Año 230 D.D.G
Tras un periodo de paz el nombre de un sujeto comenzó a surgir entre los piratas hasta hacerse de un renombre mundial… Norman D. Gold, un pirata que en un par de años alcanzó el poder suficiente para consagrarse como un emperador pirata y eventualmente para ser nombrado como rey de los piratas al haber reunido un tesoro inconcebible al cual se le otorgó el nombre de “One Piece”. Durante años el Gobierno hizo uso de todos sus recursos para acabar con este hombre per todo fue inútil y decidieron simplemente dedicarse a contener sus ataques. Gold sin embargo, no parece interesado en destruir al Gobierno o en atacar a sus instituciones, sino más bien en continuar explorando el mundo no conocido estableciendo con su poder una estabilidad no vista antaño en el mundo de la mano de todas las demás facciones. ¿Serás parte del mundo y su avance?. Seguir leyendo...
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estadísticas
Tenemos 1 miembro registrado.
El último usuario registrado es Admin.

Nuestros miembros han publicado un total de 6463 mensajes en 1355 argumentos.
Últimos temas
» ★ Presentación ☆
Sáb Abr 22, 2017 1:56 am por Invitado

» Temporali RPG - Afiliación Élite
Vie Abr 21, 2017 5:56 pm por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA | ÉLITE.
Vie Abr 21, 2017 4:19 am por Invitado

» Breves Anuncios Administrativos.
Vie Abr 21, 2017 12:25 am por Admin

» En busca de Skypiea y los Diales [Parte 1 - Conquista]
Jue Abr 20, 2017 2:16 pm por Invitado

» Ausenciaaaa :c
Jue Abr 20, 2017 1:19 pm por Invitado

» ¿Que le robarías al de Arriba?
Jue Abr 20, 2017 9:10 am por Invitado

» Búsqueda de colaboradores.
Miér Abr 19, 2017 10:22 pm por Invitado

» Tarea 4.- El hijo del Rey III
Mar Abr 18, 2017 2:28 pm por Invitado

Hermanos {2/4}
Élites {44/50}
Bálderook UniversityDetermination (Undertale)Rinaru - VerfallProject Fear.lessEast of Eden
OPBS © Se encuentra protegido por una licencia de Creative Commons No-Commercial 4.0. Skin desarrollado por Yosuka Akane. Todo el contenido del foro fueron obras de la administración. De la misma forma, las historias de los múltiples personajes del foro pertenecen a sus respectivos autores. Agradecimientos especialmente por los diversos tutoriales a: Asistencia Foroactivo, Savage Themes, Glintz Y Serendipity. Por Imágenes a las múltiples fuentes usadas: Deviantart, Zerochan, Tumblr Entre Otros. Módulo del Perfil por Mikae, ¡Muchas Gracias!. Se Prohíbe la copia parcial o total del contenido expuesto en el foro. Se Original.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional.

The Twisted Tale of a Happy Little Girl. [Libro de Fics]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Twisted Tale of a Happy Little Girl. [Libro de Fics]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 30, 2017 9:37 pm

- Prologo -


Ohara, un punto donde quizás, se reúnen las personas con el coeficiente intelectual más alto de todos los Blues, algunos podrían llegar a decir que también de todo el mundo, pero esto es algo que se desconoce. Una isla de eruditos, personas que se dedicaban a investigar las cosas más complejas que posee nuestro mundo, buscando la forma de resolver los enigmas que siempre han acompañado a la vida y a la humanidad misma. Pero no todos investigan el pasado, o investigan el mismo campo, algunos eruditos, llevan a cabo distintos estudios o experimentos, donde buscan llegar a una solución de una incógnita o quizás descubrir algo que no se haya visto antes, algo nuevo, algo que contribuya a alguno de los campos a los cuales estas personas basan su vida.

Es aquí donde… algunos de los Eruditos de Ohara, quizás, se fueron demasiado lejos de su meta inicial y terminarían haciendo cosas que ninguno de los habitantes de aquella isla imaginarían fuesen posibles, o que estos, pudiesen efectuar actos poco morales o asquerosos, solo para lograr algo en el campo de la ciencia o simplemente, para satisfacer sus bolsillos avariciosos. Es en esta isla, 40 años atrás, donde empezaría una de las cosas más horrendas hechas por los humanos. 1 año antes de aquellos sucesos, el gobierno había enviado a uno de sus representantes a la isla, alguien muy capaz, alguien inteligente y con una lengua más afilada que cualquier cuchilla antes vista.

