Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

El malentendido... [Pasado]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 21, 2017 10:08 am

Reino de Briss – Ciudad del sol – 20:30 (8 y media de la tarde, anocheciendo).

-Al final se fue...- Murmuraba en voz baja caminando por los callejones oscuros de la ciudad, estando el sol en un punto bajo siendo el atardecer, oscureciéndose básicamente. Venia del bosque de haber intentado capturar a Red Rose, pero esta cayó por la cascada del fondo del monte y se perdió, si seguía viva o no me era indiferente alguien así seria difícil que lograse sobrevivir y su cabeza no valía tanto para tomarme las molestias de buscarla a fondo. Mi torso quedaba al desnudo, vislumbrándose mi definida musculatura y tatuajes, mi rostro humano cuyos ojos quedan blancos, cuernos demoníacos en la frente junto con las extensas alas negras, mi pantalón negro y rojo donde ambos colores se juntan formando unas llamas, resonando el tintineo de las cadenas enroscada en mi pierna izquierda y cintura. Evitaba a estas horas los lugares mas concurridos, queriendo no ser visto por los civiles debido a mi apariencia tan grotesca, muchos huían o me tomaban como un monstruo que debía ser erradicado.

A punto estaba de atravesar un cruce entre callejones, cuando desde mi oído derecho detecto en dicha dirección palabras de humanos y lo que parecía ser el forcejeo de una cerradura. Mi mano derecha con mi garra guantelete se posaba en la pared y observaba desde la esquina con mi ojo izquierdo, contemplando como dos hombres parecían realizar un acto delictivo, uno parecía forcejear una cerradura de una vivienda mientras el segundo miraba a los lados vigilando si venia alguien. “Unos ladrones. No los reconozco ¿Tendrán valor por su cabeza?” Por la baja visibilidad no podía distinguir sus rostros, pero al menos no estaban haciendo nada bueno. “Venga, hagamos el trabajo de un Marine por escasa vez” No me agradaba tener que actuar por actuar sin saber, mis acciones tenían un coste, un valor y quería que fuese recompensado, pero bueno, si esta vez no tenían valor por su cabeza, pues lo dejaría en una buena acción del día... Que eran pocas.

Mis pasos se hicieron presentes en ese pasillo escuchándose la cadena de fondo en ese atardecer anaranjado que daba un aspecto sombrío a las calles. El sujeto que vigilaba murmuró unas palabras a su compañero que este se detuvo, levanto de su posición agazapada y me miro. -Eh, no se te ha perdido nada por aquí, date la vuelta.- Gesticulaba con su diestra dando un giro expresando que me girase, pero mis pasos continuaba e incluso mis alas se extendieron a cada lado mostrándose totalmente. -¡¿Ehmm?! ¿Que mierda es eso?- Se dio cuenta de que no resultaba un humano común. El otro sujeto llevo su diestra a la parte derecha de su cintura desenfundando un revolver, pero en un avance veloz que apenas pudo reaccionar, mi puño derecho impactaba en la boca de su estomago, evitando dañar con la garra cortante, y mi izquierda se posaba en su cabeza llevándolo a mi derecha estrellando su cabeza contra la pared causando algunos cortes alrededor por haberlo agarrado con la palma. -¡¡Oh mierda mierda!!- El principal sujeto cayó de culo al verme a su lado destrozando a su compañero en pocos segundos, quedando con los ojos en blanco inconsciente y sangrando de los leves cortes; se arrastró por el suelo rápidamente y se levantaba alejándose cuanto podía. - ¡Ayuda, ayuda!- Salia gritando de aquel pasillo espantado y aterrado. -¡Un monstruo, joder ayuda!- Pedía auxilio cual nena asustada. Mis pasos reanudaron, pasando el derecho por encima del cuerpo inconsciente y prosiguiendo una persecución lenta como a mi me gustaba empezar para jugar psicologicamente con los demás.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 22, 2017 1:33 am

Y una isla más sin nada que ofrecerme. Buscaba algo que parecía tomarse lo suyo en llegar. Una señal. Una pista. Mi paso por los cuatro blues tenían que concluir en algún lado mejor. Poco a poco me daba cuenta que debía ir a un sitio de más... calibre, para obtener una pieza más, y así terminar de asemblar mi puzzle. El incidente de la pequeña isla de Swallow no parecía importar a nadie más que a mi, así que conseguir alguna pista era realmente difícil. La Ciudad del Sol, pese a su esplandor y pomposidad, no me había traído ninguna novedad. Humanos, otras razas menores, algún que otro esclavo. Nada fue de lo común. Lo cierto es que aún no había probado sus tabernas, y vaya si merecían la pena. Iba por los callejones estrechos, pues ahí era donde las más cochambrosas y llenas de borrachos habían. Sabía que debía encontrar un patético antro, donde la gente bebía sus penurias y las echaba en la mañana siguiente, junto a su última cena. Metí mi nariz buscona entre las puertas de un bar, para echar una miradita rápida y sonreír frotándome las manos. Cartas de poker, jarras de vino y no sólo eso. Putas bailando, hombres borrachos y a punto de cometer ilegalidades. Mi paraíso. Reí entre dientes, pensando en lo bien que me lo iba a pasar aquella noche. Cuando de repente...

