Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Lun Feb 27, 2017 1:54 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Isla Drum, Zona Sur
Cerca del Centro de la Ciudad
Vientos Suaves y nieve, 5:47 a.m


Un par de días atrás, más precisamente, hace poco más de un día y medio durante la tarde de lo que sería el "Primer Día" en el cual Eden y Henry se encontrarían en Drum, conversarían y juntos irían tras la pista de un peculiar minero, padre de una joven desolada solo para concluir la búsqueda en una completa y total masacre, iniciada por unos ocurrentes piratas, donde asesinaron al anciano y continuada y terminada por el cazador, quien haciendo énfasis y alusión a su empleo diario, sentenció a todos los responsables y a sus aliados a la muerte, viendo por su propia mano y espada que tal sentencia fuese impuesta sobre todos y cada uno de los presentes. Solo dos consiguieron escapar de la furia del albino, un inocente en la figura del dueño del Bar quien ajeno a todo o quizás no tanto, consiguió marcharse por la puerta trasera y un criminal, pirata, que tras soltar sus armas e implorar clemencia aprovecho para huir antes de ser atrapado, aunque nadie realmente se dispuso a seguirlo puesto que había dicho algunas cosas sin sentido pero a la vez llenas de peso, pues en el gran esquema representaban el motivo y razón por el cual aquel hombre había perecido frente a los ojos del dúo de espadachines. El atardecer fue una apropiada despedida para el minero, el astro rey que gobernaba los cielos lentamente se deslizo más allá del alcance del horizonte, la tenue luz del soberano se extinguía dando paso al sutil y casi imperceptible manto de la reina, quien se mostraba casi totalmente incapaz de iluminar los alrededores por consideraciones climáticas, más previo a este evento natural, un suceso menos abrumador tomo lugar en el establecimiento que anteriormente ocupaban los dos peliblancos, tal cual había sido mencionado antes, el dueño se había marchado de allí por lo cual se encontraba totalmente desierto con la excepción de Silverman quien había ingresado para servirse una copa, Sinclair quien le siguió dejando a la joven sola con su padre para que pudiera llorarlo y tener su tiempo con el mismo, no pudo sino percatarse de como el cazador se disculpaba previó a caer rendido en lo que parecía un sueño profundo, seguía con vida y tomando en cuenta que nadie estaba en los alrededores, dejarle dormir en aquel sitio no era mala idea así que el pirata salió para ver a la mujer y encargarse de limpiar el caos desatado por su compañero.

Los minutos transcurrieron con prisa transformándose en horas, y la naturaleza completo el proceso mencionado antes, donde los soberanos astros prestaron sus respetos al individuo que había caído, y cuyo cuerpo aun permanecía tirado sobre la fría nieve, su hija lloraba aún, más su llanto era más calmado por lo que sin lugar a dudas era tiempo de intervenir, el oji-azul se acerco a la joven y le comento que era momento de cargar a su padre y llevarlo a otro lugar para preservar su cuerpo ademas de preparar los servicios correspondientes. No había nadie que le importase, según la fémina, solo ella de modo que no había necesidad de velatorio o ceremonia, solo algo sencillo y una tumba apropiada, en este caso la misma en la cual se encontraba la esposa del fallecido y madre de la afectada, aquella misma noche y previó al amanecer del "Segundo Día" tales menesteres fueron desarrollados, no había motivo para alargar el sufrimiento ni razón para esperar más, la chica solo deseaba llorar a su padre más en el proceso, otra cosa se formaba en su interior compuesto por duda, ira y otros sentires poco favorables en una situación de duelo, la idea de que si alguien hubiese escuchado al viejo y le hubiesen seguido, aun estaría con vida, así como la idea de que si hubiera sido capaz de convencer a su padre de no marcharse en aquel día, aun estaría con ella. Y así, decenas sino cientos de escenarios más inundaban la mente de la mujer y la torturaban al punto de provocar que sus lagrimas brotaran y su voz se transformara en gritos desolados, experiencias y situaciones que Henry era incapaz de entender o controlar, solo deseaba poder hacer algo más se sentía y era sin lugar a dudas, inútil.