Esta persona era conocida como Roderick, alguien que por su simple nombre, podía provocar que las personas a su alrededor sintieran lo imponente que era, y lo poco alcanzable que podría llegar a ser aquel agente. Este vendría a Ohara, para hacer un trato con algunos de los Eruditos que se especificaban en el campo de la genética; “El gobierno… les propone esto, tendrán todas las facilidades para sus experimentos, cualquier cosa que necesiten, el gobierno les dará el dinero para conseguirla, además de que les pagara por trabajar en estos proyectos” Dicho trato… se veía demasiado bueno para ser cierto, o más bien, no parecía ser un trato que tuviese una muy fácil condición, ¿Qué sería lo que el gobierno buscaba? “Soldados, necesitamos fuerza, necesitamos más poder, y ustedes serán los que nos lleven a un nuevo futuro, plagado de una justicia inamovible e inquebrantable” Al inicio pocos entendían a que se refería con dicho mensaje, pero… el más anciano de todos lo sabía, y solo por ver la mirada de Roderick, este sabía que las intenciones de aquel experimento, no tenían un fin para nada bondadoso.

El más anciano, era tambien el jefe del lugar, y este se negaría con rapidez a dicho trato, cosa que algunos Eruditos no aceptaron, ellos si deseaban proceder con cualquier cosa que el gobierno les  pidiera, a lo que el anciano respondería, “Si se convierten en marionetas del gobierno… ya no serán eruditos o seres humanos… se volverán esclavos, peones en su pequeño juego… ¿Seguros de que quieren continuar?” Algunos vacilarían antes de comentar algo, pero al final, nadie diría nada al respecto, las palabras del anciano eran demasiado ciertas, y eso provocaría que, Roderick solo sonriera de manera alegre, y colocándose un sombrero fedora, empezara a marchar fuera del recinto, mientras se despedía con un movimiento de su mano.

A pesar de lo ocurrido, 2 días pasarían para que las cosas volvieran a esta en normalidad, pero… estos lo sabían, el agente no se había ido de la isla aun, el gobierno no se rendiría tan fácil, o por lo menos, así fueron educados los que en aquel lugar se encontraban, sabían que la cosa no terminaría tan fácil. Y a las 2 semanas de aquel suceso, pasaría algo catastrófico, un ataque pirata al edificio central de los Eruditos de Ohara, donde morirían varias personas, y como si de un plan se tratara, el anciano también moriría, dejando el puesto de líder vacío y sin alguien que pudiese guiarlos por el buen camino. Roderick no tardaría demasiado en volver por esos lugares, “Vaya… esto sí que ha sido horrendo… “ Roderick, comentaría tratando de sonar “Triste” o “Apenado” pero era notable, era más que evidente la sonrisa que ocultaba aquel degenerado, aquel monstruo.

“No se preocupen, el gobierno luchara porque esto no vuelva a pasar nunca más, ustedes son personas demasiado indispensables para nuestro gobierno, el mundo necesita de ustedes” Un gran discurso era dado por aquel sujeto, mientras todo mundo lo observaba, muchos dándose cuenta de lo que había sucedido exactamente, y sabían que venía después de aquel discurso, “Pero… si hicieran el trato con nosotros, velaremos aún más por su seguridad, no es posible para nosotros estar al 100% atentos a ustedes o… a sus familias. Pero si estamos trabajando juntos, en la misma isla, sí que podría llegar a serlo.” Lo entendían a la perfección, no solo trataba de engañarlos, también los amenazaban, siendo que era obvio que si no aceptaban, sufrirían otro ataque de “piratas” gracias a los del gobierno.

La decisión sería tomada, o por lo menos, solo por un grupo de los Eruditos, aunque para Roderick, estos serían más que suficientes. El resto, continuaría sin ceder ante sus ideales, pero dejando de lado el que alguna vez eran amigos, compañeros o familia, de los que cedieron ante tal maniaticada. No pasaría mucho antes de que el gobierno abriera su centro de investigaciones en Ohara, y es aquí, donde una historia de tragedias, locura y dolor sin fin, empezaría.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Re: The Twisted Tale of a Happy Little Girl. [Libro de Fics]

Mensaje por Invitado el Lun Ene 30, 2017 10:17 pm

Capitulo 1: A Living Hell


El tiempo en Ohara, parecía pasar demasiado lento para los pobladores, pero para los Eruditos, que siempre ocupaban su tiempo en cosas importantes y que cada día trataban de hacer algo productivo, el tiempo parecía volar de una manera grácil o rápida. Pero después de aquel suceso, estos deseaban que el tiempo no pasara tan rápido… que aquel edificio propiedad del gobierno, no fuese terminado nunca, pero era algo imposible de evitar, antes de que pasaran 2 o 3 meses, ya este había sido terminado, y las labores comenzarían solo 1 semana después de su inauguración. Trabajos para los pobladores que no eran eruditos, una mejor protección contra los piratas, todos estaban alegres acerca de aquel edificio construido por el gobierno, excepto los Eruditos que, sabían la verdad y lo que escondían esas puertas, puertas que si te dejabas llevar por las mismas, te arrastrarían hasta lo más profundo de la tierra, casi de manera literal.