- ¡Ayuda, ayuda!¡Un monstruo, joder ayuda!
- mis sentidos justicieros se activaron. Había una persona en peligro. Mi oreja derecha empezó a moverse de manera graciosa. ¡Ese era un trabajo para mi! Empecé a correr hacía la dirección que había escuchado el grito, sólo para toparme con un hombre. El hombre, que cayó de bruces contra el suelo, estaba casi en estado de shock, como si hubiese visto al mismo diablo. - ¿Qué pasó? - pregunté, intentando ayudarle para obtener el equilibrio que había perdido, pero este se zafó de mis manos, nervioso. - ¡H-hay un monstruo ahí! ¡Ha matado a mi amigo! ¡Dios, que alguien nos ayude, no quiero morir! - cada una de sus palabras, hacía agrandar mi rabia. ¿Un monstruo en plena ciudad? Eso sería un poco extraño. Pero entonces, levanté la mirada del suelo, para ver hacía la dirección que este había apuntado, y darme cuenta de lo equivocada que estaba. Dentro de la oscuridad, y con la luz del callejón paralelo definiendo su sombra, aquello que parecía un ser alado se acercaba con paso lento. La sombra, ciertamente intimidante, dejaba ver unos... ¿cuernos? ¿Qué mierda era eso que tenía en la cabeza? Mi ceja se levantó, dudosa. Había visto como una persona creaba nieve de la nada, así que ya pocas cosas me iban a sorprender... Pero.. ¿eso?

Mi cuerpo se tensaba mientras que el hombre espantado echaba a correr. Di un paso para ponerme en el medio, y cortar la salida al... ser, si fuera necesari
o. -Mira... No te voy a juzgar por como luces, pero será mejor que retrocedas por donde viniste antes de que me enfade. -decía con voz decidida, antes de que el... demonio saliera de entre la oscuridad. - Aunque si me lo pienso mejor, a mis oídos llegó la noticia de que mataste a alguien. ¿Es eso cierto? - no me crucé de brazos, porque no quería ni planeaba escuchar una respuesta larga a todas mis preguntas. Con una sola palabra, decidiría la suerte del ser alado aquella noche. De él dependía si iba a saltar para pegarle, o simplemente dejarle caminar hacía atrás.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Miér Feb 22, 2017 11:38 am

El contorno de mi sombra era lo único visible a medida que me aproximaba saliendo de aquel pasillo hacia el lugar donde acabó huyendo el hombre hasta que finalmente era mostrado en su totalidad, mi cabeza se alzada con ciertos aires de superioridad, contemplando como una mujer asistía al ladrón. Mi rostro quedaba serio, con la mirada fija unicamente en el hombre, caracterizándose mis ojos blanquecinos, como era de esperar el maleante acabó levantándose del suelo corriendo a las espaldas de la mujer con intención de huir, me encantaban cuando gritaban, se aterraban y huían despavoridos, me daba una sensación de placer. Mi ceño se frunció cuando la mujer se cruzó en el camino, entorpeciendo mi caza, quitándome ese placer de perseguirlo.

-Será mejor que tu te apartes.- Respondí a su ofrecimiento de retroceder por donde vine, cerrando mi puño derecho y gesticulando con la garra/guantelete diestra para moverla de izquierda a derecha expresando que se echase a un lado de manera agresiva. Me daba absolutamente igual si se enfadaba, peor podría ser hacerme a mi enfadar. -¡Estas haciendo que escape!- Le gritaba con mi imponente altura de 1,90, alzando la mano señalando a lo lejos el sujeto que corría en linea recta a lo largo del camino entre casas. Al parecer la fémina me acababa preguntando sobre el otro hombre, el que había sido noqueado en el pasillo ¿Se preocupaba por si lo había matado? Realmente no lo había hecho, pero me ponía nervioso y no tenia tiempo que perder para capturar a ese delincuente, me estaba entorpeciendo. -Aghhh ¡No tengo tiempo para esto!- Exclamaba con cierta rabia en mis palabras. Sin dar una respuesta positiva ni negativa a la mujer, pero realmente porque consideraba que era una estupidez hacerlo.

Flexioné mis rodillas, inclinando mi cuerpo ligeramente hacia el frente e impulsarme hacia arriba y ligeramente hacia adelante, ayudado del batir de mis alas para acabar en una posición elevada en vuelo, sobrepasar el punto en el que estaba la humana en mitad de mi camino. Descender una vez sobrepasado a la mujer, en un angulo inclinado descendente hacia el hombre que huia, mirando de vez en cuando hacia sus espaldas, con los ojos abiertos como platos y sudando presa del pánico sin saber que hacer. Siendo mi intención con mi garra derecha abierta hacer igual que el otro sujeto, descender casi en picado sobre el y arrastrar su cabeza sobre el suelo empedrado y dejarlo noqueado; si no era impedido de alguna forma.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Jue Feb 23, 2017 1:50 pm