Evitando pasar más tiempo del necesario en aquella área teñida de carmesí, tanto la joven como el dúo de albinos se había movido hacía la zona sur, donde la casa de la chica se encontraba y donde varias cabañas para alojar visitantes y forasteros se encontraban disponibles, en una de estas residía Sinclair y dormía plácidamente Silveman, era posible que todo fuera un efecto del shock de haber asesinado a sangre fría a tantas personas, para Henry, asesinar a otros venía como algo completa y totalmente natural, más sin embargo, no disfrutaba de esa acción pues lo había visto demasiadas veces y en ningún caso había solucionado algo que otro enfoque no hubiese podido trabajar y conseguir superar. Tras un día completo de llanto, gritos y más, la hija del minero finalmente se silenció a si misma, por lo que el pirata aprovechó para reposar un poco puesto que había estado de vigilancia por bastante tiempo, durmiendo poco en miras a cuidar a su aliado tendido y en miras a vigilar a la chica y evitar que hiciera algo estúpido, pues eso era lo único que había conseguido que se le ocurriera, aquella fémina haría indudablemente, algo sumamente estúpido. Sentado en una silla junto a una ventana que daba contra varias casas, entre ellas la de la mujer en cuestión, el peliblanco cerro sus ojos y centro sus sentidos para mantenerlos alertas en caso de cualquier situación, más pensando que se encontraba seguro al menos por el momento rendía sus fuerzas más y más a los dioses de los sueños, finalmente obteniendo el reposo que sentía merecer tras la prolongada jornada de arduo trabajo. El Rey astro comenzaba a dar vestigios de su llegada a la distancia, sin embargo, esto no preocupaba al samurái pues solo sería un día más que recorrer.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo


Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 2:16 pm

La verdad es que Henry aguardaba por una respuesta, una que le trajera sosiego no solo a su persona sino también al otro, más lo que obtuvo del mismo fue una sonrisa y un comentario sobre como no importaba, claramente había perdido algo bastante valioso en aquel sueño profundo que había tenido, el pirata se preguntaba si dormir de nuevo le serviría para deshacer tales efectos más el mundo no era tan dadivoso o caritativo como para simplemente dejar pasar tales oportunidades, lo que veía frente a el podría bien ser la irrefutable realidad con la cual tendría que convivir el resto de sus días. A pesar de la respuesta tan ambigua, las acciones posteriores del albino denotaban cierta relación entre ambos, era posible que no todo estuviese perdido o que tuviese que acontecer un evento de gran escala para que ambos partiesen por sus propios caminos, separados del otro. A todo esto, las cosas parecían haberse calmado entre ellos, esa extraña aura que abarcaba la silueta del Cazador no era tan extraña ahora, quizás el muchacho se acostumbraba al nuevo "sabor" que tenía la presencia de Eden o tal vez eran vestigios de su viejo ser, de cualquier forma no había nada que pudiese hacer y dedicarse a eso no parecía correcto, seguiría su instinto en ese aspecto.

Luego de un breve momento de silencio, durante el cual el chico continuaba comiendo pausadamente los alimentos que la joven había preparado para ellos, Silverman hablo nuevamente, esta vez para afirmar que ninguno de ellos conocía el futuro o que esperar del mismo, seguido de ello y en la misma linea, quizás para hacer entender su punto expresó su perspectiva acerca de Sinclair y su como afrontaba su pasado y presente, comentando en como al parecer el pirata deseaba volver a aquel infierno puesto que todo lo que buscaba podría resumirse en ello, aunque los motivos para hacerlo eran bastante variados y en muchas ocasiones por no decir todas, nadie parecía llegar a comprender realmente porque el chico lo anhelaba con tanto fervor. Para entonces, Eden parecía reír para si mismo por la ironía, un prisionero que escapa de la máxima prisión tiene como única razón de ser, el retornar a la misma. Digno de una comedia trágica, Silverman acepto la invitación para comer y se acerco a la mesa para ingerir sus alimentos, lo hizo en silencio y con rapidez, tanta que incluso concluyo antes que el otro muchacho quien tomaba las ultimas bocanadas cuando recibió las preguntas de su compañero.

