza con cuidado mientras acercaba la mía mientras miraba sus ojos. –Hay tantas cosas que me gustaría decirte ahora… Y tantas cosas que me gustaría hacer.. Pero por ahora solo quiero…- Terminaría pegando mis labios a los suyos mientras acariciaba su mejilla lentamente, sintiendo su fina y delicada piel en mis dedos. Podía saborear su lengua… En el primer beso de hace un rato, al besar esos labios… Entendí algo importante en mi vida… Entendí que no querría besar otros labios que los de Jill. Mis ojos estaban cerrados, mi lengua jugueteaba con la suya de manera suave y lenta… No quería parar de probar su boca, sus labios… No quería separarme de ella, este era nuestro momento… Quería estar así eternamente.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Invitado el Jue Mar 16, 2017 12:16 am

Nope, no se tragó mi tontería del insecto. ¿Pero quien iba hacerlo? Realmente me ponía como una tonta cuando Ruby estaba tan cerca de mi. ¿Supongo que es el amor, no? ¡Me ponía loca de tan sólo pensarlo! Pero era la verdad, la verdad más hermosa en toda mi vida. Si, mi amor por Ruby Rose era el sentimiento más hermoso y puro que he tenido en toda mi vida. Simplemente quería pasar mi vida con ella. ¿Era mucho pedir? Podía dejar mi meta para mantener mi apellido por mi propia cuenta solamente para pasar toda mi vida con al chica que amo.

Entonces, pasó lo que menos esperaba. Ruby me había tomado con delicadeza y me hizo sentir su corazón latir. Me encontraba sorprendida, pues no esperaba eso. Luego, esta me levantó para que nos viéramos fijamente. Cuando Ruby me explicó con sus palabras que sentía lo mismo por mi... las lágrimas de felicidad querían salir en ese momento pero me contuve y quise decir algo. A continuación, Ruby se me adelantó y finalmente decidió besarme. En ese mismo instante la abracé con todas mis fuerzas y de la misma manera utilicé mi lengua para juguetear con la suya. Era tan cálida, no quería detenerme. ¡No iba hacerlo! Tenía mis ojos cerrados y mis manos se posaban en sus piernas.

Lentamente, comencé a inclinarme hacía enfrente para que se recostara en la cama mientras continuaba con el beso. No sabía que estaba haciendo, actuaba por puro instinto. Nuestros cuerpos estaban chocando, comenzaba a hacer mucho calor. No podía dejar de besarla, pero quería algo más. Comenzaba a sentir un cosquilleo debajo, en todo mi cuerpo. Quería hacerlo, quería complacerla. Finalmente, me separé un poco para decirle unas palabras. -¿Qué estamos haciendo?.- En mi rostro estaba esbozada una torpe sonrisa y me encontraba completamente ruborizada. Como acto seguido, me comencé a quitar lentamente los botones de mi saco y finalmente me removí este para quedarme sólo con una blusa blanca. Luego, continúe con el beso mientras posaba mi diestra en el muslo de Ruby. ¿Qué rayos estaba haciendo?


InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Invitado el Vie Mar 17, 2017 1:32 am

Aquel  momento solo podía sentir una seguridad y satisfacción única que recorría mi cuerpo. Los  suaves labios de Jill y su cálido cuerpo sobre el mío. No se porque siento que así es como  he imaginado el sentir sus besos, tocar su pelo y cuerpo. Con mucho cuidado acariciaba su espalda mientras nos besábamos y lentamente ella me impulsaba hacia la cama. ¿Parece que Jill tenía muchas ganitas eh? Me reiría  de manera juguetona mientras acariciaba su mejilla con mi  dedo. –Siempre… Siempre he querido hacer esto…- Decía mientras seguía moviendo mi lengua junto a la de ella y nuestros labios  se conectaban una y otra vez. Mis manos acariciaban su espalda, su cabello… Realmente siento que podría pasar todo el día haciéndolo, besándola, mirándola y sintiéndola. Era lo que siempre había querido hacer, y finalmente puedo hacerlo sin miedo alguno.

Jill se alejaría sonrojada nuevamente por uno de sus tantos ataques de pena, realmente me quedaba mirándola con un rosto  algo pícaro. Luego al final la  misma terminaría por quitarse su saco, quedando con su blusa. En ese momento ella vendría a mi, pero en pleno movimiento la detendría para terminar empezara  besarla así paradas. -¿Qué estamos haciendo? Pues…- Decía mientras besaba su cuello lentamente y mi mano traviesa se deslizaba poco a poco por su muslo entrando por debajo de su falda.  Luego terminaría subiéndome sobre ella obligándola a caer de espaldas, me quedaba mirándola con una cara bastante mala… ¿Qué puedo decir? Soy una pirata. –Siento  que te has portado muy mal, Agente Lovecraft.- Acercaría mis labios hasta su oído para susurrarle con una dulce y seductora voz. –N-o E-s-c-a-p-a-r-a-s- - Soltaría unas cuantas risitas para luego besar su  boca lentamente, mientras mi mano acariciaba su pierna y poco a poco subiendo empujando la tela de su falda hacia arriba.


Estando aun sobre ella, me quitaría mi corcel que debajo de el había una camisa manga larga. Poco a poco comenzaría a desabotonarla lentamente hasta quitármela.  Solo se podría apreciar mi brasier en la parte de mi pecho. –Tu turno…- Dije con un tono suave mientras con mis dos manos tomaba la blusa de ambos lados y comenzaba a levantarla lentamente… Así hasta dejar su pecho al descubierto, aunque este solo un brasier se atravesaba en mi camino. Sujetaría los brazos de Jill mientras comenzaba a besar su cuello y poco a poco bajaba hasta besar sus pechos. Deslizaba mi lengua con suavidad sobre su cuerpo… Ella tiene razón… ¿Qué estábamos haciendo? No estoy segura… Pero mi corazón no deja de latir, y solo siento ganas y deseos de hacer esto… Siempre he querido… Finalmente terminaría abrazándola mientras pegaba mi cabeza cerca de su oído de su lado  izquierdo… -¿Te pongo nerviosa? ¿Te hago latir  mucho tu corazón?- Diría susurrando en su oreja con un tono muy suave mientras comenzaba a morderla con mucho cuidado. Mientras acariciaba su mejilla derecha con mi dedo, con mucha sutileza y cuidado. –Quiero que … Estemos juntas, y sentir que eres mia… Y yo tuya…- decía susurrando a su oído mientras acariciaba su cabello.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: White Rose II

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.