Sabía que no daba miedo. Pese a tener prótesis visibles de metal, casi nadie me veía como una amenaza. Pero eso, lejos de molestarme, me alegraba. Aún así, el ser alado miraba con ciertos aires de superioridad, como si yo realmente fuese mucho más débil, o quizás incapaz de pararle los pies. Sus palabras poco importaban, dado a que no decía nada de lo que quería escuchar. Mis palabras habían sido pasadas por alto, así como mis preguntas. En cierto era verdad, el demonio daba miedo. Su estatura, sus altas, sus cuernos. Casi todo de él inspiraba miedo y hacía que me sintiese intimidada. Pero la yo de ahora ya había hecho una promesa: nunca quedarme pasmada en un combate. Lo había estado antes. Hace meses, mi cuerpo se quedó paralizado del miedo y por ello, las vidas de una veintena de personas habían sido tomadas a la fuerza. Lo miré de arriba abajo sin decir nada. Casi todo me molestaba de él, pero particularmente sus aires de superioridad y su inútil movimiento con la mano, indicándome que me aparte como si me estuviese dando una orden. Por sus características animales, no podía saber su edad, ni siquiera adivinarlo, pero al ver aquellas garras de metal me hizo pensar que quizás eramos más iguales de lo que parecía.

Su cuerpo se impulsó hacía arriba, sus alas negras se extendieron. ¿Podía volar? Mis ojos se abrieron con curiosidad hacía los acontecimientos, aunque el ser alado había hecho una muy mala elección al darme la espalda. Su vuelo alcanzó el máximo en aquellos momentos, y al girarme un poco pude notar como su cara estaba totalmente concentrada sobre su presa. No me di más tiempo para pensar, pues con un salto me coloqué justo entre sus altas, apresando ambas que ya estaban rectas al planear, y pegando una patada con mi pie derecho justo entre ellas. ¿Porqué intenté coger sus alas? Porque así podía intentar guiar su cuerpo con mi pierna, y planear un tanto a la izquierda para que el hombre inocente no saliera herido. Nunca pensé que sus alas fueran de carne y hueso, más bien pensé que se trataba de una extensión cyborg. Cogiendo o no las alas, intentaría que mi patada fuera certera. Cuando esta impactaría, y como era de costumbre, la cuchilla que tenía en mi tacón derecho se activó, intentando clavarse dentro de su cuerpo. El ser era, sin duda alguna, peligroso. nunca había visto a alguien que volara cual pájaro, sólo había visto un ciborg aparte de mi misma. Y aún me preguntaba ¿era él humano? ¿Animal?¿Cyborg? Quizás había sobre-reaccionado y no era tan fuerte. Pero no había otra forma para pararle los pies al demonio y salvar a la víctima
. -¡No seas imbécil! ¡No me hagas hacer algo que no quiero! - la verdad es que no quería que mi cuchilla se activase, pero dado al miedo que su aspecto me infundía, lo había hecho.
Datos:

Primera transformación : Cuchillos
Explicación: Las extremidades metálicas de Hella, esconden 10 hojas afiladas , distribuidos así:
Tacón derecho - 1
Requisito: Ser nivel 1. Las cuchillas crecen dos centímetros con cada nivel, así pues a nivel 5 las hojas tendrán 10 centímetros, a nivel 6, 12 centímetros, etc.
Funcionamiento: Al pegar con la dicha parte del cuerpo, la hoja sale de manera automática cuando se hace contacto con el cuerpo ajeno. Lo puede controlar de manera mecánica también, sacándolos de manera voluntaria, uno o varios a la vez.


Última edición por Kotori Miura el Sáb Feb 25, 2017 1:58 pm, editado 1 vez
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Vie Feb 24, 2017 8:25 pm

Mi cuerpo sobrevoló a la fémina de alargado cabello, hasta el punto donde unos metros mas adelante sin pena ni gloria me vi sorprendido, cuando a mis espaldas esa misma persona que evité de una manera rápida y ágil se acabó situando sobre mi, notando su peso extra, y aferrándose a mis alas. -¡¿Que haces?!- Le grité girando el cuello hacia la derecha para observar a mis espaldas. Su peso extra hacia que fuésemos cayendo mas rápidamente, así como sostener mis alas donde sin duda forcejeaba, contoneando mi cuerpo hacia la derecha e izquierda continuamente para resistirme, mantener el vuelo o el planeo se acabaría haciendo imposible y no tardariamos en caer vertiginosamente hacia el suelo. Había logrado salvar al “inocente” según ella, “culpable” según yo.

-Tu lo has querido...- Murmuré en voz baja con el ceño fruncido hacia la mujer mientras descendíamos casi en picado por el forcejeo. Mi cuerpo empezó a segregar un liquido morado viscoso desde cada parte, espalda, piernas, cabeza, incluso las alas que ella cogía o tocaba. Se trataba de mi habilidad básica de Akuma No Mi, para usar el veneno en mi cuerpo de manera ofensiva y defensiva a la vez, tratando este compuesto específicamente de tipo corrosivo, causando que sus manos sufriesen quemadura al notarlo, sus pies al estar sobre mi podría corroer su calzado, incluso esa posible cuchilla de la que no tenia conocimiento, si proseguía con su plan inicial se podía ver corroída hasta ser inservible y no llegar a nada.