Tomándose un instante para tragar lo ultimo de los alimentos y refrescando su garganta con agua a temperatura ambiente, que en Drum significaba casi helada, se volvió hacia su aliado albino y con una sonrisa en rostro habló con tranquilidad. -Ahora mismo completare la búsqueda de información sobre aquel tercer hombre y preparare un viaje para adquirir algunos bienes materiales que podrían servirme para fines ajenos a mi búsqueda principal- Tenía bastante tiempo sin ver a esa persona, y podía sentir como su próximo encuentro se acercaba cada vez más, necesitaba estar listo y necesitaría protección para enfrentarla. Sin realmente tomar una pausa sino más bien un respiro, el samurái continuó dando respuesta a las interrogantes del contrario. -Como bien mencionas, la posee el tercer estudiante. Lo ultimo que escuche se encontraba en esta corriente ocultándose y preparando a sus estudiantes para un ataque masivo contra las fuerzas contrarias, nunca logre saber a quien se enfrenta- Era prácticamente toda la información que poseía al respecto más algo le había provocado curiosidad, y era la mención de Eden sobre retornar a Impel Down, no recordaba haberle revelado eso aunque ciertamente sus acciones, palabras y deseos lo gritasen a los cuatro vientos, de manera que no logro contener la pregunta y se refirió a este. -Sobre mi posible deseo o no, de retornar a Impel Down sin ser realmente arrestado o enviado allí por crímenes justos o injustos, ¿tienes algo que decir más que simplemente "Curioso"?- La interrogante iba a dirigida a que compartiera sus ideas, algo que esperaba pudiera hacer dado que en la mente del muchacho el mundo aun continuaba siendo algo extremadamente inmenso.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 2:34 pm

-¿En esta corriente?, eso facilita las cosas- entrecerró los ojos y pensó un momento, antaño no se preguntaba demasiado por la tercera espada, en realidad hasta lo había olvidado, ¿entonces por qué ahora le tenía tan presente?, aquella katana que portaba ahora como su favorita, la misma con la cual derramó la sangre de los pobres diablos días atrás, esa no le bastaba, era casi como sentir una especie de vacío en su alma, por ende la tercera espada ahora le resultaba tan llamativa, incluso sin conocerla, si la misma era tan valiosa valdría la pena buscarla eventualmente y tratar de obtenerla.  Alguna vez Oku había mencionado que el hambre por la fuerza de la espada se volvía atroz e iba en incremento conforme un samurái conseguía conocer el verdadero poder que guardaba dentro de sí, aquello parecía tener bastante lógica pues ahora, en aquel segmento de tiempo, Silverman se sentía más necesitado de fuerza que de otra cosa, incluso a sabiendas que eso no estaba del todo bien, le gustaba.

Para fortuna o desventura, Henry tocó el tema de Impel Down nuevamente, al parecer sus deducciones estaban acertadas, un poco de malicia y la inteligencia de Eden fueron suficientes para concretar que era su intención volver, probablemente por su madre o por venganza, eso sí que no estaba seguro, aunque una u otra, las posibilidades eran casi las mismas, no era por menospreciar al contrario, empero, no estaba siquiera seguro que pudiese vencerlo a él y si no podía con eso dudaba mucho que tuviese la fuerza necesaria para hacerlo con alguien de alta fuerza que pudiese resguardar la prisión más segura del mundo, por no omitir el hecho que estaba conectada con Marineford y Ennies Lobby, si se daba la alerta fácilmente alguien de la talla de un almirante podría llegar hasta la posición y encarar al pobre Henry.