Los primeros 2 pisos, eran solo una fachada, el centro de investigación real se encontraba abajo del edificio, casi 4 plantas por debajo de la tierra, electricidad en cada una, y siendo las 2 últimas, donde las cosas más inaceptables sucedían. La 4rta planta, era dedicada a los prisioneros, los sujetos de prueba y todo aquel demasiado tonto para caer en las propuestas del gobierno. Allí, vivirían personas, y hasta nacerían personas, con el único fin de ser conejillos de indias. En esta planta habitaban, dormían y comían, esperando a que llegara su turno para subir a la 3ra planta, la planta experimental.

Esta planta, está más que decir que, se dedicaba a los experimentos que tenían que ver con la genética, la modificación celular y del adn de los diferentes especímenes de diferentes razas que poseían. “La búsqueda del poder, puede llevar a los humanos a hacer cosas dementes.” Una voz familiar, se encontraba tomando algo de vino, junto a alguien que… al ver su rostro era notable se trataba de un anciano, pero este parecía tener un puesto bastante importante, no solo por como vestía, sino por la forma en que era tratado, “Roderick… has hecho un buen trabajo, este lugar te pertenece a ti, trata de que nada de lo que aquí suceda, salga a la luz.” Aquel hombre, hablaba con una voz seria, pero profunda y tranquila, siendo que no parecía haberle molestado el comentario del de menor edad hacia su persona.

“A sus órdenes siempre señor.” Este le entregaría un poco de aquel vino en una copa no demasiado alta, “Has que trabajen bien… esos eruditos, necesitamos resultados y para pronto” Este daría un sorbo a la bebida, para luego dirigir su mirada a Roderick, quien simplemente sonreiría, “No se preocupe, yo me encargare de todo.” Este parecía estar demasiado alegre por alguna razón, algo que preocupaba al anciano, pero este tampoco le terminaría de importar demasiado la sanidad mental de aquel sujeto, siempre y cuando lograra su objetivo y el objetivo de aquel gobierno.

No pasarían más de 2 meses, antes de que los experimentos empezaran a mostrar resultados, siendo que lo primero que surgiría, sería un humano con partes de cuerpo de otras razas, y las cuales podía soportar y manipular, un Frankenstain. “Es interesante, vamos progresando.” Los eruditos que habían vendido su alma al diablo por sus familias o por el dinero, empezaban a corromperse, su corazón se hacía cada vez más y más negro, hasta el punto en el que ya la vida, les era insignificante, y rasgos de creerse un dios empezaban a hacerse ver en sus personalidades, algo nauseabundo para los Eruditos que decidieron no participar en el proyecto, el ver como sus amigos pasaban de ser títeres a monstruos, no era algo sencillo de digerir.

Pasarían 2 años, los prisioneros del nivel 4, ahora eran más, muchos más y de razas variadas, y más aún, de razas que no se habían visto antes, mestizos, monstruos. Los experimentos se volvían cada vez más peculiares, y a veces, más sanguinarios de lo que deberían haber sido, se jugaba con la vida de las personas de manera diaria, tratando de obtener mejores resultados. No era sorpresa que, de vez en cuando estos maniáticos, decepcionaran vivo a alguien solo para mantener su cadáver fresco, para poder encontrar mejores muestras.

Todo esto sucedía en el nivel 3, pero en el nivel 2, la cosa tampoco era más sencilla, siendo que, se probaban Bio-Armas en los cuerpos de aquellos pobres infelices, si estas no los mataban al instante, los mataban de manera lenta y dolorosa, solo el 0,5% de los sujetos sometidos a aquel devastador experimento sobrevivían, pero no podían llegar a estar alegres, debido a que más adelante seguirían experimentando con esos sujetos, y la muerte les llegaría quisieran o no. Era un infierno en vida, un horror que ni el más fuerte, podría contemplar sin derramar una lagrima o que sus nauseas salieran a flote.

Aun así, algunos mantenían la esperanza, de que algún día estos lograrían salir de aquel lugar, o al menos, una parte de ellos… y quien sabe, quizás lo que estos deseaban, se cumpliría en algún momento de la historia. “No me importa si terminan tomando personas del mismísimo pueblo de Ohara, necesitamos más ejemplares, necesitamos más sujetos de prueba y más razas, hagan lo que sea necesario.” Roderick era implacable y haría lo que fuera por mantener su puesto y el proyecto activo, sin importar que se sacrificasen vidas humanas en el proceso, él pensaba que… era la mismísima cara del gobierno, y muchos Eruditos, no contradecían dicha proclamación.
InvitadoInvitado
avatar


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.