Finalmente poco antes de llegar a impactar contra el suelo, daría un ultimo impulso a ser posible, para girar mi cuerpo y deshacer su agarre entre el posible sufrimiento del resquemor de la corrosión del veneno (si es que no habia soltado antes), para con mi diestra con el guantelete tratar de agarrar su pierna para que no se alejase de mi ahora e intentar cambiar posiciones en pleno vuelo donde ella pudiese dar el primer golpe contra el suelo y servirme de colchón humano. -Maldita sea... Me las pagaras.- Ultimas palabras mencionadas antes de que fuesemos a impactar contra el duro suelo con un resultado desconocido. Me hizo perder a mi presa, no la tenia a la vista ya, ademas se metió de por medio de manera indebido y eso... Me cabreaba.


Datos:

-Resumen

Siento como llegas a mi espalda de un salto, facil por el peso extra que das, mi personaje empieza a forcejear para que no vueles donde deseas, moviendo todo mi cuerpo para ello y finalmente empezar a caer contra el suelo. Durante la caida segrego veneno corrosivo propio de mi Akuma No Mi, dañando tejido (ropa), piel, asi como la cuchilla si prosigues con la intención de dañarme.

Nombre: Cuerpo puro [Pasiva de nivel 3 de Akuma]

Descripción: De cada parte del cuerpo de Ra's Al Ghul, puede comenzar a generar veneno hasta cubrir cada parte de su cuerpo con un liquido morado, esto presenta una defensa cuerpo a cuerpo para ataques directos donde uno sufre las consecuencias de hacerlo, ya que el veneno que cubre a Ra's es de tipo corrosivo donde las armas comunes sufren daño durante el ataque y estas se acaban rompiendo, las balas se deshacen antes de alcanzar el cuerpo y los golpes directos de un enemigo, como puñetazos se ve corroído sufriendo daños indirectamente . Como efecto añadido los ataques cuerpo a cuerpos de Ra's obtienen un plus de este veneno corrosivo si llegan a ser efectivos.

Ventaja: Las balas comunes no alcanzan a Ra's, diferente es si son explosivas, anti-tanque o algo fuera de lo común dependiendo que es. Armas comunes como espadas o mazas se corroen tras el impacto reduciendo un 50% el impacto al real, al ir corroyéndose y estas posteriormente quedan inservibles.

Requisito: Habilidad especial de diabólico rango I. Se puede usar siempre al ser pasiva
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Mar Feb 28, 2017 7:21 pm

Pensé en quedar victoriosa. Mis manos, en efecto, pudieron alcanzar sus alas una vez a sus espaldas, haciendo que mi cuerpo "volara" por un par de segundos junto al suyo, antes de que una hoja saliera de mi tacón, intentando hacerse paso entre sus carnes. No tardó mucho en notarme, de hecho me notó antes de que yo me esperara. Forcejeé con las alas que empezaron a moverse. Estábamos cayendo en picado, más fuerte de lo que él estaba planeando antes de mi llegada. Pero antes de poder hacer nada, podía notar como su cuerpo parecía exudar un líquido morado, que al principio a ser sincera no me preocupó ya que mis extremidades no eran humanas, si no más bien me intrigó. Pensé que era un veneno por como se veía, pero en cambio no tardé en notar como mis palmas estaban siendo... ¿agujereadas? Sabía que no podía permanecer más en esa posición, puesto que aquello podía hasta dejarme sin armas. Al intentar retractar mi hoja, noté que realmente no había hoja alguna que retractar, quedando sólo un par de centímetros que no había llegar a tocar el líquido viscoso. Di un salto para ver como me escapaba por unos milímetros, de su su mano. Había tardado un tanto en reaccionar, y aún estaba algo sorprendida porque nunca había visto algo así.

No caí con él, ni tenía daños graves, pero si que había perdido un arma y me llevé agujeros en mis prótesis, cosa que no me hacía mucha gracia. Mi salto me dejaría a un par de metros, de ser exitoso. No tenía tiempo a mirarme los daños, puesto que estaba pensando en que podía hacer. ¿ácido? Era lo primero que se me venía a la mente, puesto que de ser un veneno consideraría que los efectos hubiesen sido diferentes.
- Va a ser que si eres un monstruo. - dije mirándolo con mis ojos abiertos como platos, al observar el líquido que salía y lo cubría por completo. Nunca había visto algo así, y al ver los daños, podría ser muy peligroso para mi que realmente no tenía piel ni carne, por lo cual me podía dejar con relativa facilidad sin extremidades y hasta incapacitarme y matarme sin que pueda hacer nada. Aún así, mi mente estaba un poco tranquila viendo como el hombre había escapado a la bestia, y realmente podía ver que no mentía. El ser alado que tenía delante mío realmente era capaz de matar a alguien a sangre fría, lo que hacía que mi propia sangre se moviera con más ganas dentro de mis venas. No tenía en mente matarlo, no era ese tipo de persona, aunque realmente se lo merecía. Tampoco tenía muchas opciones a mi alcance, ya que mi estilo de pelea era cuerpo a cuerpo totalmente. Saber que era me ayudaría un poco, quizás. Aún así, al aterrizar al suelo de cuchillas, cogí algo de tierra en ambas manos. ¿Una locura?
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 10:22 am

El continuo forcejeo se hacia pesado y costoso para ambos, sobre todo para mi al ser quien otorgaba la capacidad de vuelo, impidiendo mantenerme correctamente ademas de dicho peso extra de la mujer que a mi me hacia desequilibrarme, soy alguien de cuerpo humano, no un avión o un dragón. La corrosión de este tipo veneno podría causar algunas quemaduras en la piel en alguien normal, en tema de materiales los dañaba, corría, o mejor entendido los pudría hasta el punto de inutilizarlos. El efecto del ácido como tal es un agente mucho mas agresivo que la corrosión, claramente tenían cierta similitud por tener un objetivo semejante o parecido.