-¿Debería tener algo más que decir?- le devolvió una pregunta y comenzó a sonreír de nueva cuenta sabiendo que lo hecho estaba mal, se suponía que una pregunta no se respondía con otra, aunque en realidad no pudo evitarlo, fue más bien un acto un tanto impulsivo, sin duda alguna algo estaba mal, pero jodidamente le divertía y hasta se sentía mejor en aquel estado. -No, si te refieres a que me importa, para bien o para mal, no es el caso- aseguró sin vacilar pues no era mentira, la prisión más segura de la tierra le era indiferente, principalmente porque no pensaba caer allí y por otro lado tampoco estaba interesado en sacar a nadie de la misma, incluso si el mismo Sinclair se lo hubiese propuesto como una ayuda, él le habría negado la invitación, atacar Impel Down era una locura, incluso teniendo éxito la cuestión era asegurarse de poder escapar, subestimar a la marina y el gobierno era el primer paso que daba un pirata tonto, muchos habían caído así, en cambio otros, como por ejemplo el inútil de Capone en los Blues, lograban mantenerse porque, incluso en sus ofensas a dichas instituciones guardaban cierta distancia de la misma.

-Quizás, en todo caso, te desearía buena suerte, el problema de las prisiones no es entrar sino salir, para eso fueron diseñadas, ¿no?- sujetó un vaso y notó que estaba casi pegado al mantel así que tuvo que hacer más fuerza para separarlo y ver el agua con pequeños cristales de hielo sobre la superficie -Dicen que salir de ese lugar es imposible, en realidad es una exageración, ambos sabemos que nada es imposible, aunque eso no implica que pueda ser sencillo- y con ello concluyendo su idea bebió un tanto de agua, no le agradaba que estuviese tan helada pero no quedaba de otra en una isla como Drumm.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 4:23 pm

La reacción de Eden a la posible ubicación del tercer individuo fue extraña, sus palabras, su tono y el modo en el cual se refirió al asunto sugería que deseaba buscarlo, encontrarlo y tomar de su frio cuerpo muerto la espada sobrante, en cierto modo esto podía significar que eventualmente sino allí mismo buscaría también el arma portada por el mismo Sinclair, un sentir helado recorrió todo el cuerpo del pirata mientras sopesaba aquella idea, ¿acaso el cambio de persona que había sufrido el cazador era tal que no le importaba absolutamente nada ya? Sin dejar notar en su semblante aquella cavilación, el chico continuo escuchando a su compañero mientras comenzaba a recorrer la habitación que ocupaban buscando su gabardina, no la necesitaba aún más deseaba saber donde se encontraba para cuando fuera el momento de partir. Nuevamente el tono utilizado y la serie de palabras implicadas en la respuesta de Silverman eran un testamento de cuan distinto era aquella persona de quien alguna vez conoció el pirata, esta vez era para referirse al tema de Impel Down, primero con un claro comentario despectivo y luego con una fría conclusión respecto a cualquier eventualidad que pudiera acontecer, Henry no pudo sino asentir ante lo dicho por el albino.

Sin embargo, Eden no había terminado allí, deseaba transmitir otros puntos al pirata, o más bien dar por concluida su participación en referencia a dicha prisión. Inicialmente, deseo buena suerte al muchacho más luego comenzó a comentar y afirmar que el propósito de las mismas, y en especial de aquella conocida como impenetrable, era evitar que la gente saliera pues ingresar a la misma no representaba tanto problema como lo sería salir de esta ileso o siquiera con vida, algo en lo que Sinclair estaba completa y totalmente de acuerdo, más su problema no era ingresar a la prisión o salir, su problema era todo lo que conllevaba el proceso de preparar el plan y llevarlo a cabo, Henry no era un estratega y ciertamente no tenía pensando sentarse a aprender mientras su madre sufría segundo a segundo en aquel infierno, si fuese capaz de verle entonces sabría con claridad lo que necesitaba hacer pero la dificultad y problemática yacía en posarse frente a su progenitora, menuda mujer que reía sin parar cuando fueron separados, como si hubiese estado aguardando por eso y se burlase de si misma por la ironía de la situación donde solo "uno" de los inocentes era librado de las garras de la marina y el gobierno, y sacado de las profundidades de aquel infierno llamado Prisión. La sola idea de que aquella mujer sacrificara su sanidad, su vida completa para librarle de aquel cruel destino le destrozaba, no porque tuviese una deuda para con ella, aun siendo la misma su madre y demás, sino porque todo el asunto y dilema provenía de un proceso incriminatorio falso, donde la habían tildado de la peor clase de criatura en la tierra y la habían enviado a aquel agujero sin fondo o salida.

-Nunca he dicho que fuera sencillo, no es como si pudiera caminar por las puertas de Impel Down sin miramientos para luego realizar una estrategia de huida. Si lo hiciera, tendría que luchar para ingresar, luchar para permanecer allí y luchar aun más para salir. A todo esto, el tiempo estaría en mi contra pues cada segundo que transcurra implicaría la llegada de más y más refuerzos- El chico había encontrado su prenda de vestir y se había tomado un momento para recuperar el aliento. -Tengo el deseo y la intención de completar esta casi imposible tarea, más si pudiera evitar tal acción y en cambio probar por otros medios la verdad, lo haría. Sin embargo, ¿crees que alguien como yo, podría enfrentarse públicamente contra alguien como "ellos"?- No había necesidad de extenderse, era obvio de quien hablaba el muchacho y sus palabras eran ciertas, no existía manera en que un criminal o incluso si no lo fuese, un civil pudiera hacerle frente a ese grupo tan poderoso, el mundo giraba sobre la voluntad de aquel grupo, si bien ellos se encontraban en constante guerra con los emperadores pirata, ese era un asunto aparte. Para Sinclair no había demasiadas opciones, en realidad solo existía una y era utilizar la fuerza, el asunto era identificar cuando y como debería hacer uso de la misma pues si bien era cierto que su poder crecía con el paso del tiempo, también era certero que no sería una tarea sencilla sino que en cambio, sería lo más complejo y difícil que tal vez realizaría en vida.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 11:24 pm

-Ciertamente, el tiempo a veces puede ser un terrible enemigo- sobre todo pensando que, si llegaba alguno de los altos mandos de la marina, del gobierno o de la misma Ouka Shichibukai lo que podría hacer Henry no era mucho, aunque claro, siempre podía ser que estuviese subestimando la fuerza de su camarada, al final de cuentas nunca le había visto pelear en serio, eso significaba que, salvo su medición en relación a su percepción, todo quedaba bastante escueto. En todo caso, supuso que no valía la pena pensar demasiado en ello, al final de cuentas si Henry atacaba Impel Down, Marineford o la misma Ennies Lobby, aquello sería su problema, Eden le respetaba y hasta se podía decir que lo consideraba su amigo, no obstante, eso no implicaba que fuese a meterse en una locura como aquellas, las instituciones de la justicia nunca fueron sus enemigas, ahora incluso pensaba que eran más necesarias de lo que antes pensaba.  

-No sé si podrías o no, aunque supongo que es poco probable- se encogió de hombros levantándose de la mesa para dejar su plato en un fregadero que estaba en una pequeña habitación más al fondo -Ya has contado la historia de tu madre, en cierto modo, sería difícil que alguien creyese en tu palabra apenas se sepa que tu madre “ayudó” a ciertos individuos- en ese momento se recargó en la madera, observando al otro desde su posición, esperaba que la plática sobre su progenitora no le llegase demasiado, pues en realidad la intención no era hacerle sentir mal sino más bien darle su punto de vista, uno que podía ser harto distinto al del contrario -Mentira o no, a veces lo único que hace falta es convencer a la gente de que la “realidad” es lo que dices, en eso el gobierno es experto- tenía sus grandes fallos, seguramente, sin embargo, había que admitir que en algunas ocasiones su actuar podía estar justificado, pues al final, sacrificar a pocos por un bien mayor era hacer un bien.