Durante dicho forcejeo se pudo notar como algo frio y cortante penetraba en mi carne, pero de manera poco profunda pues la corrosión hizo su efecto lo mas rapido posible hasta que la cuchilla de fémina lo deterioró hasta su desaparición. La fémina finalmente se dignó a saltar posiblemente por el daño que estaría sintiendo al ser insoportable o mejor no arriesgar por ello, dejando entonces mi vuelo a un modo natural pero en pleno descenso. Mi cuerpo comenzó a inclinarse hacia arriba ademas de un fuerte aleteo continuo de alas para luchar contra la gravedad, levantando una gran cantidad de polvo por el aire movido en el ambiente. Mi vuelo corregía el rumbo de estar en picado a ir tomando una curva en descenso, hasta que mis pies tomaron tierra, mi cuerpo cayó al suelo y rodé por este cual comando levantándome en el acto para seguir el posible combate, dejando en ese rodamiento el rastro de mi veneno corrosivo que evaporaba lentamente el suelo para ir dañandolo.

Poco a poco mi cuello se giraba buscando a la fémina para lentamente girar mi cuerpo hacia ella y quedar frente a frente a unos metros de separación de nosotros. Notaba las alas un pelín entumecidas, así como la espalda por el golpe contra el suelo al momento de rodar, nada del otro mundo que no se pasase en unos minutos. Mi mano derecha conducia hasta mi espalda para acariciar la zona que me clavó algo, no sabia que había sido eso, pero desde luego se clavó unos centímetros en mi, pudo haber sido faltar si no hubiese llegado a ser por la destrucción de ello gracias al veneno que me protegía. -¿Un monstruo?- Una breve pausa en esa retórica pregunta. -Si, la gente me llama así y juzga en mi apariencia.- Mi miraba esta vez se pasaba a la izquierda y a la derecha, contemplando como la gente gritaba y huían despavoridos, otros se escondían infundidos por el temor. -Pero a pesar de ello nadie me agradece que limpie sus calles de criminales...- Teniendo la mirada perdida en mi derecha, como una mujer se dio cuenta de que la miraba esta se asustó y escondido el cuerpo entero detrás de unas cajas, durante mi habla exactamente en la ultima palabra volvía la vista hacia la mujer que osaba enfrentarme. Mis palabras mostraban que realmente trataba de hacer buenas labores como capturar piratas, aunque el dinero ganado por sus recompensas iba a mis gastos lujosos. Mis garras se desplazaron la una hacia la otra para frotar una y otra vez las cuchillas de metal de los dedos haciendo que saltasen algunas chispas, goteando parte de ese liquido contra el suelo, gota a gota. -Y tu... has hecho que un ladrón se escape.- Sin esperar una mera respuesta, pues mi cabeza estaba cegada en cierto rencor por hacerme perder mi presa, así como la veía una amenaza.

Me abalancé hacia ella inicialmente de forma frontal, pero a mitad de camino di un paso en diagonal a la derecha para intentar hacer una finta e inmediatamente un impulso con la pierna derecha para dirigirme hacia la izquierda y en un inmediato zigzag buscando finalmente el cuerpo a cuerpo con la fémina donde trataría con mis garras emplear una sucesión de movimientos rápidos. Empezando con la derecha, siguiendo con la izquierda, nuevamente derecha y así continuamente hasta intentar alcanzar un máximo de 14 ataques consecutivos buscando el torso de la mujer, potenciando mi ataques gracias al veneno corrosivo que causaría posibles daños aun defendiéndose, dependiendo como lo hiciese claro.
Datos:

-Resumen



Al quitarte de encima no tengo ese forcejo ni peso extra, inclino mi cuerpo y aleteo fuerte para luchar contra la gravedad para en lugar de estar en picado ir en una direccion curva descendente, acabando rodando por el suelo y reincorporandome sin apenas daño. Hablo ya tratando de hacer ver que lucho contra la piratería, pero la gente me culpa por la simple apariencia grotesca que poseo. Sin esperar una respuesta me lanzo hacia Kotori para realizar una sucesión de cortes cuerpo a cuerpo hacia el torso en general, realizando en mitad del recorrido un zigzag tipo finta.

-Ataque



Nombre: Cortes de furia [1]



Descripción: En una posición cuerpo a cuerpo Ra's con el uso de sus guanteletes realiza con cierta velocidad una sucesión continua de golpes con las manos abiertas con la parte cortante de los dedos de las garras [donde va situado cada ataque y como se hacen se describirá on-rol], pudiendo causar cortes diversos en el adversario.