-Además, no sé cómo piensas hacer eso- agachó un tanto la cabeza cerrando los ojos y recargando también su pierna derecha en la madera adoptando una postura más holgada, aunque no totalmente descuidada -Es decir, la prisión está en una corriente inaccesible para nosotros, necesitarías atacar alguna de las entradas y es obvio que eso complica las cosas, incluso con un ejército eso podría ser muy complicado, por si fuera poco, ¿qué harás si logras salir de la prisión?, no creo que vayas a ir nadando hasta la siguiente isla…- y es que su pretensión no era decirle paso a paso que estaba errado en sus sueños, Sinclair al igual que todo el mundo era libre de tener sus ideas, eso nunca le hizo daño a un tercero, empero, sintiendo algo de aprecio por él, incluso con esa nueva perspectiva que se le antojaba más fría, lo que quería era evitar que muriese en vano, pues si existía algo terrible era que alguien sacrificase su vida por cosas sin sentido.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 03, 2017 12:30 pm

No había notado cuando había sido, si fue cuando se dedico a beber del vaso, si había sido antes o si sucedió durante el tiempo en el cual hablaba pero para Henry, escuchar la voz de Eden, por un instante efímero, la verdadera voz de su compañero era un detalle impresionante, como si estuviese aún allí solo que en menor medida, atrapado en su propio cuerpo y mente, incapaz de actuar o pensar por su propia cuenta y sumido en la oscuridad. Las palabras de aquel albino se encontraban cargadas de un tono de preocupación, como quien se ha imaginado una escena poco agradable y no desea que se convierta en realidad más a la vez entiende que podría ser precisamente este el resultado de la acción que se piensa tomar. Seguido hizo otro comentario manteniendo aquel tono, usando aquella voz, una sonrisa se dibujo en el rostro de Sinclair a pesar de que las palabras contradecían su reacción pues eran acerca de como era muy posible que no lograse sus cometidos dadas las incontables situaciones que pudiesen surgir, para el chico sentir a la persona que había conocido antes y que pensaba había perdido junto a el, le brindaba cierta felicidad pues era como una pequeña victoria personal, aún fuese tan solo por un breve momento esto le informaba que no todo se encontraba perdido.

Pasando al siguiente tema, el de enfrentarse públicamente a las autoridades, Silverman igual poseía unas palabras que compartir con el pirata, sus comentarios eran duros pero realistas, y si bien era cierto que Sinclair no deseaba escuchar esa negativa, era consciente de la misma y sabía que tal cual lo decía el cazador, nadie creería la palabra de un pirata y aun si lo hicieran, dejarían de hacerlo cuando escucharan acerca del crimen, y a esas alturas no importaba si el crimen fuera real o no, no importaba si habían inculpado a la mujer o no, nadie apoyaría la causa de Henry en especial porque el mundo ya se encontraba a gusto con el Gobierno mundial y a pesar de reconocer que tenía sus fallos, el orden y la paz que brinda convierte en leales ovejas a las masas.

Sin lugar a dudas, debía tratarse de un sueño en viva carne, habían pasado minutos desde que su cambió de actitud se había hecho notar y el samurái continuaba hablando con pocas diferencias a su verdadero ser, aquel frio y distante individuo que hubo despertado en la mañana parecía haber retornado al mundo de los sueños mientras el clásico Eden retornaba cada vez más a la superficie. En esta ocasión, se mostraba curioso y el albino se atrevería incluso a decir algo preocupado sobre las ideas y métodos que aplicaría el oji-azul para llevar a cabo dicha impensable acción de invadir la prisión más segura de los mares, considerando como decía, que se encontraba en una corriente inaccesible para ellos y que ademas, estaba justo en el medio de dos instituciones, ambas repletas de soldados de la justicia, resguardando una de las dos entradas a la mencionada cárcel, lo que implicaba que no solo debía moverse hacía el destino final, sino que se trataba de una especie de maratón o escalinata donde necesitaba ir por partes, primero atravesando la primera ubicación y pasando más allá de la puerta para luego dirigirse hacía donde deseaba ir pero en el proceso el factor tiempo ingresaría en escena, donde mientras más tardase en conseguir completar su recorrido, más refuerzos se encontrarían dispersos en miras a atrapar al muchacho, de igual forma, mientras más luchase por salir victorioso, más se agotaría al tiempo que los contrarios, las instituciones del gobierno y la marina traerían a elementos frescos y descansados a la batalla para aprovechar la situación y derrotar al peliblanco en un juego de resistencia. Aún cuando la única forma visible para el pirata era el uso de la fuerza, no parecía que fuese posible realizar dicha encomienda sin la asistencia de un ejercito tal cual lo había propuesto Eden, y aun entonces podría no funcionar. Para finalizar, Silverman propuso la descabellada situación en la cual todo saldría a la perfección y el ingreso a la prisión fuese exitoso, luego ¿que? ¿Como saldría de allí? ¿Como escaparía teniendo a todos los activos siguiendo sus movimientos? La pregunta era punzante a la verdad de Henry, en especial porque se había enfocado tanto en llegar hasta el lugar y ver a su madre, así como librarla de aquel infierno que no se había detenido a pensar en la estrategia de salida, no se había detenido a pensar en como sobrevivir luego de llegar tan lejos, si es que era capaz de alcanzar de alcanzar dicha posición, lo mejor de todo era escuchar estas crueles anotaciones de la voz de quien admiraba, incluso sus ojos se mostraban más similares a los anteriores, como si verdaderamente estuviese volviendo en si.

Con ganas de obviar por completo el tema y dedicarse simplemente a ponerse al día con quien consideraba su amigo y aliado, el pirata se controlo a si mismo y presento sus alegatos ante las interrogantes y comentarios expuestos por el otro peliblanco. Iniciando por el enfrentamiento libre y en publico, el chico verdaderamente no deseaba admitirlo pues lo sabía demasiado bien y más que esto, no deseaba pensar en ello pues implicaría que no había otra solución sino una, y menuda solución era esta, así que sosteniendo una falsa esperanza aguardaba por una alternativa que fuese incapaz de ver en esos momentos, más la realidad tocaba insistentemente la puerta. -Soy consciente, en realidad a veces temo que mis acciones puedan incrementar el daño que puedan hacerle ahí dentro- Un lado de la moneda que no muchos se atrevían a mirar o siquiera a pensar, era que Henry continuaba siendo el hijo de esa mujer, y el gobierno y la marina lo sabía de modo que cualquier cosa que hiciera el chico en el mundo, podría indudablemente afectar la seguridad y la vida de su progenitora en prisión, el pirata mantenía eso claro y pendiente en su mente, y aun así, notaba como era incapaz de mantenerse alejado de los problemas y lo pero del caso es que no tenía forma de contactar con la prisión o con su madre para saber si continuaba con vida o si se encontraba a salvo.

El siguiente punto era como pensaba realizar la hazaña, dado que desde cualquier perspectiva, tal suceso era casi imposible, incluso con todo un ejercito detrás, las cosas podrían salir mal y simplemente no alcanzar nada. -La verdad he pensado que sería genial si pudiera tan solo caminar hasta la puerta de la prisión y visitar sus niveles, conseguir un instante con mi madre sin mayores restricciones y una vez allí, descansado y bien visto por todo planear o ejecutar un plan de escape- una leve sonrisa se esbozo en los labios de Sinclair mientras continuaba. -Menuda imaginación la mía, ¿no? Un pirata recorriendo una prisión libremente, y escogiendo cuando partir de la misma- Tras decir esto, era el momento de tornarse más serio por lo que la alegría de su rostro se desvaneció al tiempo que su tono cambiaba. -Es evidente que sigo actuando como un niño, con planes a medias e ideas descabelladas. Para ser sincero, pretendo prepararme para lo peor y estudiar el momento más adecuado para iniciar esta tarea, quizás me tome una semana o un mes o un año o quizás incluso una década, la verdad, ni siquiera se si esa mujer continua con vida pero eso no cambia la promesa que debo cumplir- Podría decirse que por primera vez el pirata se adueñaba de su realidad y era consciente de la misma, estaba jugando un juego sin tener todas las piezas necesarias para ganar, sin conocer todas las reglas y sin poder ver todo el tablero. Aún era un niño, un infante, en una guerra milenaria de leyendas, legados e inmortales. El albino tras terminar de hablar esbozo nuevamente una sonrisa, alegrándose de tener al Eden "verdadero" con el por unos instantes y anhelando que continuara allí por más tiempo.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 03, 2017 12:57 pm