Ventaja: De base realiza 4 golpes consecutivos. Cada 1 punto extra de la base en el atributo de Agilidad son 2 golpes consecutivos. Actualmente con 6 de agilidad es: 4 (base) + 10 (2 de cada punto extra que seria 5 x 2)= 14 golpes consecutivos máximo.



Requisito: Nivel 1 y 1 de agilidad.

Estado de Ra's

Daños: Leve [zona de la espalda baja, cuchilla penetrada unos centímetros, reducido el daño gracias al veneno corrosivo impidiendo su hundimiento hasta ser mayor]
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 2:50 pm

Me quedé a la espera, mirando detalladamente como su cuerpo se desenvolvía en el aire. Estaba a punto de caer, pero con la gracia de un pájaro, volvió a recobrar la estabilidad hasta declinar su vuelo y aterrizar en el suelo sin más problemas. Noté, ya de pies y con mis puños llenos de cierra, como su veneno evaporaba hasta las partículas del suelo, haciendo que mis próximos planes de viesen inutilizados por completo. Habría intentado ver si tapando su cuerpo previamente con tierra hubiese conseguido que su ácido deje de dar por culo, pero ni eso. También noté como el escenario se transformaba. Su cuerpo exudando líquido morado y su vuelo, habían sido la principal causa de que la gente de los alrededores salieran huyendo despavoridos al notar que ciertamente había una bestia. Quizás él se había enfadado porque había salvado una víctima, pero a mi, la verdad es que su apariencia me estaba enfadando aún más. Y no era un enfado como de cabreo directo, si no un cierto odio, parecido al racismo. Un ser de esas características no debería estar en total libertad, era normal que, si bien no haría nada malo, la gente se asustaría de manera inminente. Pero aquello era demasiado largo de decir, y tedioso. Por no contar que no estaba en la mejor posición de hablar, ya me estaba enfrentando a un problema nada más empezar.

Su veneno. Aquella cosa pegajosa y morada, se había quedado en una de mis manos, y noté como un trocito de mi dedo se había... podrido, para finalmente caer al suelo como una mierda negra y un tanto líquida. La sangre ardía de tal manera, que, arriesgandome de tener pocas modales, al momento que el hombre estaba hablando, yo ya empecé a moverme. Había pasado demasiado tiempo esperando que este tocase el suelo, y hasta me digné a escuchar parte de lo que había dicho, algo de que la gente le llamaba monstruo por su apariencia, más no tuve nada que decir al respeto. Mi única expectativa era ganar el combate, o quizás atraer la atención a los marines, exponiendo al monstruo y que ellos se encarguen de él. Así que tan solo debía resistir hasta aquel momento. Emprendí un sprint directo, buscando una embestida con mi propio cuerpo, mirando como detrás del hombre había un edificio y buscando causar el máximo daño en este. Pretendía crear una conmoción, lanzando el cuerpo del hombre por los aires para así tocar el mínimo tiempo posible el líquido. Los daños solo los tendría en mi hombro derecho, puramente humano, donde la piel se regeneraría con el tiempo. Al estar lo suficientemente cerca de él, mi cuerpo se giró un tanto y buscó embestir a la bestia a la altura de su estómago, más preciso en la boca de su estómago, que es donde llegaba mi hombro. Mi cuerpo se pararía en seco, tras mi segunda acción, para no seguir el líquido viscoso que me había dañado anteriormente, y que ya estaba siendo un problema al ser una luchadora cuerpo a cuerpo. Y ya había perdido una de mis hojas.  
Resumen:
Al estar esperando todo un turno sin ninguna acción, Kotori se impacientó  inició la acción al escuchar la segunda frase de Ras. Echó a correr hacía a él, e intentó embestirle en la boca del estómago con su hombro derecho, queriendo causar una conmocción al pensar que el cuerpo impactaría con los edificios más cercanos, seguramente destrozando parte de ellos.

Dejo mis stats de nivel 6, ya que en mi ficha ya han sido actualizados a 7.

Poder: 14/14
Agilidad: 14/14
Pelea: 10/14
Armas: 0/14
Fortuna: 2/14
Puntos totales por Nivel: 40 puntos.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 6:47 pm

Sin tiempo para hablar, la fémina ni si quiera me otorgó tiempo para decir nada, hubiese deseado seguir culpándola por haberme hecho perder a mi presa, aunque realmente ni se sabia si tenia Wanted si iba a ser sus primeros delitos, en cuyo caso estaba haciendo la buena acción del día, cosa que ya no puedo hacer. Arqueé la ceja izquierda a la vez que ligeramente el cuello con cierta superioridad e indignación por no molestarse a escuchar, me trataba como un vulgar criminal al que detener inmediatamente.

“Es rápida” Fácil deducción por su inmediata rapidez, incluso podría llegar a estar superándome. Respiré profundamente por mis orificios nasales, inclinando ligeramente mi cuerpo hacia adelante a modo de defensa de fútbol americano para chocar pecho con pecho. -¿Quieres un abrazo? ¿Estas falto de cariño? Yo te lo doy.- Al menos daba la impresión al querer venir corriendo hacia mi que la fémina de extraña apariencia de dedos caídos quería darme una abrazos a pesar del veneno que cubría todo mi cuerpo, mis brazos se extendía a cada lado preparando el abrazo cuando llegase. Nuestros cuerpos impactaron brutalmente, su hombro colisionó contra mi estomago, ella venia en carrera por las que tenia mucho mas inercia, teniendo que pararlo directamente seria complicado pero su fuerza resultaba abrumadora. “Que... fuerza.” Mentalmente trataba de asimilarlo. -Uugghh...- Mis ojos quedaban momentáneamente en blanco, mi torso se inclinaba hacia adelante en el momento del impacto quedando mi cabeza por encima de su hombro, en ese momento sin poder remediarlo expulsaba un liquido verdoso mezclado con sangre del golpe, que creé en la boca, teniendo pensado usarlo de otra forma, pero así crearía el mismo daño o efecto, vertiéndose ese sobre su espalda, ropa, cabello, seguro que no le podría agradar; mis brazos se cerraron para dar ese abrazo receptor tratando de aguantar la posición, pero sería imposible. Ambas garras se aferrarían a sus costados haciendo que al golpearme saliese volando y por ende las garras rasgaron su ropa, su piel creando un profundo arañazo en cada uno de sus laterales.

Mi cuerpo salió volando sin control alguno a una considerable velocidad hacia los edificios a mis espaldas, atravesando una, dos, tres, cuatro paredes; en la segunda perdí la conciencia por un momento. El techo se vino abajo dejando todo el edificio derrumbado y vuelto escombros sobre mi, levantando una gran cantidad de polvo alrededor. Solo esperaba al menos que el veneno que “accidentalmente” se vertió sobre su cuerpo le fuese mermando con el tiempo, ya que provoca ciertas nauseas como si fuese una enfermedad y llegando hasta vomitar, siendo algo molesto durante un combate.


Datos:

-Resumen

Mi personaje se confía bastante de su fuerza al venir del GL, no se espera nadie tan o mas fuerte que él, por lo que al momento que embistes contra el no se aparta ni busca defenderse, sino frenarte o bloquearte a pecho descubierto. Te espera mientras un liquido queda en su boca (un veneno), abre los brazos a modo de darte un abrazo. Cuando chocamos mi personaje flipa literalmente del golpe abriendo la boca dejando caer ese liquido (no es lanzado como dice la técnica) siendo suficiente para envenenar, con las garras te abraza y al alejarse acaba rasgando los costados causando cortes. Sale volando contra el edificio atravesando varias paredes y haciendo que el edificio se venga abajo, queda inconsciente temporalmente ya que para su nivel este daño no lo puede asimilar de una. El próximo turno recupera la consciencia.

-Ataque

Nombre: Toxicidad [3]

Descripcion: Ra´s respira profundamente por la nariz sus mejillas se llenan ligeramente como si tuviese algo en la boca que ha subido desde su estómago (aunque no es así), abre la boca con un ligero movimiento de cabeza al frente, siendo así que expulsa una masa verdosa en forma de esfera o algo semejante ya que no es perfecta, que viaja hasta una cierta distancia con posibilidad de alcanzar a un enemigo. Sin embargo el liquido como tal no tiene ningún efecto, el problema es una vez pasados unos segundos, libera unos vapores nocivos que al ser inhalados, tiempo despues, provoca un mal estar estomacal que causa al afectado que con el tiempo vomite varias veces y por ello pueda acabar algo indefenso o interrumpir sus movimientos.

Ventaja: Pueden suceder dos situaciones, que alcance la bola directamente a un objetivo y al estar “mojado” por el liquido su ropa queda impregnada, su piel [dura 3 turnos la liberación de los vapores], siendo entonces imposible evitar el futuro olor o inhalación del veneno, ya que los vapores se liberan en él. O que sea evadido, desviado o impacte en otro sitio por lo que el olor o vapores quedarán en una zona circundante afectando en un área durante 3 turnos o una ráfaga de viento lo disipe.

La masa verde siempre tendrá un tamaño de 1 x 1, el recorrido de dicha masa y el espacio del gas nocivo será según el nivel.

  • Nivel 4: 5 metros de diametro hasta los 20 metros de recorrido.
  • Nivel 5: 8 metros de diametro hasta los 30 metros de recorrido.  
  • Nivel 6: 15 metros de diametro hasta los 45 metros de recorrido.  
  • Nivel 8: 25 metros de diametro hasta los 65 metros de recorrido.
  • Nivel 10: 35 metros de diametro hasta los 90 metros de recorrido.  
  • Nivel 12: 50 metros de diametro hasta los 120 metros de recorrido. 




Los vapores se empiezan a liberar el mismo turno que es lanzado e impactado, haciendo que el afectado sienta nauseas, ganas de vomitar, mal estar general, hasta que acaba vomitando cada X turnos según la diferencia de niveles.

2 o mas niveles a favor de Ra's: Vomita cada 2 turnos.
1 nivel a favor de Ra's: Vomita cada 3 turnos.
Igual nivel: Vomita cada 4 turnos.
1 nivel a favor del enemigo: Vomita cada 5 turnos.
2 o mas niveles a favor del enemigo: Vomita cada 6 turnos.