-Lo pareces, aunque eso no es del todo malo, en realidad dicen que los niños tienen ideas brillantes en ocasiones- argumentó sin perder su tranquilidad, por un momento las cosas le volvían más claras que nunca, la amargura de los asesinatos, el dolor por las injusticias, la furia por la muerte de los inocentes, todo eso estaba demasiado acendrado en su persona como para desaparecer. No obstante, por otro lado, ahora también estaba siendo un poco más consciente de la realidad que les rodeaba a todos, hasta el momento había estado jugando para su lado, pese brindar apoyo a otros civiles, en realidad aquello no se había visto demasiado marcado con el paso del tiempo, cada vez había más piratas, más crímenes violentos y sobre todo, más destrucción por parte de agentes caóticos, ahora mismo la idea de unirse a un bando dividido entre la justicia y el crimen era ciertamente tentadora.

-Tendrás tiempo para pensar, te recomiendo que tras este caos en Drumm, sea lo que sea que está pasando, desaparezcas un tiempo, seguro que la marina y el gobierno comenzarán una auténtica cacería- con esas palabras se separó de la pared y anduvo hasta la mesa, allí buscó algunas cosas y tomó una botella de plástico que contenía agua, necesitaba algunos alimentos, pero eso los podía buscar después sin mucho problema, empero, el agua era algo vital, incluso para alguien como él. -Sobre tu idea, nunca se sabe, quizás encuentres la manera de hacerlo de ese modo- una vez que logró guardarse aquella botella se quedó un momento en silencio, cerró los ojos y nuevamente tras abrirlo mostró una tenue sonrisa, aunque la misma estaba ahora provista de algo distinto, no era maldad ni egocentrismo, sino una especie de diversión real y hasta infantil -Es extraño, aunque me siento diferente creo que nuestra relación no ha cambiado mucho, desde mi salida de Shimotsuki he conocido a muchas personas, muchas islas y todo…pero siempre me sentí algo solo, creo que eres la única persona hasta ahora a quién puedo considerar una especie de amigo- aquello era real, no estaba fingiendo e incluso en su nuevo estado lo veía así, de una forma menos sentimental quizás, aunque no por ello contradictoria.

Hubo un momento de silencio en tanto se acomodaba sus ropajes y una vez concluido eso aseguró -Nos veremos después, espero, por ahora es tiempo de separarnos, tengo algunos asuntos que resolver todavía en la isla y no creo que sea conveniente mantenernos lado a lado, tienes mucho en que pensar y yo también- se acercó a la puerta y la abrió con cuidado, afuera la nieve ya estaba asentada y los copos que caían desde los cielos iban en disminución cada tanto, al parecer iba a ser un buen día, con un clima cuando menos estable. -Oh, sobre la última espada- se detuvo en la salida sin girar para voltear a su amigo una última vez -No te preocupes por ella, la encontraré tarde o temprano, después de todo, sería una lástima decirle a tu madre que una de sus obras maestras desapareció, ¿no crees?- y con eso simplemente se alejó a paso veloz, sin correr claro estaba, ¿su rumbo?, pretendía alejarse hasta el centro de la isla en los lugares menos concurridos.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: Arco Argumental #3 [Día 3 - Conversatorio -]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.