El veneno dura hasta que es curado otras finalizar el combate [a terminos on-rol el malestar duraria un par de dias, como una enfermedad tipo gripe, resfirado...]

Requisito: Nivel 4. 1 Uso por 2 de reposo.

-Extra

Abrazo con las garras donde al momento de verme forzado a volar rasgaria con las garras en los costados.

-Reposo

-Toxicidad: 0/2

-Estado de Ra's

Daño: Leve [pequeña perforacion de una daga en la espalda] + Considerable [Ostia suprema al embestir, como si le hubieras dado la vuelta a mi estomago (?) y caida de un edificio encima].
Cansancio: Cansancio Leve
Efectos: -1 en agilidad, poder, armas y pelea para el resto del combate al tener daños considerables.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Invitado el Jue Mar 02, 2017 8:11 pm

Había actuado de manera imprudente, y los daños iban a ser a medida. Odiaba tener contacto físico con aquel sujeto, aunque por mi estilo de pelea era lo único que podía hacer. Tenía un asco increíble al ser, por alguna razón extraña. Quizás desconocimiento de su raza, o el aura que inspiraba. El hecho de que era tan remotamente confiado o pensaba ser superior. Sea lo que fuese, y aunque no era muy propio de mi aquel sentimiento, me sentía en la imposibilidad de evitarlo. Y es que no todos los días te encontrabas con alguien que exuda una substancia que lo pudre todo, ni cuyas alas le permitan volar cual pájaro, más antes de quedarme átonita ante sus movimientos, tomé la acción de correr hacía a él y embestirlo de forma directa y exitosa. Más no sabía que el bicho guardaba en su boca parte del veneno, que, por mi posición había caído por mi brazo izquierdo y toda la parte en general. Al sentir el líquido, me asusté como era de esperar, sabiendo los daños que me hizo anteriormente y obviamente reaccionando al abrazo que el planeaba. Mi cuerpo había quedado de lado en aquel abrazo por la inercia, por lo cual coloqué mi brazo izquierdo para intentar apartar la mano que venía por mi delante, sin siquiera pensar la que me encerraba por atrás, y con la única meta de salir de ahí para limpiar el veneno.

Pero en aquellos momentos, las acciones viajaban más rápidas que las acciones. Ni me había dado cuenta que era otro tipo de líquido, ni que él tenía una mano a mi espalda, o si bien lo sabía no pensaba que fuese peligrosa.
-¡Aléjate de mi, bestia! - gritaba mientras el chirrido entre mi prótesis izquierda y su garra inundaba el aparente silencio del sitio. Pero pronto, podría sentir más que eso. Sus garras se estaban metiendo en mi piel, desgarrado mi espalda en una acción casi involuntaria, con la misma rapidez que yo había embestido su cuerpo, que ahora estaba por los aires, impactando con fuerza en el edificio y atravesando varios paredes del mismo. Mis rodillas flaquearon un momento, para verme en la obligación de apoyar una de ellas en el suelo. Mis manos no habían sufrido daño alguno, pero desde mi espalda goteaba la sangre de tres tajos horizontales, en la zona lumbar. Con prisas, me quité lo que quedaba de mi pequeña túnica, y la até con fuerza ahí, sin siquiera reaccionar ante el veneno que aún tenía en el hombro y pierna, puesto que realmente no sentía ningún daño. Aún así, su textura y olor, al que ya inhalé, me molestaban. así que cogí un puñado de tierra y lo eché sobre los la masa extraña, limpiándolo así todo. Resoplé. Aún había un daño al que no había prestado atención, o quizás demasiada atención ya que la sensación me molestaba desde el momento que impacté contra la bestia. Mi hombro se vio con varias... "quemaduras" leves. Maldecí para mi misma antes de ponerme de pie. Aquello me había enfadado más si eso podía pasar. Las rayas de sus garras sobre mi prótesis brillaban con fuerza. El imbécil iba tan enserio como podía. Empecé a caminar hacía la dirección que su cuerpo había impactado, omitiendo por completo que el veneno que me había echado, en realidad, estaba por hacer su función próximamente.
Resumn:

El cuerpo de kotori impactó con el hombro derecho, siendo asi su cuerpo quedó de lado, recibiendo así parte del veneno con sangre. Por otro lado, al sentir que sus brazos se cerraban , de la repulsión y el miedo puso su brazo izquierdo por delante, que impactó por la altura del antebrazo con la garra de Ra. Aún así, su espalda quedó totalmente al descubierto, llevándose todo el daño. Inhaló el vapor del veneno, que comenzará a sentirse apartir del próximo turno.

Daño: Leve:  Tres garras en su espalda, verticales en la zona lumbar. Quemaduras en el hombro derecho.
Cansancio: No cansado.

Rejuvenecimiento: Pasiva. Permite que, de manera automática, Kotori cure con más rapidez cualquier tipo de herida causada por un arma normal o golpes producidos por objetos comunes. Eso no es una curación real, si no que evita el desangrado y reduce el cansancio del personaje de manera real. Da una ventaja real en situaciones como la falta de comida o de agua. También tiene mejor aguante a las substancias tóxicas - venenos, alcohol, drogas.  
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: El malentendido... [Pasado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.